Al momento

La siguiente generación del Land Rover Defender estará movida por un motor eléctrico

No se confirma si el motor galvánico será el que mueva cien por ciento al todoterreno, o si la aplicación será híbrida. De igual forma, la firma británica confirma que su próximo Defender tendrá presencia eléctrica en su tren motriz.

Land Rover se suma al grupo de fabricantes que ya están buscando electrificar a sus vehículos para reducir costos, consumos y sobre todo, contaminación. El Defender no sería el primer vehículo de la marca en recibir propulsión eléctrica, recordemos que Jaguar ya presentó al I-Pace, un SUV pequeño totalmente eléctrico que planea ofrecer movilidad urbana y también un campeonato monomarca.

En específico, Land Rover ya está mostrando sistemas híbridos en su Range Rover Sport, que se presentó hace unas semanas, por lo que no vemos difícil que el nuevo Defender incorpore un sistema de propulsión muy similar al de su hermano deportivo.

Ahora bien, este tema aún no está completamente cerrado. Los directivos dicen que aunque los vehículos todoterreno no discriminan a los impulsores eléctricos, tendrán que analizar bien el desarrollo antes de decidirse por algo.

Lo que es un hecho es que el próximo Defender llegará en 2019 con muchas sorpresas en prestaciones y tecnología. Por ahora solo queda ser pacientes para conocer después el diseño final y las configuraciones que se le otorgarán.