Al momento

Primer contacto: Chevrolet Beat Notchback, pequeño, eficiente y capacitado para el mercado mexicano

La marca americana nos invitó a probar a su nuevo representante urbano. Se trata de un pequeño sedán que está cimentado sobre una plataforma bastante conocida y aceptada en el mercado mexicano. Estamos hablando del Beat Notchback, la versión con cajuela del recién presentado Beat Hatchback, que a su vez, es una interpretación mejor planteada del Spark Classic que se vendió hasta hace un par de semanas en nuestro territorio.

Para probar a su nuevo sedán subcompacto, Chevrolet nos llevó a Playa del Carmen, Quintana Roo, donde tuvimos cerca de 250 kilómetros para entender todo sobre este nuevo producto. Siendo sinceros no necesitamos mucho tiempo para saber todo del coche. La fórmula que emplea el Beat Notchback ya la habíamos probado en otros productos urbanos de la gama norteamericana. Su planteamiento es muy sencillo, y tiene el claro objetivo de transportar fácilmente a personas en terrenos citadinos ahorrando combustible y aprovechando al máximo la practicidad. De hecho, su construcción nos recordó a un viejo querido de la marca.

En nuestros kilómetros a bordo, logramos sentir un tren motriz efectivo para su enfoque principal. Es honesto y eso es lo que vale la pena en este tipo de productos. También es cierto que la marca nos llevó a la costa para poder experimentar lo mejor posible el motor, mismo que por lo menos en condiciones ideales, funcionó bien en todo momento. La transmisión es manual y ese factor colabora muchísimo al momento de exprimir los caballos del bloque. Pero bueno, los invitamos a detallar paso por paso el nuevo Beat Notchback, que por cierto, viene de la India y tiene como rivales directos al Ford Figo, Hyundai Grand i10 y Volkswagen Gol Sedán.

beat-notchback-autologia-14

Metales

El tren motriz del Notchback equipa un motor 4 cilindros de 1.2 litros que, acoplado a una transmisión manual de 5 velocidades, genera una potencia de 81 HP y un par motor de 80 lb-pie a 4800 vueltas. El motor puede sonar falto de potencia y aunque seguramente nuestras sensaciones cambiarán cuando lo manejemos en la Ciudad de México, sinceramente no tenemos queja de su desempeño al nivel del mar. Ahora, hay que decir que los 81 caballos luchan contra únicamente 986 kilogramos de peso total, lo que le facilita el trabajo.

El rendimiento de combustible combinado proporcionado por la marca es de 20.7 km/l, mismo que no pudimos igualar ya que nuestros pasos por las carreteras del sureste fueron bastante alegres para el motor. Asimismo, se ofrece dirección electroasistida, suspensión delantera tipo McPherson y trasera independiente con bastidor. Los frenos son de disco adelante, de tambor atrás y dependiendo de la versión, se puede acceder a un sistema antibloqueo ABS.

El esquema de suspensiones resulta correcto para un manejo urbano, aunque en carretera la suavidad de los resortes y amortiguadores entrega un coche con mucho recorrido de carrocería. Es cierto, su enfoque está hecho para ciudades y se nota. Por otro lado, como buen subcompacto, tiene un problema importante ante la resistencia contra el viento.

beat-notchback-autologia-3

Diseño

Sus líneas exteriores son delineadas, expresan bastante y siguen lo último presentado en Bolt EV. Dependiendo de la versión que se elija, presume una parrilla de doble puerto con acentos cromados, espejos y defensas al color de la carrocería, faros de niebla y rines de aluminio de 14 pulgadas. La cajuela tiene capacidad de 385 litros y se vende en ocho colores diferentes.

Al interior, integra una pantalla táctil de 7 pulgadas con Chevrolet MyLink y Smartphone Integration, controles de audio y teléfono al volante, espejos y cristales eléctricos, computadora de viaje y aire acondicionado. Los plásticos son duros en todos los sectores y las vestiduras son acertadamente en tela. Hay espacios correctos de almacenamiento y en la parte trasera bien pueden entrar dos adultos de talla grande.

beat-notchback-autologia-1

¿Chevy Monza eres tú?

Por simpleza de conducción, ligereza, ahorro de combustible y sencillez de interior, este pequeño sedán nos recordó a aquel productazo que en su momento vendió la marca estadounidense para cubrir volumen. Su manejo fue bueno y hasta ágil, la caja es correcta y la versatilidad del conjunto también despuntó. Es un coche para andar por todos lados sin gastar enormes cantidades de combustible. Resulta un buen producto para flotillas, para transporte privado y hasta como primer coche funcionaría, aunque hay que decirlo, es una estructura que ya tiene sus años en el mercado y que aunque se ofrecen dos bolsas de aire en todas las variantes, solamente su puede acceder a los frenos ABS en la versión tope de gama (LTZ).

MOTOR: L4 1.2 litros de 81 HP y 80 lb/pie de torque

TRANSMISIÓN: Manual de 5 velocidades

CONSUMO ESTIMADO: 20.1 km/L

PRECIOS Y VERSIONES

LS: 157,900 MXN

LT: 174,400 MXN

LTZ: 200,800 MXN