Al momento

Mercedes-Benz Clase G 2019: la bestia todoterreno que conocemos y amamos, ahora más cómoda en pavimento

Mercedes-Benz ha revelado una serie de imágenes de la nueva Clase G que se presentará en solamente dos semanas más en el Salón de Detroit, pero lo más valioso es que también ha dado información muy relevante sobre la mecánica del vehículo. Analizándola, podemos al fin confirmar lo que tanto esperábamos: sí, se modernizó, pero sigue fiel a su esencia.

La nueva G-Wagen mantiene el chasis tipo escalera y los tres diferenciales bloqueables con una relación más corta. La suspensión se renueva, y aunque el eje sólido permanece en el eje trasero con cuatro brazos de control, el eje frontal presume de un esquema de doble horquilla que van fijados directamente al chasis para lograr una mayor altura respecto al suelo. Seguirá siendo una autentica bestia imparable fuera del pavimento, pero ahora tendrá mejores modales dentro de él.

The new G-Class undergoing testing on the Schöckl, a 1,445 meter high mountain near the Austrian city of Graz

¿Cómo lo lograron? Ingeniería pura, el chasis es un 34 por ciento más rígido y la carrocería mejoró un 50 por ciento. Aunque la carrocería es solamente 1.5 centímetros más ancha, los ingenieros encontraron la forma de incrementar la pisada en más de 11 centímetros, por lo que la profundidad máxima de vadeo es 10cm mayor que antes, con un total de 70cms.

Los ángulos de entrada, salida y ventral mejoran en un grado cada uno, y la máxima inclinación lateral se queda en 35 grados. Mientras, el recorrido de la suspensión también incrementa, con valores de compresión y rebote, respectivamente, de 8.5 y 10 centímetros al frente, mientras que el eje trasero alcanza una compresión de hasta 8.2cms con un rebote de 14.2cms, teniendo como resultado una marcha más cómoda, pero también manteniendo las llantas siempre en el pavimento aun en pendientes muy marcadas y con obstaculos

The new G-Class undergoing testing on the Schöckl, a 1,445 meter high mountain near the Austrian city of Graz

También se anuncia un modo de manejo inédito llamado G-Mode, que en esencia parece ser lo que el modo Sport+ es para los autos de Mercedes-AMG, pero en este caso enfocado a la conducción offroad. Este puede adaptar los amortiguadores, dirección, acelerador y caja de cambios según el terreno en el que se transite.

Otra revelación es que la caja será la nueva unidad de nueve relaciones acoplada y puesta a punto especialmente para la Clase G. El software y las relaciones de los engranes son exclusivos para una marcha más confortable y mejores consumos de combustible. La caja de transferencia distribuye el torque 40/60 en todo momento, con preferencia el eje posterior y estando activado en todo momento. La reductora ahora tiene una relación de 2.93 frente a 2.1 en el modelo anterior, lo que quiere decir que cuando se activa, se multiplica el torque por la misma cantidad para situaciones de baja tracciones a velocidades de hasta 40km/h.

2019-mercedes-benz-g-class-interior

Tecnológicamente, agrega, cámara de visión panorámica e indicadores de altura, ángulos de inclinación y dirección, brújula y los distintos diferenciales según estén bloqueados. La cámara muestra la anchura del auto para dar seguridad sobre el espacio y la trayectoria.