Al momento

Salón de Detroit 2018: Ford Mustang Bullit, la reinterpretación de la leyenda 50 años después

La marca americana echa mano de sus recursos más poderosos para revivir su presencia en el Salón de Detroit de este año y lo hace justo con una de las leyendas que son las culpables de hacer del Mustang uno de los deportivos más deseados y vendidos del planeta: la leyenda Bullit de 1968, a 50 años de que la película fuera proyectada.

El Mustang GT 390 se volvió famoso por tomar parte en una de las persecuciones de autos más emblemáticas de la historia en manos de Steve McQueen, quien habría escogido el auto para la película con la idea de reflejar un deportivo accesible, en palabras de Molly McQueen, nieta del popular actor que, aunque no tuvo oportunidad de conocerlo, sabía, por su madre, de las intenciones de su abuelo con el Mustang y su película.

Como era de imaginarse, la nueva versión del Mustang Bullit llega en el particular color verde Dark Highland (también habrá una opción de Black Shadow), de la mano de algunos elementos diferenciadores de la variante GT: tomas de aire en el cofre, rines de 19 pulgadas de diseño exclusivo, parrilla reminiscente al modelo de 1968 y unos faldones laterales. Completa el empleo de una nueva válvula de escape deportivo para dotarle de un sonido muy particular.

2019 Mustang Bullitt

 

Mayor performance

El equipamiento también suma en el Mustang Bullit 2019: asientos ventilados y calefactables firmados por Recaro, además del volante, también calefactado, pero con el emblema Bullit de la película en el centro. Se suma una pantalla LCD de 12 pulgadas en el cluster pero con una animación de inicio que hace referencia a la versión especial.

No se podía dejar fuera la caja manual de seis cambios con el pomo de bola blanca y se incluye también piel en puertas, tablero, consola y asientos con acentos en color verde.

Mecánicamente el V8 de 5.0 litros alcanza hasta los 475 caballos y 420 lb/pie de torque, con una velocidad máxima de 262 km/h. Los 15 caballos extras se consiguen gracias al empleo del colector de admisión del GT350.

La más grata sorpresa de la noche fue la aparición, junto al Bullit 2019, de uno de los dos modelos que se usaron en la película original de 1968. Dos autos idénticos se emplearon para filmar la persecución de más de 10 minutos, uno para los brincos y escenas más agresivas y otro, el “hero car” para las tomas de mayor acercamiento. El primero apareció en 2017 en un tiradero de autos en Mexical y del auto héroe no se sabía nada hasta que Sean Kiernan heredó el auto y contactó a la marca quien aprovechó para pedirle acompañara al modelo 2019 en su lanzamiento.