Al momento

Peugeot-Citroën es la nueva acusada por uso de software fraudulento de emisiones

El Grupo PSA, la compañía padrina de Peugeot-Citroën, es la nueva acusada por trucar las emisiones de sus vehículos. De acuerdo con el diario francés Le Monde, las autoridades encontraron software sospechoso en más de dos millones de unidades vendidas por la armadora francesa.

PSA se ha distanciado de cualquier software fraudulento. Un portavoz directamente negó las alegaciones del diario, que mandaron hacia abajo el valor de las acciones de PSA. De acuerdo con el reporte, PSA utilizó los llamados dispositivos trampa, que restringían las emisiones de óxido de nitrógeno solamente cuando el auto era probado. Fuera de los laboratorios, los autos de la marca excedían los límites legales de emisiones.

PSA se convirtió en la cuarta armadora en ser investigada por el gobierno francés, después de Volkswagen, Renault y FCA. En su momento, un ingeniero admitió que el tratamiento de emisiones a altas temperaturas era reducido para mejorar la economía de combustible y las emisiones durante conducción en caminos abiertos, donde las emisiones de los gases tipo NOx son consideradas menos críticas que en áreas cerradas.

De acuerdo también con Le Monde, un documento interno de PSA obtenido por investigadores obtenía una discusión sobre la necesidad de hacer “el dispositivo menos obvio y visible”. Sin embargo, PSA insiste en que no hay nada fraudulento o ilegal en la calibración de sus motores. De hecho, la marca publicó resultados de consumo reales este año.

Información | Motoring