Al momento

#DiaDeMuertos: 7 ideas que murieron antes de ver la luz

La fecha lo amerita, estos días recordamos a aquellos seres queridos que ya no están con nosotros, pero que aún queremos porque fueron importantes en nuestras vidas, y en el mundo de los motores no es la excepción, pues hubo proyectos que prometían mucho pero lamentablemente nunca vieron la luz del día de manera oficial.

63turbinf

  1. Motores de turbina.

Durante la década de los 60’s, el diseño de los automóviles estaba influenciado por la aviación, y Chrysler quiso llevar un paso mas adelante este concepto y comenzar con la producción de vehículos propulsados por motores de turbina, así nació el Chrysler Turbine.

Lamentablemente, la aventura del Turbine terminó en 1967 cuando Chrysler abandonó el proyecto y la razón principal fue que la mayoría de sus componentes debían de resistir temperaturas de más de 950° centígrados, muy difícil y costoso para la época. Así fue como murió una de las ideas más innovadoras que un fabricante haya tenido en la historia.

 

Bose active suspension Lexus LS400 front

  1. Suspensión electromagnética

BOSE, la misma marca que se encarga de producir sistemas de audio premium, quiso dar un salto y no solo quedarse en el sonido del vehículo, sino incursionar en el sistema de suspensión de la época, tomando y aplicando algunos de sus conocimientos en la ingeniería.

Lo que proponía la marca era un sistema de suspensión electromagnética que pudiera resolver el problema de escoger entre el confort de una suspensión blanda o el buen comportamiento dinámico de una suspensión dura, lo que dio por resultado una suspensión con un motor electromagnético y un amplificador de potencia que en conjunto con unos sensores adaptaban la dureza y suavidad de la misma dependiendo la ocasión, sin embargo esta idea quedó en el limbo debido a que era muy pesada y muy costosa para usos comerciales y jamás supimos más de este proyecto que prometía mucho.

sinclair_c5_driver-570f89673ad76

  1. Sinclair C5.

La marca de investigación científica Sinclair decidió entrar al mundo de producción de transporte en 1985 con el C5, un pequeño vehículo diseñado para transportarse con relativa facilidad por la ciudad en trayectos cortos, y además de todo era eléctrico, algo sin precedentes para la época.

Sinclair C5 murió de manera pronta pues tenía ciertos problemas que detuvieron la producción de este urbano adelantado a la era; el precio de producción era muy elevado, sus niveles de seguridad muy bajos, rangos de autonomía deplorables y una batería que se descargaba de manera muy rápida.

rocket_brakes_0-570faa42a2f96

  1. Frenos cohete de emergencia.

En el año de 1946, los accidentes de trafico ya comenzaban a aparecer como un problema, y si a esto le sumamos que los vehículos de la época no contaban con cinturones de seguridad y mucho menos con asistencias de seguridad como hoy en día podemos encontrar en la mayoría de los coches el asunto se agravaba aún más, pero Allegany Ballistics Lab surgió con una solución, o algo así.

Se trataba de un sistema de frenado de emergencia basado en cohetes apuntando en dirección contraria al movimiento del vehículo, que al presionar de manera brusca el pedal del freno se activarían para ejercer una fuerza contraria y ayudar a frenar el coche, el problema de esta “solución” fue que los ocupantes estaban sometidos a fuerzas de 20 G, cifra mortal para un humano no entrenado aparte de tener un alto riesgo de incendio en caso de accidente y un precio muy elevado.

ford_flivver_aircraft

  1. Coches voladores.

Todos hemos soñado alguna vez con coches voladores, esa práctica solución que todos deseamos para evitar el tráfico o incluso para llegar de manera más rápida a nuestro destino. Ford fue uno de los pioneros en esta idea, pues en 1926 intentó construir una mezcla entre un aeroplano y un vehículo pequeño de un solo ocupante.

Desafortunadamente, esta idea fue abandonada solo un par de años después cuando uno de los pilotos falleció en un accidente durante pruebas y aunque lo que hoy en día se asemeja más a este proyecto es el AeroMobil 3.0, este no puede ser considerado un coche, pues comparte más componentes con un avión que con un automóvil como los conocemos.

New spotlight function for Active Night View Assist Plus: Enhanced safety for pedestrians.

  1. Visión nocturna.

La tecnología avanza de manera acelerada, y algunas compañías han querido usar esto a su favor intentando equipar a sus vehículos con elementos tecnológicos que ayuden a una mejor conducción y seguridad; un ejemplo es la visión nocturna que marcas como Audi, Mercedes-Benz, Cadillac o BMW han intentado montar en sus coches.

¿El resultado? Deberías de quitar tu atención en el camino para centrarte en ver un monitor dentro del tablero de instrumentos, lo que hacía esta tecnología insegura y poco práctica, razón por la que las marcas decidieron dejar morir esta idea y enfocarse en opciones de seguridad más viables para el usuario.

cool-inventions-car-shovel

  1. Atrapa-peatones.

En 1930 se diseñó un sistema de seguridad para los peatones con la intención de salvar vidas. Se trataba de una canasta de metal montada en la parte frontal del vehículo que, en caso de tener un accidente, recogería al peatón en vez de pasarle por encima para no poner en riesgo la vida.

A pesar de que la idea era buena, la practicidad de este invento no lo era, pues ocasionaba lesiones a los peatones que podrían resultar en heridas graves, por lo que esta idea resultó en un plan fallido, aunque dio paso para tecnologías en fascias y cofre que también se enfocan en proteger al peatón, minimizando los daños en caso de impacto.