Al momento

Nuevo Volkswagen Polo y Toyota Corolla superan con 5 estrellas y honores las pruebas de Latin NCAP

El organismo encargado de probar y calificar la seguridad de los autos en Latinoamérica liberó hace unas horas los resultados de la Fase VIII, que incluye a dos modelos de suma de importancia para el mercado mexicano. Esta organización otorgó la máxima calificación al Toyota Corolla que se produce en Estados Unidos para venta en el mercado mexicano.

El auto probado no era exactamente el mismo al que se vende en México, pero esa diferencia es para beneficio del auto que se vende en nuestro país ya que todos los Corolla en México cuentan con 8 bolsas de aire, mientras que el auto probado equipaba 7 obviando la de cojín para el conductor, el único de su clase que la contempla en tierra azteca.

Se realizaron pruebas de impacto lateral y de con poste y el Corolla aprobó ambas, pero también se realizó la prueba de reacción del control de estabilidad, que pone al auto en marcha y gira el volante de forma agresiva emulando un obstáculo en el camino para luego regresarlo a su carril. Esta prueba se hace a través de un robot para asegurar que el movimiento sea el mismo en todos los autos y no haya discrepancias.

Finalmente, el Corolla logró obtener el Advanced Award por ofrecer protección a peatones. Esta prueba se hace verificando que el frontal del auto cuente con cierta protección a peatones en caso de un impacto, verificando la colisión tanto de las piernas con la fascia como la de la cabeza con el cofre. Estas metodologías son las mismas que se realizan en Europa, puesto que las normas UN94 y UN95 (antes UNECE) son de carácter global y su aprobación es necesaria para la obtención de las 5 estrellas.

El segundo modelo probado es el nuevo Volkswagen Polo, que presentó su nueva generación en Europa hace algunos meses y deberá llegar a México desde Brasil antes de que finalice el año en curso. Es importante recalcar que, como sucede con el up!, el Polo fabricado en Brasil es estructuralmente idéntico al europeo de la misma forma en que Golf mexicano es igual al alemán.

El Polo que se probó contaba con 4 bolsas de aire, pero con la peculiaridad de que las laterales no son únicamente para protección lumbar como es habitual, sino que también incluyen protección a tórax y cabeza. Los Polo a la venta en Brasil cuentan con este equipo más anclajes ISOFIX para sillas de bebe en todas sus versiones, y el control electrónico de estabilidad se monta en las versiones con el motor 200 TSI de 1.0 litros.

El Polo obtuvo los mismos resultados que el Corolla con 5 estrellas para protección de adultos y de infantes, aparte de aprobar los impactos laterales y con poste, la prueba del control de estabilidad y el impacto a peatones, por lo que se une al selecto grupo de autos que han completado el Advanced Award en Latinoamérica, compuesto por SEAT Ateca, Volkswagen Golf y los dos autos probados en esta nueva Fase VIII.

A pesar de las constantes críticas a Latin NCAP por no contar con los mismos estándares que los organismos estadounidenses y europeos, cosa que por cierto es falsa, nosotros valoramos muy positivamente el trabajo que hacen porque dan al comprador una idea objetiva sobre qué autos son los más seguros y cuales no lo son. Después de todo, la iniciativa de obligar a las marcas a incorporar al menos doble bolsa de aire y frenos antibloqueo en todos los autos nuevos de México vino después de que se dieran a conocer los resultados del Nissan Tsuru, y otro de los autos cero estrellas, el Chevrolet Aveo, se actualizó para 2018 con mejoras estructurales y bolsas de aire. Si Latin NCAP no hubiera puesto la información en manos de los analistas de la industria y de los compradores, es seguro que la historia hubiera sido otra.

Las pruebas son patrocinadas por las marcas, lo que quiere decir que fueron las armadoras las que prestaron los coches. Más resultados vendrán durante el mes de octubre.