Al momento

Primer vistazo: Audi A7 2018, es lo mismo de siempre y eso es muy bueno

El coupé de cuatro puertas de Audi llegó en 2012 para hacer frente al gran éxito que tenía el Mercedes-Benz CLS e intentar comerse una porción del pastel en este segmento Premium. Desde entonces, llegó también BMW con su Serie 6 Gran Coupé y Audi solamente dio un rediseño pequeño a su A7 en 2014, introduciendo las variantes S y RS de alto rendimiento.

Hoy se presentó en Alemania la segunda generación del nuevo auto, que finalmente está basada en la nueva plataforma MLB Evo de Audi que ya ocupan los A8, A4, A5, Q5 y Q7 y que visualmente toma una cierta inspiración en el nuevo A8, el buque insignia de la marca en todo sentido.

audi_a7_04

Ya lo habíamos cazado con camuflaje y teníamos una idea sobre cómo podría ser, pero nuestras ideas estuvieron más cerca de lo que imaginábamos. Aparece la parrilla hexagonal con diseño Single Frame y faros de LED con un aspecto más fino y estilizado que el actual.

El lateral es indiscutiblemente el de un Fastback, con una caída del poste C agresiva y un aspecto musculoso para las salpicaderas y fascias inferiores. El trasero sí ha tenido un cambio más importante y notable, con un nuevo faro que cruza todo el ancho del auto con 13 elementos individuales en lugar de las unidades en cada lado.

audi_a7_02

El interior del A7 también toma inspiración de la nueva familia de autos de Audi, especialmente de lo visto en A4 y A8. Cuenta con dos pantallas centrales independientes para las labores del info-entretenimiento más el ya conocido Virtual Cockpit de la marca de los cuatro aros. En la consola central ya no hay botones, la pantalla superior de 10.1 pulgadas controla el audio y navegación, mientras que la unidad inferior se encarga del control de clima.

Destaca que ya no aparecen los controles MMI como si pasa con todos los autos de la marca, todo se controla con el tacto. También cambia la posición de la pantalla, que ya no aparece como una tableta sobre el tablero, sino que se incorpora y va angulada hacia el conductor.

Audi A7 Sportback

Tecnológicamente suma los nuevos asistentes de conducción estrenados por el A8, con aparcamiento autónomo que permite al conductor bajar del auto y dejar que el auto se estacione por cuenta propia. Los motores serán de arranque V6 de gasolina y diésel, aunque aquí esperamos solamente a los propulsores de gasolina. El V6 TFSI de 3.0 litros con sistema eléctrico de 48 voltios entrega 340 caballos de fuerza y 368lb-pie de par, mientras que el componente eléctrico se encarga del motor de arranque para facilitar la operación del sistema Stop&Start.

Este motor consigue acelerar a 100km/h en 5.3 segundos acoplado únicamente a una transmisión S-Tronic de doble embrague y 7 marchas con sistema de tracción integral Quattro. También veremos motores V6 con diferentes niveles de potencia y más adelante, un 2.0 litros TFSI de cuatro cilindros con alrededor de 252hp como la opción acceso, pero este será el más potente hasta que se anuncien oficialmente los S7 y RS7.

Audi A7 Sportback

Con la gama de motores, se anuncia que el esquema de nombres anunciado por Audi hace un par de meses no estará vigente para el continente americano, solamente en Europa. No tendremos en México los nombres según la potencia, sino que seguiremos viendo la nomenclatura de acuerdo al tamaño de los motores en litros.

También habrá opcionales como un sistema de torque vectorial y eje trasero direccionable que puede girar las llantas traseras hasta en 5 grados para facilitar las maniobras a bajas velocidades o mejorar la estabilidad en curvas a altas velocidades.