Al momento

Análisis futuro: Nissan Qashqai, ¿hay espacio para un SUV más en la gama de Nissan?

Hemos visto recientemente en Twitter algunas imágenes de la Nissan Qashqai, también conocida como Rogue Sport en Estados Unidos, rodando por pavimento mexicano. El Qashqai es un SUV compacto que ha roto todos los récords de ventas, convirtiéndose en el utilitario mejor vendido del viejo continente.

En el pasado Salón de Detroit la marca introdujo este modelo a los Estados Unidos bajo el nombre de Rogue Sport, aprovechando que en aquel mercado así se conoce a nuestro X-Trail para asociarla con el modelo de mayores dimensiones e integrarla a la familia. Vale la pena hacer énfasis en que Rogue Sport se introdujo a Estados Unidos porque en aquel mercado no se comercializa Kicks, por lo que este producto funge como el acceso a la gama de SUVs de Nissan.

2017-nissan-rogue-sport-001

Este auto mide 4,379 milímetros de largo, quedando justamente entre la subcompacta Kicks con sus 4,294 milímetros y la superventas X-Trail que mide 4,690mm. Sea que pudiera llegar llamándose Qashqai o Rogue Sport, sería una alternativa interesante en la parte baja del segmento de los SUVs compactos, contra camionetas como Hyundai Tucson, SEAT Ateca o las versiones de acceso de Kia Sportage.

Kia Sportage, por ejemplo, es una de las más pequeñas del segmento con 4.48 metros de largo, al igual que Ateca con sus 4,363mm. De hecho, la nueva Rogue Sport sería ligeramente más grande que Ateca, la más pequeña actualmente de esta categoría. Por su lado, X-Trail es una de las más grandes y es precisamente por este punto por el que creemos que Rogue Sport tiene sentido para tierras aztecas.

2017-nissan-rogue-sport-08

Incluso por motor, cae exactamente entre Kicks y X-Trail, puesto que echa mano de un propulsor atmosférico de 2.0 litros que eroga 141 caballos de fuerza y 147 libras-pie de par, acoplado siempre a una caja automática con variador continuo. Con este motor, estaría muy cerca de Hyundai Tucson y las versiones 2.0 litros de Kia Sportage, ya que ambas erogan 153 caballos de un motor con 2.0 litros.

En cuanto a precios, la versión Exclusive de Kicks se vende por 359,600 pesos, ya con todo el equipamiento de seguridad y confort posible incluyendo control de estabilidad y 6 bolsas de aire, mientras que X-Trail se volvió más costosa con el rediseño de media vida que tuvo hace unos meses y las versiones Sense se venden por 385,500 pesos. Entonces, sería inteligente que el nuevo SUV nipón pudiera venderse por un rango de entre 340,000 y 390,000 pesos, apelando a clientes que busquen más equipamiento que X-Trail Sense en un paquete más compacto y por menos precio.

2017-nissan-rogue-sport-004

Adicionalmente, Nissan no tiene un rival por precio para las versiones de entrada de Sportage, que por 355,900 pesos se posiciona como la más accesible del segmento y deja muy por encima a rivales como Honda CR-V, Nissan X-Trail o Volkswagen Tiguan, cuyos precios arrancan cerca de los 400,000 pesos. Nissan Qashqai podría ser justamente el auto que la marca buscaba en este segmento, con una propuesta de tamaño y equipo que podría ser atractiva si el precio es el correcto.