Al momento

Salón de Los Ángeles 2017: Mercedes-Benz reinventa al CLS

Mercedes-Benz lanzará oficialmente la tercera generación del CLS coupé con tres nuevos motores de seis cilindros en línea mientras abandona los motores V6 y regresa a este arreglo tradicional para la marca la alemana y también inherentemente mejor balanceado y suave en su operar.

El nuevo CLS es más curvo que el Clase E en el cual está basado, incorporando dos motores turbodiésel y uno de gasolina, este último con 362 caballos de fuerza, aunque todos desplazan tres litros. El motor de gasolina se acopla con un sistema eléctrico de 48 voltios capaz de entregar 553lb-pie de par por breves momentos.

Este motor será usado en el CLS450 que generalmente entrega 369lb-pie, pero consigue el resto con ayuda del generador de arranque integrado que agrega 185 libras-pie y 21hp, además de una batería de ion-litio adicional.

Mercedes-Benz CLS, 2017

Como ya habíamos reportado, el CLS no tendrá un motor V8 de AMG, en parte para dejar espacio al Mercedes-AMG GT Sedán que viene en camino, pero habrá un nuevo CLS53 para remplazar al bloque de 3.0 litros de la familia ‘43’.

Todos los CLS están basados en la arquitectura MRA del Clase E y por lo tanto mantienen la caja automática de 9 velocidades, suspensión trasera de 5 brazos y de 4 al frente, además de tener sistemas eléctricos idénticos.

El nuevo auto mantiene la silueta de un coupé con cuatro puertas y las ventanas sin marco, pero por primera es un auto para 5 pasajeros agregando una plaza central en la parte trasera que puede abatirse en proporción 40-20-40 para dar un acceso extra al maletero de 520 litros de capacidad.

Mercedes-Benz CLS, 2017

El CLS saldrá a la venta para mediados de 2018, y el diseño es tanto estético como práctico, ya que consigue un coeficiente aerodinámico de 0.26 que ayuda al comportamiento dinámico a altas velocidades y también optimiza los consumos de combustible. El CLS450 emite 178 gramos de CO2 por kilómetro mientras que los dos turbodiésel se quedan 148 gramos.

Controversial desde que debutó en 2003, el CLS ha madurado dentro de la gama, permitiendo a Mercedes-Benz mantener al Clase E como un sedán tradicional y acompañarlo con un auto más arriesgado sin canibalizar las ventas de ambos a pesar de ser de tamaños y precios similares.

“El nuevo CLS es un icono de diseño como el arquetipo de coupé de cuatro puertas,” comentó el jefe de diseño de Daimler, Gorden Wagener.

El auto base tendrá amortiguadores fijos de acero, aunque las unidades adaptables son una opción y las versiones tope tendrán suspensión neumática. Los faros de LED son equipamiento de serie incluso en las versiones de entrada CLS350d, pero Mercedes asegura que la versión tope tiene luces de la máxima intensidad, con más de 1 Lux desde más de 650 metros.

Mercedes-Benz CLS, 2017

En el interior, el CLS está equipado con una pantalla de 12.3 pulgadas, como parte de los esfuerzos de Daimler para convertirse en un referente como operador de tecnología, contando tanto con In-Car-Office como con Mercedes-Benz Link para respaldarlo.

También hay rines de 18 pulgadas y 64 opciones de color para la luz de ambiente, ventilas iluminadas, asistente de mantenimiento de carril, asistente de límite de velocidad y un módulo de comunicaciones con LTE.

Mientras que los interiores del Clase E y Clase aspiran al lujo, el CLS está orientado a la deportividad y manteniendo la doble pantalla de 12.3 pulgadas de alta definición y también tiene el sistema de conducción semiautónoma del Clase S que soporta un nivel 2. Hay una nueva tecnología algo inusual, denominada Pre-Safe Sound que usa las capacidades de cancelación de ruidos para para preparar el sonido humano para el ruido del accidente en caso de colisión.