Al momento

A prueba: Ford Lobo Platinum 2018, el tanque de lujo perfecto

El mundo automotor es sumamente competido, con una gran cantidad de marcas y opciones. Vender y ofrecer un producto competitivo ya es complicado, pero ser el número uno de tu segmento es verdaderamente un reto. Si además le sumas que eres uno de los más vendidos del planeta, entonces estamos hablando de un producto único, histórico, adjetivos que se merece y que se ha ganado a pulso la Serie F de Ford.

En México su mejor representante es la Lobo, un nombre que se le dio únicamente para nuestro mercado a la F-150 en un inicio a la versión más equipada y, posteriormente, fue tal la aceptación de los mexicanos al producto, que ahora prácticamente a todas las pick-ups de Ford les llamamos Lobo, así es que en los siguientes renglones nos referiremos a la F-150 como Lobo. Avisados están.

ford_lobo_plat_test_23

Un millón, solo en Norteamérica

El nombre de Lobo cumple con esta actualización de generación 20 años de vida y la Serie F de la marca, ni más ni menos que 100. Así de experiencia tiene Ford fabricando pick-ups.

Y esta nueva generación, es, por mucho, la mejor Lobo de la historia. Hay que reconocerle y agradecerle a Ford el compromiso que tiene con su pick-up. No se andan con medias tintas.

ford_lobo_plat_test_29

Como con el Mustang, su camioneta es quien manda en el segmento y a nivel mundial, por si no lo sabías, es uno de los productos más vendidos año con año. Se vende una F-150 cada 11 segundos y para este 2017 la marca estima superar el millón de unidades comercializadas, cifra que únicamente cuatro autos han conseguido en la historia. Más relevante todavía: nuestra querida Lobo se vende únicamente en nuestro continente y lleva como líder del segmento en los Estados Unidos desde 1977. Woao.

La mejor

Con todos esos argumentos detrás, no podíamos esperar menos para esta actualización. Mantiene su construcción en aluminio, pero le adhiere todo lo que un SUV de lujo debería ofrecer buscando entregar más y mejor equipamiento de confort y seguridad.

La versión que tuvimos para evaluar fue la Platinum que estrena parrilla, faros, fascias, portón y rines. Por dentro presume de sendos asientos forrados en piel con ventilación y calefacción para las plazas delanteras y calefactables para las posteriores. También tienen masaje para ambos asientos delanteros, insertos en madera cruda, plásticos y ensamble sin quejas, incluso algunos detalles de piel cosida en el tablero, además de un quemacocos enorme acompañado de un techo panorámico. Sí, panorámico.

ford_lobo_plat_test_12

 

Otro detalle de lujo es la ventanilla posterior eléctrica, cámara de reversa con alerta de tráfico cruzado y sensores de estacionamiento, así como puerta posterior con apertura remota eléctrica.

Agreguen el SYNC3 con Apple Car Play y Android Auto, además de un potente equipo de sonido Premium submarca de Harman llamada B&O Play con 10 bocinas y un subwoofer y un sin fin de conectores USB, de encendedor y dos más de clavija de 110 voltios.

En seguridad controles de tracción, estabilidad, antivolcadura, 6 bolas de aire y cinturones posteriores con las bolsas de aire también incluídas. ¿Qué más podemos pedir?

Ford_Lobo_Platinun_Autologia03

7.6s de 0 a 100 km/h

La mayor crítica que podríamos (pero no lo haremos) hacerle es olvidarse del V8 para la versión Platinum. Prefiere el empleo de un motor V6 de 3.5 litros de la familia Ecoboost que agrega inyección directa y eleva considerablemente las cifras de potencia y torque: ahora ofrece 375hp y hasta 470 lb/pie de torque, una verdadera bestialidad. Además, ahora entrega el máximo torque 750 rpm antes, lo que le vuelve todavía más efectivo. Y no podemos criticarlo porque es una delicia.

El motor es silencioso cuando rodamos en ciudad, incluso podemos llevarla a velocidades citadinas con solo acariciar el pedal y el consumo es bastante benevolente considerando tamaño (5.3 m de largo) y peso (2,219 kilos), con alrededor de 5.4 km/l. Pero es muy difícil no sentirse seducido por presionar el pedal con alegría y entonces el consumo es lo que menos importa en este producto.

ford_lobo_plat_test_27

Solo tendrás que decidir entre pagar la mensualidad de un subcompacto o un tanque de tu nueva Lobo de 98 litros: al momento de la prueba el tanque lo llenamos con 1,799.28 pesotes. Pero eso es, honestamente, un precio justo que hay pagar por el producto que tienes la dicha de conducir.

