Al momento

Bentley le da un nuevo y más agresivo look al Continental GT3 race car

Bentley lleva desde el 2013 construyendo las versiones para competición GT3 del Continental GT, es por eso que no nos sorprendió que este año anunciara esta variación para su Continental último modelo, lo que si nos arrancó un suspiro es lo bien que se ve, definitivamente mejor que la actual generación que ya va de salida de las pistas de competición.

Parte importante de tan buen cambio es el propio diseño del Continental para calle, pues la parrilla más ancha y más baja y la parte trasera menos robusta hacen ya mucho trabajo para que se vea tan bien, dando pie a que la versión GT3 aproveche ya estas mejoras y le agregue salpicaderas más anchas con ventilación tanto adelante como atrás, ciertas modificaciones a las tomas de aire del cofre para hacerlo ver aún más agresivo, un difusor en la parte trasera, ah, y no olvidemos el gran alerón para generar carga aerodinámica en todo momento sobre la pista.

new-bentley-continental-gt3-1-1

El performance también cambia para esta versión, pues a pesar de verse mejor que la generación de salida, esta generación tiene 50 caballos de potencia menos, dejándolo en 550 hp, pero con un peso de 1,300 kg se compensa la pérdida de caballos, además de que en esta ocasión el motor encargado de mover a esta bestia por las pistas es un V8 con turbocargadores gemelos, una gran diferencia al W12 que encontramos bajo el cofre de los Continental diseñados para la calle y aunque Bentley aún no da una explicación de porqué el cambio de motor, en Autología podemos deducir que si se mantuviera el W12 en la versión GT3, este sería en extremo pesado.

Aunque aún no se han anunciado precios, Bentley estará vendiendo esta versión a partir de junio el 2018 bajo pedido en su página de internet.