Al momento

Toyota, Mazda y Denso colaborarán en el desarrollo de una arquitectura eléctrica para 2020

En agosto, las dos marcas japonesas anunciaron un acuerdo para la construcción de una nueva planta en Estados Unidos que produciría SUVs para Mazda y el nuevo Toyota Corolla. También colaboran actualmente con los Mazda2 y Toyota Yaris R que se venden en nuestro país, autos que comparten estructura y motorizaciones.

Ahora, Mazda, Toyota y uno de los proveedores japoneses más importantes de la industria automotriz, Denso, han creado una compañía conjunta llamada EV Common Architecture Spirit Comany (EVCAS) y las tres empresas trabajarán de cerca para desarrollar una nueva arquitectura para autos eléctricos y los componentes para impulsarlos.

Este acuerdo servirá para desarrollar todo tipo de vehículos, desde compactos y subcompactos hasta SUVs. Encabezada por el vicepresidente actual de Toyota, Shigeki Terashi, la razón detrás del acuerdo fue la de compartir costos de desarrollo para proveer el volumen que se necesita para volver viables a los autos eléctricos.

mazda_toyota_01

Se piensa que el motivador real del acuerdo es la enorme demanda en Europa y el frenesí de nuevos autos eléctricos de marcas como BMW, Volkswagen e incluso, Jaguar-Land Rover. De inicio, esta compañía tendrá solamente 40 empleados, elegidos de entre los mejores ingenieros de las tres firmas.

En panorama actual de la industria, ambas marcas comenzaban a rezagarse con el desarrollo de autos a baterías, y este acuerdo les permitirá a ambas contar con tecnología de punta al mismo tiempo que el resto de la industria por un precio competitivo aplicando economías de escala. Toyota es muy valorada por sus sistemas de producción esbeltos, mientras que Mazda, a pesar de ser una empresa relativamente pequeña, es respetada por su experiencia en el desarrollo de trenes motores innovadores y puesta a punto.

Se ha decidido emplear de inicio a pocas personas para emular a las compañías de Silicon Valley y permitir reacciones rápidas ante nueva tecnología. Toyota es dueña del 90 por ciento de EVCAS y será la líder del proyecto, que trabajará para desarrollo conjuntos de tecnología antes de que las marcas la tomen y la individualicen para sus propios autos.

toyota-chrhypower-autologia-2

Se cree que, para ahorrar tiempo, los ingenieros comenzarán a usar la nueva plataforma TNGA de Toyota e intentarán adaptarla para hardware eléctrico. Mientras tanto, Mazda pondrá de su parte con la vasta experiencia que tienen en modelación por computadora y planeación de producto, mientras que Denso se especializa en los electrónicos.

EVCAS dice que tendrá baterías de estado sólido listas para comienzos de 2020, esta tecnología permite celdas de baterías con cargas más rápidas y una mayor duración. Antes de este acuerdo, Mazda ya había anunciado planes para lanzar al mercado un modelo de baterías en 2019. Mientras tanto, Toyota tendrá al suyo de forma simultánea, pero ambos fueron desarrollados fuera del acuerdo.