El turbo lag es inexistente y la respuesta del motor y el sonido que le acompañan son altamente seductores. Acelera sin chistar y, curiosamente, el eje posterior se siente bien plantado siempre y cuando el piso esté en buenas condiciones. Si se te ocurre acelerar en un camino maltratado es muy probable que las asistencias entren en funcionamiento para evitar que termines cruzado o sobre la acera.

El dato de aceleración es más que evidente: 7.6 segundos en el 0 a 100 km/ de acuerdo con nuestras pruebas de Vbox, cifra que muchos deportivos de élite no consiguen; pero mucho de ello tiene la culpa la efectivísima caja de 10 relaciones. Siempre está engranada en la relación que debería y hace de su conducción una delicia o un deportivo, según se le pida.

Como muestra, puedes rodar en sexta relación a 60 km/h en avenidas citadinas a menos de 1,000 rpm con más de 10 km/l en tiempo real. Eso es efectividad.

Además, sumen que la nueva Lobo tiene cinco modos de manejo: normal, tow/haul, snow/wet, eco-select y ¡sport! Sí, sport, modo en el que hicimos nuestras pruebas de la acleración y sí, hasta burn out se pueden hacer.

La frenada evidentemente no es su fuerte, puesto que para detener las más de dos toneladas se requieren de 54.8 metros. La fatiga frenada tras frenada es considerable pero los datos arrojados, para el segmento, no son los peores.

Sin embargo, por el tamaño que tiene, me parece que debería ser obligado para la marca ofrecer el paquete de asistencia en la conducción que sí se ofrece en Estados Unidos, con control de velocidad adaptativo con función de detención y rearranque, asistente de pre-colisión y detección de peatones.

Ford_Lobo_Platinum_Autologia02

Y también para el campo

Con toda la farmacia integrada, era de esperarse que también contáramos con capacidades 4×4. Tiene caja de transferencia y modos de tracción 2Hi, 4×4 Automático, Hi y Low. Por el tamaño de los neumáticos y altura respecto al piso es realmente complicado que se atore en pasos de nivel medio/agresivo.

Arranca el terreno y se abre paso a su deseo. Lo que sí debemos aclara es que por su distancia entre ejes será complicado que ataque pasos extremos. Pero si quieres salir del camino y atacar terrenos muy agrestes, lo hace con la mano en la cintura.

El sistema se compone de un bloqueo electrónico que notamos tiene algún retardo, sobre todo porque el motor puede girar de vueltas muy rápido por ser turbocargado y a pesar de la reductora. Lo que se agradece mucho es que la caja tiene una función muy interesante: se pueden limitar la cantidad de relaciones en operación, que se vuelve muy útil para pasos fuera del camino.

Perfecta

Es respondona, agresiva. Transmite poderío, robustez. Es un verdadero tanque de guerra con todo lo que puedes pedir para ir con el mayor confort y espacio posible a los sitios más remotos del planeta. Además, la marca ha tenido el detalle de subir muy poco su precio respecto de la generación anterior con más equipo, caja nueva, actualización visual, en fin. No hay queja alguna. Es un producto que todo para lo que fue concebido lo hace muy bien, porque hasta cargamos con un enorme tanque de agua para unas pruebas que requerían mojar el piso.

Ford ha conseguido lo imposible: hacer altamente deseable a un producto que nació con el cometido de usarse para el trabajo. Quiero trabajar así todos los días.

Ford Lobo Platinum
Motor: V6, 3.5L Ecoboost 375hp y 470lb/pie
Transmisión Automática 10 velocidades
Consumo oficial: Ciudad: 7.6 km/l
Carretera: 10.6 km/l
Consumo en pruebas: Ciudad: 5.4 km/l
Capacidad de carga: 900kg
*0 a 100 km/h: 7.6s
*100 a 0 km/h: 54.8m
Versiones y precios:
XLT Cabina Regular 5.0L V8 4×2: 572,300 pesos
XLT Cabina Regular 5.0L V8 4×4: 616,300 pesos
XLT Dbble Cabina 5.0L V8 4×2: 651,700 pesos
XLT Dbble Cabina 5.0L V8 4×4: 696,700 pesos
Lariat Doble Cabina 3.5L V6 Ecoboost 4×4: 803,500 pesos
Platinum Doble Cabina 3.5L V6 Ecooboost 4×4: 894,600 pesos
Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox de Vbox México