Al momento

BMW promete un Z4 con un tratamiento totalmente diferente al del Toyota Supra

No sólo el diseño será diferenciador, se habla de cambios muy marcados en el apartado mecánico y en las sensaciones de conducción. Las puestas a punto serán diferentes, proponiendo una conducción más refinada en el producto de BMW.

BMW y Toyota tienen el claro objetivo de que nadie confunda a los dos grandes modelos que están desarrollando en conjunto. Hace unas semanas, se dijo que el acuerdo de alemanes con japoneses se obligó por los costos de economía de escalas, ya que era muy caro e innecesario desarrollar una plataforma única para el Z4, un roadster que cada vez pierde más terreno en la industria actual.

Obviamente, el coche que se presentará finalmente será bastante diferente del prototipo que se presentó hace poco en un colo naranja bastante histórico. Se dice que el rango de potencia iniciará para el Z4 en 180 HP y terminará en unos 400 HP, lo que nos deja dudando sobre el tratamiento que se le dará al Supra.

De igual forma, al Toyota Supra lo conoceremos en muy pocos días, cuando el Salón de Tokio 2017 abra sus puertas y pabellones a todos los reflectores de la industria automotriz mundial. ¿Será que este nuevo Supra llene los zapatos de su antecesor?