Al momento

Toyota Hilux 2018, se presenta en México con motor turbodiésel desde 420,900 pesos y analizamos a sus rivales

La exitosa Hilux llegó a México en el lejano 2003, y ahora, ya entrada en su octava generación se integran a la gama dos nuevas versiones propulsadas por inédito motor turbodiésel de 2.8 litros que cuenta con tecnologías como turbocargador de geometría variable y una relación de compresión de hasta 15.6:1, aparte de inyección directa común y necesaria en este tipo de motores.

Este motor a diésel se ofrece con dos versiones, manual y automática, ambas con tracción 4×4, aunque con diferentes enfoques y niveles de equipamiento. La versión con caja manual de 6 cambios va orientada directamente al mercado flotillero, mientras que la versión automática con idéntico número de marchas tiene un foco más de alta gama, con asientos forrados en piel, faros de xenón con LED, mandos al volante y pantalla táctil de 7 pulgadas.

hilux3

Este nuevo propulsor, que solamente llega con carrocería de doble cabina, y se suma a la versión de gasolina de 2.7 litros, eroga 175 caballos de fuerza y hasta 332 libras-pie de par con la caja automática, aunque este número se queda en 310lb-pie acoplado con transmisión manual. Cuenta con dos modos de manejo; Eco busca la máxima eficiencia en el manejo mientras que el modo Power exprime el máximo desempeño de la camioneta durante situaciones de manejo exigentes.

El sistema 4×4 integra, a su vez, 3 modos de manejo seleccionables a través de la perilla situada en la consola central y un bloqueo de diferencial para situaciones de poco agarre: 2 Hi es para condiciones regulares, 4 Hi se usa para conducción en caminos resbaladizos a altas velocidades y 4 Lo debe activarse exclusivamente fuera del pavimento, para subir pendientes resbaladizas a bajas velocidades.

El equipo de seguridad es completo, aparte de los frenos ABS para todas las versiones, se contemplan zonas de deformación controladas en chasis para impactos frontales y traseros, barras contra impactos en puertas, columna de dirección colapsable y tres bolsas de aire, dos frontales y una más de rodillas para conductor.

Los materiales en el interior son de tacto rígido, normal en un auto de idea utilitaria, pero los paneles se integran correctamente entre ellos, dando sensación de solidez y durabilidad a largo plazo, cosa que seguramente evitará que aparezcan ruidos y vibraciones con el paso del tiempo.

20171109_134824

“Hilux desde su llegada a México en 2003 ha vendido casi 93,000 unidades. Durante 2016 logramos vender en nuestro país 13,644 unidades, que representó el 13% de nuestras ventas totales; y que nos permitió alcanzar el 10mo. Lugar de ventas de Hilux a nivel mundial. En 2017, nuestra expectativa es que Hilux contribuya al 15% de las ventas totales de Toyota en México, para así alcanzar un 13.1% de participación de mercado de este segmento. Por ello, hemos decidido introducir el primer vehículo Toyota diésel para México dentro de la familia Hilux, estamos muy emocionados de presentar estas dos nuevas versiones diésel cuya expectativa de venta es de más de 5 mil unidades desde su lanzamiento hasta el cierre de 2018.” señaló Guillermo Díaz, Director de Operaciones de Toyota Motor Sales de México.

Sus rivales

Estas nuevas variantes de Hilux diésel se verá las caras principalmente con Ford Ranger, Nissan NP300 Frontier, Mitsubishi L200 y las versiones de cuatro cilindros de Volkswagen Amarok.

Referente a la variante manual, competirá con NP300 Frontier Diesel 4×4 ($451,400, 161hp), Mitsubishi L200 GLS Diésel 4×4 ($431,900, 134hp) y Ford Ranger XL Diesel ($426,000, 125hp). En este sentido, Hilux se coloca como la más potente del grupo, considerablemente más que L200 y Ranger, además de contar con tracción 4×4 que Ranger no tiene por el precio de entrada más bajo.

Si comparamos la versión AT con sus rivales, entonces me parece que por equipamiento tendrá en frente a Nissan NP300 LE TA ($574,200, 188hp), Ford Ranger XLT Diesel ($571,200, 197hp) y Volkswagen Amarok 2.0 TDI ($680,000, 180hp). Para esta versión nos encontramos con una propuesta competitiva, por debajo de Amarok en precio y a la par con el resto de sus rivales, tanto en precio como en potencia y prestaciones.