Al momento

Tesla vuelve a quedar corta con las entregas del Model 3 y aplaza la producción tres meses más

El objetivo de producción para el Model 3 volvió a retrasarse, aunque Tesla asegura que han hecho un avance importante para superar los obstáculos que han aparecido en la línea de producción desde el pasado mes de julio.

Originalmente, planeaban producir el Model 3 a razón de 5,000 unidades por semana en diciembre, pero por problemas con el montaje de las baterías tuvieron que retrasar ese objetivo a marzo de 2018 y ahora, Elon Musk asegura que tendrán solamente la mitad para entonces, 2,500 unidades por semana, y que el objetivo principal de 5,000 autos se vuelve a posponer, ahora para finales del segundo trimestre del año.

El Model 3 es vital para el éxito de Tesla a largo plazo, ya que es el auto que, por precio, tendrá los volúmenes de ventas más relevantes, superando al Model S y Model X, pero eso no ha sido posible porque, aunque la demanda por el producto claramente existe, Tesla no ha encontrado la forma llevarlo a las manos de los clientes en todo el mundo.

model_3_sn1_002

El Model 3 es el producto que deberá convertir a Tesla en una marca importante a nivel mundial, transformándola de una marca de nicho con productos al alcance de unos pocos a una armadora capaz de plantar cara a las grandes armadoras a nivel mundial.

A pesar de los retrasos, la tasa de producción incrementó de forma significativa, pasando de producir 793 unidades en la última semana laboral de 2017 a un ritmo de 1,000 autos por semana en los últimos días, un incremento del 26 por ciento, aunque siguen quedándose cortos respecto a los objetivos que ellos mismos impusieron, produciendo un 80 por ciento menos de las 5,000 unidades por semana.

model3-autologia-1

En el último trimestre del año se entregaron un total de 1,550 unidades del Model 3 y alrededor de 800 estaban en tránsito, por lo que podemos calcular que se produjeron alrededor de 2,300 unidades en este periodo. El Model S sigue siendo el superventas con 15,200 unidades vendidas en el último cuarto de 2017, seguido de Model X, que llegó a las manos de 13,120 nuevos clientes.

Hay que decir que los grandes armadores pueden producir más de 1,000 unidades, las mismas que Tesla saca en una semana, en solamente un día, contemplando una planta de tres turnos funcionando a todo vapor. A favor de Tesla, está que los procesos de producción para autos de combustión son menos complejos, además de que resultan más conocidos y por lo tanto más fáciles de replicar. Montar un motor de gasolina no implica un reto porque se ha hecho por decenas de años y se conocen los procesos a la perfección, en cambio, el montaje de una enorme batería es un proceso relativamente nuevo.