Al momento

Salón de Detroit 2018: Ford Ranger 2019 busca dominar con motor turbo, caja 10 y serias capacidades off-road

El segmento de pick-ups medianas goza de buena aceptación en el mercado americano. Se han vuelto, como lo fueron en su momento las full size, en opciones sensatas para quienes buscaban vehículos versátiles para cargar con cosas de gran tamaño, la familia, usarlo en el día a día o bien para salidas de fin de semana en terrenos agrestes.

2019 Ford Ranger

Sin embargo, Ford no lo creía en 2011 cuando decidió dejar de ofrecer en los Estados Unidos la Ranger a pesar de haber vendido más de siete millones desde los 80 y hasta 2010. Ahora regresa como parte de la estrategia de venta de la marca y tiene sentido después de ver el desempeño que los sedanes y hatchback han tenido en los últimos años constantemente a la baja y los segmentos de SUVs y pick-ups siempre hacia arriba.

2019 Ford Ranger

Así, la firma decide relanzar la Ranger, fabricada en Michigan (donde también se producirá la nueva Bronco), que intentará cubrir el espacio que ha dejado el constante crecimiento en tamaño, mecánicas, equipamiento y capacidades de la gama F-150 (A.K.A Lobo en México), frente al segmento de pick-ups medianas que son más compactas, accesibles en precio y con mejor eficiencia de combustible.

Esta Ranger es el modelo que conocemos en otros mercados pero con una manita de gato en diseño y equipamiento, como nueva parrilla y cofre, además de una completísima carga tecnológica, como una pantalla central táctil LCD de 8 pulgadas con SYNC3,

Lo que sorprende de sobremanera es el enorme paso que da Ford con la Ranger al dotarla del 4 cilindros de 2.3 litros Ecoboost (que se usa en el Mustang), acoplada a una caja automática de 10 cambios –sí, dijimos 10–, o tecnologías como el Automatic Emergency Brake en materia de seguridad, además de la opción del paquete 4×4 que incluye Terrain Management System y Trail Control con hasta 4 modos de respuesta o manejo pre-establecidos, suspensiones y amortiguadores especiales, así como neumáticos y placas protectoras junto con un bloqueo electrónico para el diferencial posterior.