Al momento

Primer contacto: Manejamos Volkswagen Virtus en Brasil, detallamos versiones, equipamiento y su llegada a México (actualizada)

El nuevo Virtus recoge las virtudes de tecnología y seguridad derivadas del nuevo Polo, así como su calidad de ensamble, junto con un buen espacio para la familia y el equipaje, valores que son importantísimos en este segmento.

Nuestro colegas de WM1 (parte del grupo Carsales Ltd) tuvieron un primer acercamiento con el VW Virtus, uno de los sedanes subcompactos que pronto llegarán a nuestro mercado con la promesa de convertirse en la referencia del segmento.

El sedán, fabricado en São Bernardo do Campo, Brasil, llegará a México en el segundo trimestre del 2018. En su tierra natal está equipad con motor 1.6 de 117 ho en la variante de entrada, además de las opciones Comfortline y Highline, impulsadas por el propulsor 1.0 TSI (turbo) de 128 hp. Se deja de lado ya la oferta del motor1.0L.

En cuanto a la transmisión, existen una opción automática de seis velocidades y otra manual de cinco marchas, dispoible sólo para la versión 1.6l.

vw_virtus_18_03

Sólido y efectivo

Probamos la versión superior de línea en la pista y no tuvimos sorpresa. El comportamiento del sedán es muy similar al del Polo. Esto quiere decir que el modelo es bien equilibrado y la suspensión del tipo McPherson en el eje frontal, y Multilink en la parte trasera, transmiten bastante seguridad en tramos de alta velocidad.

La carrocería no da indicios de que va a escapar del control del conductor y, aunque lo haga, la estructura del coche es bastante segura y cuenta con controles de tracción y estabilidad.

El propulsor 1.0 TSI es muy competente. Aunque la presencia del turbo pudiera sugerir deportividad, en realidad garantiza un rendimiento lineal, con buen nivel de consumo de combustible y le hace olvidar que está a bordo de un coche con un motor de pequeña capacidad.vw_virtus_18_02

El responsable de ello es el pico máximo de torque de 147.5 lb/pie disponible a partir de los 2,000 giros y constante hasta las 3,500 rpm. Esto hace que el conductor tenga el coche siempre listo para realizar rebases, reanudar y subir laderas con rodaje económico.

En la ciudad, el sedán garantiza un rendimiento de 11.2 km/l mientras que en la carretera los números saltan a 14.6 km, por lo menos en Brasil. Habrá que esperar en México qué homologación ofrece.

El propulsor sobresale por una potencia elástica. Son 128 hp disponibles a las 5,500 rpm, haciendo que el sedán no pierda el aliento en la parte alta del tacómetro, aunque también mucho en ello colabora la actuación discreta del cambio de seis marchas.

Esta caja entiende el comportamiento del conductor y realiza con maestría escalonamientos rápidos cuando la intención es deportividad, además de privilegiar marchas más altas cuando la búsqueda es por una conducción relajada.

Para agradar a la familia

Por lo tanto, como podemos percibir, la dinámica de conducir es uno de los puntos fuertes del Virtus. Sin embargo, quien está interesado en un sedán, ciertamente está preocupado por el tamaño del coche. Si es tu caso, puedes estar tranquilo, Volkswagen ha encontrado una solución satisfactoria para llevar con comodidad a los niños y los equipajes.

vw_virtus_18_07

La moderna plataforma MQB permitió al coche llegar a 521 litros de cajuela que, para tengamos una noción del tamaño, basta comentar que 51 litros más grande que la del Toyota Corolla, por ejemplo.

Pero, al mismo tiempo, el espacio para las piernas de los pasajeros de atrás no fue perjudicado. La longitud de 4.48 metros reserva 2.65 m para la distancia entre ejes, valor rigurosamente igual al del Jetta.

El problema quedó en la altura, más bien baja, de 1.46 m. Una persona de 1.70 m de estatura queda apenas en el límite del espacio entre la cabeza y el techo del coche. Mucho de eso tiene que ver con la caída del techo en la parte trasera, pensada para que el sedán tuviera un diseño semejante al de un coupé. El sacrificio de la funcionalidad en pos del diseño.

vw_virtus_18_01

Sin embargo, la solución creada para la estética del Virtus consiguió transmitir un aire de modernidad y robustez al coche. Hay líneas bien definidas y que rodean casi todo el lateral de la carrocería. También hay un acabado cromado en las fascias, que agregan elegancia sin exageraciones.

