Al momento

Los 10 mejores coches que Australia le regaló al mundo

Australia es un país conocido por muchas cosas, como su clima caluroso, las innumerables playas donde se puede practicar surf, algunos  de los animales más exóticos que existen y, por supuesto, el hecho de que los canguros sobrepasen 2 a 1 a la población. Además de todo ello, Australia tiene un corto pero efectivo historial dentro de la industria automotriz y antes de que el último vehículo fabricado en este país ruede fuera de la línea de ensamble a finales del 2017, hemos hecho una lista con los 10 mejores vehículos australianos y vaya que hay algunas joyitas para compartir.

usc70hyc321b021006

  1. HSV GT Maloo

¿Qué obtienes cuando tomas la carrocería de un Holden VF Commodore pick-up y le montas un motor LSA V8 supercargado? Obtienes la mini pick-up fabricada en serie más rápida del mundo con 578 hp y 546 libras-pie de torque a las ruedas traseras. Esta bestia de motor 6.2 litros podía ir de 0 a 100 en 4.4 segundos.

Holden es la división australiana de alto rendimiento, algo así como la división M de BMW o AMG de Mercedes-Benz, es por eso que solamente se hicieron 250 unidades de Maloo, cuyo nombre en la lengua aborigen de Australia significa “trueno”.

fpv-f6x-270-1-5655b2da91c5d

  1. FPV F6X 270

Ford Performance Vehicles o FVP, desarrolló en Australia esta SUV con el objetivo de ser un ícono nacional con el que pudieran demostrarle al mundo que los australianos también saben construir SUVs.

Con un motor de 6 cilindros en línea, 4.0 litros turbocargado, entregaba 362 hp y 406 libras-pie de torque a las 4 ruedas, haciendo que lograra el 0 a 100 en solo 5.9 segundos desde parado e incluso podía devorar curvas como los grandes superautos.

Desafortunadamente, debido a una crisis de combustible y materiales, la F6X vio el fin del camino de manera pronta pues solamente 229 fueron construidas.

trd-aurion-3-5655b2ece6d6e

  1. TRD Aurion

Después de que Toyota Australia decidiera dividir el Camry entre motores de 4 y 6 cilindros, la versión V6 fue bautizada por los australianos como Aurion. Echaba mano, además de un kit de carrocería inspirado en la fórmula uno, una suspensión mejorada y llantas de competición. Así, rápidamente el Aurion se hizo de fama en Australia.

Pero lo que en verdad lo hacía especial era el motor, pues tenía un motor V6 supercargado de 3.5 litros produciendo 323 hp y 295 libras-pie de torque, lo que hacía a este sedan el más rápido de la época en aquel continente, logrando el 0 a 100 en 6.0 segundos y el cuarto de milla en 14 .2 segundos.

w547-2-lg

  1. Walkinshaw W547

Walkinshaw tomó la carrocería del Holden Commodore y le montó un supercargador al  V8 LS3 de6.2 litros aumentándole la potencia en casi un 80%, pues arrojaba 734 caballos de fuerza y 649 libras-pie de torque. ¡WOAO!

¿Cómo lograban tanto poder? Además del supercargador, incluía inyectores de alto flujo, intercooler de agua y aire, headers, filtro de aire de alto flujo, árbol de levas modificado y sistema de escape mejorado.

La ventaja del W547 es que no tenía modificaciones exteriores, por lo tanto, parecía un completo sedan familiar a simple vista, pero en el fondo era una bestia con más caballos que un Challenger Hellcat.

ford-xy-falcon-gt-ho-phase-iii-5655b314b1718

  1. Ford XY Falcon GT-HO Phase III

Un nombre nada corto, pero definitivamente lo vale. Reconocido entre los australianos como el coche más icónico jamás construido, el Ford XY Falcon GT-HO Phase III era el vehículo de producción más rápido cuando salió de la línea en 1971.

Impulsado por un motor Cleveland 351 V8, el Falcon producía, según Ford, 300 caballos, sin embargo, se llegaron a registrar hasta 380 hp recién salido de fábrica, dándole al sedan de tracción trasera un tiempo de 8.4 segundos de 0 a 100 km/h y una velocidad máxima de 228 km/h.

