Al momento

Revelada: Infiniti QX50 2019 aparece de forma oficial por primera vez, y será mexicana

El brazo de autos Premium de Nissan ya reveló oficialmente la primera imagen de su nuevo SUV mediano previo a su aparición en salones internacionales, cosa que debería ocurrir este mismo mes en el Salón de Los Ángeles o bien, en Detroit durante los primeros días de 2018. Tras dar detalles de su nuevo motor turbocargado de compresión variable, ahora la marca confirma lo que todos esperábamos, y es que la primera aplicación de esta tecnología será, precisamente, en el QX50.

De momento solo se reveló la fotografía frontal del vehículo, aunque seguramente tendremos imágenes desde otros ángulos y también del interior en el transcurso de las próximas semanas. El diseño se apega a lo que vemos con otros productos de la firma, audaz y atrevido manteniendo un aire de familia, y limitando los cambios respecto al concepto que se presentó en Detroit a comienzos de año a espejos, faros y fascia.

infiniti_vct_01

El motor de compresión variable podrá entregar el torque y la eficiencia de un motor a diésel, pero con la potencia y respuesta de un motor a gasolina convencional. El motor entrega 268 caballos de fuerza a 5,600 revoluciones por minuto y 280 libras-pie de par a 4,400rpm, pero consigue un consumo homologado mixto de 8.7L/100km, poco más de 11km/L, cifra más que aceptable viniendo de un motor con estas prestaciones. Se acopla a una caja automática con variador continuo y habrá versiones de tracción frontal e integral.

Basada en una nueva arquitectura, el QX50 está construido usando un nuevo material de alta resistencia que consigue hasta 980MPa para resisitir a la torsión del chasis. En resumen, la nueva QX50 es un 23 por ciento más rígida que su antecesora, que no se vendió en nuestro país, y también más ligera y silenciosa.

En general, la QX50 mide 4,693mm de largo y 1,903mm de ancho con una distancia entre ejes de 2.0 metros. El espacio en cajuela es de hasta 1,699 litros con todos los asientos doblados, y de 895 cuando se ocupa la segunda fila. También estrena tecnologías semiautónomas ProPILOT capaces de regular acelerador, frenos y dirección para mantener al auto en su carril. No es un sistema totalmente autónomo, pero representa un paso importante para la marca. Además, este modelo podrá fabricarse en COMPAS, la planta de Aguascalientes de Nissan y Daimler.