La parte frontal y el interior del coche son iguales al del Polo, lo que puede ser considerado un punto negativo. No por el diseño externo, ni por la estética interna, sino por la calidad de los materiales de acabado. Los plásticos que sirven de base para la consola están bien encajados, pero no ofrecen calidad al tacto.

Tecnología salva equipamiento

El punto alto, sin duda, es la doble pantalla digital formada por el panel de instrumentos y la central Discover Media (una reinterpretación del Virtual Cockpit de Audi). Opcional para la versión Highline, el conjunto proporciona una experiencia a bordo única en el segmento.

De fácil manipulación, el panel de instrumentos es personalizable y puede mostrar diferentes informaciones sobre el coche, desde el nivel de presión de los neumáticos al GPS. La central tiene como destaque los sistemas Android Auto y Apple CarPlay.

vw_virtus_18_08

A pesar de que la tecnología, el espacio y el tren de fuerza son puntos a reconocer, la mayor virtud del sedán está en elementos que no podemos ver. Estamos hablando de la carrocería segura del vehículo que comparte la estructura del Polo y que fue digna de ganar cinco estrellas en la protección de niños y adultos de acuerdo con las pruebas de choque de Latin Ncap.

Además de tener un buen trabajo de distribución del aluminio de alta resistencia y materiales más maleables, el Virtus dispone de frenos a disco en las cuatro ruedas, asistente de arranque en rampa, control de estabilidad, bloqueo electrónico del diferencial, limpieza de los discos de freno en días lluviosos, frenado automático post-colisión y detector de fatiga, equipamiento que esperemos llegue a nuestro país.

También hay equipamientos de serie para todas las versiones, como cuatro airbags, sistema para anclaje para auto asientos infantiles Isofix, control de tracción y alerta de frenado de emergencia.

vw_virtus_18_04

Equipamiento y versiones

En Brasil se ofrecen tres configuaciones de equipamiento, arrancando con de entrada denominada MSI que ofrece dirección y vidrios eléctricos, aire acondicionado, asiento del conductor con ajustes de altura, sistema de sonido con bluetooth, soporte de celular con toma USB, alarma y rines de 15 pulgadas.

La configuración intermedia Comfortline con el motor TSI agrega controles en el volante, sensor de estacionamiento trasero, dirección con ajuste de altura y profundidad, salida de aire para las plazas traseras, 3 entradas USB, pantalla centra multimedia Composition Touch, carcazas de luces oscurecidas, rines de aluminio 15 “, frenos a disco en las cuatro ruedas, control de estabilidad y asistente de arranque en rampa.

Por último, la Highline complementa con paletas detrás del volante, control de velocidad de crucero, climatizador, rines de aluminio 16 pulgadas, luces diurnas en LED, guantera refrigerada y el arranque por botón.

vw_virtus_18_05

Fin de la historia
El resumen de la ópera es que el Virtus tiene diversos atributos para ser considerado una de las mejores opciones del segmento de sedanes subcompactos o de entrada a nuestro mercado.

Incluso puede competir con las versiones más caras y completas del segmento, como los Peugeot 301, Kia Rio, Hyundai Accent o Honda City.

Cumple con los requisitos básicos para ser un sedán razonable porque es espacioso y cómodo, pero destaca por la tecnología y la seguridad sin igual en la categoría.

Es posible decir que el Virtus está en una situación más cómoda en relación al Polo, porque tiene virtudes para mantener el trono de favorito para familias jóvenes o pequeñas o bien el más práctico y eficiente para los servicios de transporte.

Actualización

Sabemos que la marca tiene planes serios de su llegada a nuestro país, si bien la meta era tenerlo a finales de este 2018, un poco el precio y nivel de equipamiento retrasó un tanto su comercialización. Para el año 2019 se ve más claro el panorama por lo que estimamos que para el segundo trimestre, si todo va como debería para la marca alemana, el Virtus podría comenzar a venderse.

Por: Lukas Kenji, WM1 (texto original en el siguiente link)