Lamentablemente, este sedán vio el fin de la producción cuando en Australia entró “el miedo de los superautos” donde la gente estaba en contra de tener vehículos que pudieran alcanzar más de 200 km/h rodando en la vía pública.

mitsubishi-ralliart-magna-1-5655b3298728a

  1. Mitsubishi Ralliart Magna

A principios del 2000, Mitsubishi decidió propagar su éxito en rally de manera mundial creando diferentes tipos de sedanes deportivos y, gracias a esto, Australia dio a luz al Ralliart Magna, un sedán inspirado en el Mitsubishi Lancer Evolution VI.

Tomando elementos como el alerón de competición o el frente agresivo de su primo el Evolution VI, el Ralliart Magna comenzó a ganar popularidad entre los australianos. Lamentablemente tenía una falla critica que le impidió seguir en la fabricación deteniendo el contador en tan solo 500 autos producidos.

El motor V6 3.5 litros del Ralliart Magna daba 241 hp y 237 libras-pie de torque, sin embargo, solo entregaba la potencia a las ruedas delanteras, lo que se tradujo en una inmensa cantidad de torquesteer haciéndolo prácticamente incontrolable.

holden-vl-commodore-1-5655b337e6507

  1. Holden VL Commodore

El Holden VL Commodore fue una extraña mezcla entre ingeniería japonesa y australiana, pues bajo el cofre montaba el motor RB30ET, el mismo que el R31 Skyline, que entrega 201 hp a las ruedas traseras.

Existió una versión más radical de este sedán en donde le montaban el motor que usaba el GTR RB26DETT de 280 caballos de fuerza y era utilizado en circuitos de carreras, además de que la policía australiana lo usara por un tiempo como su vehículo oficial para persecuciones en carretera.

fpv-gt-f-351-1-5655b349afbb8

  1. FPV GT-F 351

Este fue el último vehiculo producido por Ford Performance Vehicles, un homenaje al Falcon GT construido en tierras australianas con el numero 351 al final para hacer referencia a los viejos motores 351 que usaban en los años 70.

Para impulsar un coche tan importante, FPV tomo el motor 5.0 litros V8 de la quinta generación de Mustang GT y le atornillaron en la parte superior un supercargador, para sumar 542 hp y permitiéndole ir de 0 a 100 km/h en 4.5 segundos.

Lamentablemente, solo se hicieron 500 de estos vehículos y el último de ellos se puso en subasta en internet con la intención de recaudar fondos para la fundación nacional del cáncer de mama en Australia.

bolwell-nagari-5655b3505cc61

  1. Bolwell Nagari

Grame Bolwell, creador de este vehículo, se hizo de fama en Australia vendiendo kits de modificación de carrocería y tuvo la idea de este coche después de una visita que tuvo a la planta de Lotus en Reino Unido, lo que resultaría en un supercoche de sangre australiana.

El Nagari era un vehículo sumamente veloz, pues pesaba solamente 920 kg y era propulsado por un motor V8 Ford que producía 330 hp a las ruedas traseras. Con esta distribución de peso entre motor delantero y tracción trasera, el Nagari era uno de los mejores en cuanto a estabilidad se trataba.

El Nagari, se produjo solamente durante 4 años entre 1970 y 1974, en donde solo 100 coupés y 18 convertibles vieron la luz del día.

holden-monaro-gts-1-5655b363b79c4

  1. Holden HK Monaro GTS

Este Holden HK Monaro GTS gano popularidad entre los australianos por una simple razón: tomo la mayoría de sus componentes de un vehículo ya conocido, el Chevy Camaro, además de añadir ciertas modificaciones y se las puso a un coupé poco agraciado.

En un inicio, Holden creyó que el motor V8 de 327 caballos que utilizaba el Camaro en la época no entraría en el pequeño coupe de 2 puertas australiano, pero resulto que estaban equivocados y el motor Chevrolet les ayudo a ganar su primera carrera en 1968.

A pesar de que solo estuvo 9 años en el mercado australiano, el Holden HK Monaro GTS sigue siendo uno de los vehículos más queridos en Australia por que demostró en los años 60 que un vehículo fabricado en Australia podía ser tan bueno como uno construido en Estados Unidos.