Al momento

Volkswagen prepara el regreso de clásicos pasados con propulsión eléctrica, Buggy, Safari y Beetle están en la lista

Versiones eléctricas de cero emisiones de los clásicos de culto de la década de los setentas como el Dune Buggy y el Safari están siendo seriamente consideradas en Volkswagen. El CEO de la marca, Herbert Diess, piensa que traer de regreso a autos emocionales debe ser una prioridad y busca el renacer el Dune Buggy original creado por Bruce Meyers, aparte del Kübelwagen, que en México conocimos como Safari.

Fuentes internas en Volkswagen han sugerido que mostrarán un concepto eléctrico basado en el Dune Buggy en 2018, posiblemente en el Salón de Los Ángeles en noviembre, bajo el sol californiano que lo vio nacer en hace algunos ayeres.

Volkswagen reveló un Dune Concept en 2014, que más adelante se convertiría en el Beetle Dune, pero el nuevo buggy eléctrico será parte de la estrategia para revivir a Volkswagen en los Estados Unidos, aunque también estará disponible en el resto del mundo.

vw_meb3

Esta estrategia tiene credibilidad si consideramos la flexibilidad planeada detrás de la plataforma MEB para autos de baterías, que comenzará producción con al menos 5 autos antes del 2022. “Creo que el mundo necesita autos con carácter, ¿sabes?” dijo Herbert Diess recientemente.

“MEB es flexible, tracción trasera, delantera o integral y tenemos tantos conceptos emocionales,” insistió Diess. “Luego vienen los buggies, tenemos a la Combi. Varios derivados de la Combi.”

El único problema es que, aunque Volkswagen claramente tiene los derechos sobre los nombres del Beetle, Combi y hasta el anfibio Schwimmwagen, no hay derechos sobre el Dune Buggy. Este auto fue concebido por el ingeniero californiano, surfista, marinero y constructor de barcos, Bruce Meyers, quien desarrolló el dune buggy en 1964 basándose en el chasis del Sedán. Logró vender más de 6,000 autos.

vwidbuzz-autologia-1

De cualquier forma, podríamos tener dos autos emocionales clásicos por parte de Volkswagen, la Combi por un lado y el nuevo Beetle por el otro.

¿El Beetle del futuro?

Con mucha certeza podemos asegurar que la producción del Beetle actual terminará pronto, pero una nueva iteración es posible y sería eléctrica. Solo falta que Volkswagen decida si está dispuesta a intentarlo por tercera ocasión.

“No hay decisión aún. La próxima decisión que involucre autos eléctricos será sobre el tipo de autos emocionales que necesitamos,” admitió Diess. “Tenemos tantos conceptos emocionantes en nuestra historia que no tenemos que hacer un Beetle.”

“Podría pasar el año entrante. Este Beetle no será eléctrico. El próximo podría serlo, si es que hay un próximo Beetle.” Una de las razones por las cuales Volkswagen no ha asegurado una tercera generación del Beetle es porque Diess no está seguro de que el actual haya cumplido con las expectativas.

Beetle Dune 26

“Es un muy buen coche,” dijo Diess. “¿Es bueno como un Beetle? Eso no lo sé.” Diess explicó que usando la plataforma MEB para autos eléctricos se abrió un nuevo mundo de posibilidades de nicho en producción comparado incluso con la plataforma MQB que usa propulsores de baterías, híbridos, gasolina y diésel.

“Tenemos una buena posibilidad del lado eléctrico, hacer derivados y derivados emocionales, es probablemente más eficiente conseguirlo que con un motor de combustión,” dijo. “Por ejemplo, hemos pensado en un convertible. Creo que un convertible eléctrico tiene mucho sentido. Si hacemos un convertible, pensemos primero en un propulsor eléctrico.

“Podríamos también hacer un Beetle eléctrico, porque es tracción trasera y no tiene parrilla. Si quisiéramos hacer un Beetle eléctrico sería mucho mejor que el auto actual. Mucho más cercano a la historia del Sedan original.

VW_Beetle_Pink

“Creo que la Combi es un mejor concepto emocional para la marca que el Beetle. Si vas a California, todos dirán que es una Combi.”

Otro concepto retro que gana fuerza en las salas de diseño de Volkswagen es el Kübelwagen. La primera generación, Type 82, sirvió en la segunda guerra mundial y es el equivalente alemán al Willys Jeep, aunque también fue producida por Mercedes-Benz y Opel, Volkswagen produjo la versión civil desde 1968 hasta 1983 conocida como Type 181.

Construida sobre la plataforma más ancha del Karmann Ghía en lugar de la del Sedan, el Type 181 se vendió en casi todo el mundo, en México fue conocido como Safari y tiene sentido que, si regresara, lo hiciera con el mismo nombre.