Al momento

Salón de Frankfurt 2017: Mercedes GLC Fuel Cell, los alemanes tienen un claro objetivo en el hidrógeno

Las tecnologías alternas son el futuro y aunque los híbridos y eléctricos se están fortaleciendo en el mercado, Mercedes ya está entregando una gama de productos con pila de combustible de hidrógeno. El primero y más interesante por su configuración familiar, es el GLC F-Cell.

El coche que estamos viendo en las imágenes es un pre-producción que ya ha sido probado por más de 18 millones de kilómetros y que llega a Frankfurt en su fase final.

Ya sabemos gran parte del funcionamiento de este GLC y queremos compartirlo. Resulta que trabaja almacenando el hidrógeno en dos tanques de fibra de carbono, que por cierto, han sido diseñados específicamente para conservar en buen estado este elemento. La capacidad de estos recipientes es de 4.3 kilogramos y se necesita unos tres minutos para ser llenados completamente.

El conjunto también se acompaña por un paquete de baterías de iones de litio con 9 kWh, que suma una autonomía completamente eléctrica de 50 kilómetros, pero si se le suma el rendimiento del hidrógeno, se alcanza una autonomía total de unos 500 kilómetros. El impulsor galvánico actúa sobre el eje trasero y es alimentado por la electricidad de las baterías y por el sistema de pila de combustible de hidrógeno.

Importante mencionarles que los cimientos del impulsor combinado fueron creados en Canadá en un desarrollo conjunto a Ford.

La aerodinámica también es un tema importante en este novedoso familiar. Mercedes trabajó directamente en el túnel de viento para mejorarlo y la marca anuncia que en este sector, habrá una mejora considerable en el coeficiente aerodinámico.

En el interior, todos podríamos pensar que este producto mantiene todo lo que el GLC que se vende actualmente ofrece, pero la realidad es que este vehículo verde echa mano de un nuevo sistema de interacción táctil que según la firma, funciona completamente diferente a los sistemas que ya muestran otros representantes de la marca alemana.

En cuestiones de recarga, Alemania se dice lista para tener 100 puntos antes de finalizar el año y agregar otros 300 puntos de aquí al 2023.