Al momento

Comparativo: Sedanes subcompactos, Hyundai Accent, Kia Rio Sedán, Nissan Versa, Toyota Yaris R y Volkswagen Vento

Ahora me tocó el turno de probar frente a sus rivales al nuevo Kia Rio Sedán, que llegó a México durante el pasado mes de mayo con esta carrocería. Ya pusimos a prueba a la variante hatchback y salió muy bien parada, pero desde entonces, llegó al segmento de los sedanes un rival muy complicado para el Kia Rio por compartir prácticamente todos los componentes mecánicos, el Hyundai Accent.

En la prueba con el hatchback echamos en falta al Mazda2, porque sabemos que tiene uno de los chasis mejor pulidos y en un circuito pequeño pudo haberle plantado cara al Rio Hatchback. Ahora, en la prueba de sedanes, no apareció el Mazda2, pero sí su versión con carrocería sedán que se vende bajo el paraguas de Toyota.

Sin más, voy a contarte todo sobre las sensaciones que nos dejó cada auto en un circuito especial trazado en el Autódromo Miguel E. Abed en Amozoc, Puebla en el que pude probar aceleraciones, recuperaciones, frenada y slaloms.

20170831_125531

5° puesto – Nissan Versa

El superventas de México quedó a deber en las pruebas dinámicas, en gran parte porque desde el inicio fue notable que la puesta a punto del chasis favorece más al confort que al desempeño. El motor está dentro de la media del segmento con 1.6 litros y 106 caballos de fuerza, pero la caja automática de solamente 4 relaciones merma el desempeño del auto. Fue el más lento en la prueba de aceleración, alcanzando 105km/h en la recta frente a los 114km/h de los líderes de la prueba y en el sector de curvas, es el primero que comenzaba a subvirar al exigirle.

Nissan Versa
4 cilindros 1.6L 106hp y 105lb-pie
Transmisiones: Manual; 5
Automática; 4
Rango de precios $181,300-$265,300
Versión probada Exclusive Navi AT: $265,300
Consumo mixto: 18.3km/L
Peso: 1,081kg

En este auto, lo que destacó fue la sensación de confort en el interior. De los probados fue por mucho el más amplio y aquel en el que pudimos encontrar una posición cómoda de manejo más rápidamente, con espacio de sobra para los potenciales pasajeros de las plazas traseras. No es gratis que sea el favorito de México.

20170831_125457

4° puesto – Volkswagen Vento

Otro de los superventas en la prueba, que a pesar de los años que ya tiene en el mercado mostró que tiene atributos suficientes para brillar en un hábitat que sencillamente no es el suyo. La plataforma está bien lograda y las sensaciones al volante son de solidez más que de agilidad, similar a lo que notamos con el Polo hace unos meses. La dirección tiene el peso correcto al girarla para superar las curvas más cerradas, y en rectas lo sentimos plantado y estable, muy alemán en este sentido.

Volkswagen Vento
4 cilindros 1.6L 105hp y 113lb-pie
Transmisiones: Manual; 5
Automática; 6
Rango de precios $204,990-$271,990
Versión probada Highline Tip: $269,990
Consumo mixto: 16.2km/L
Peso: 1,188kg

Lo que termina por mermar el desempeño dinámico del Vento es el rendimiento de su transmisión Tiptronic, que al igual que la del Polo hace los cambios demasiado pronto, cortando el avance de revoluciones justo antes de llegar al punto máximo de entrega de potencia, alrededor de las 5,200rpm. A pesar de la caja, la velocidad máxima se quedó solamente a 2km/h de los líderes, con 112km/h.

20170831_125523

3° puesto – Toyota Yaris R

Dinámicamente me atrevo a decir que es incluso mejor que los ganadores de este comparativo y es el más divertido de conducir con diferencia, pero queda en tercer puesto porque exhibe sobreviraje al límite y no cuenta con control de estabilidad en ninguna de sus versiones que pueda mantenerlo a raya si las cosas se salen de control. En pista es preferible que el auto sobrevire al límite en lugar de subvirar porque permite colocar al auto en la curva, pero en caminos públicos y con conductores menos hábiles, esta conducta es difícil de controlar.

Toyota Yaris R
4 cilindros 1.5L 106hp y 103lb-pie
Transmisiones: Manual; 6
Automática; 6
Rango de precios $246,200-$269,600
Versión probada XLE AT: $269,600
Consumo mixto: ND
Peso: 1,096kg

La caja es la mejor lograda, con cambios precisos al límite y reducciones de marcha adecuadas cuando debemos volver a acelerar y la dirección es la más precisa de todas, haciendo notar que fueron los ingenieros de Mazda los que estuvieron al mando de su desarrollo. El interior muestra el diseño más atractivo del grupo, con líneas agraciadas y materiales que se perciben un escalón por encima de lo que generalmente nos presenta este segmento.

20170831_125541

1° puesto (empate) – Kia Rio Sedán

En las pruebas de circuito, iguala con el Accent en casi todo aspecto. La velocidad tope de ambos fue la misma (114km/h), las sensaciones de frenado son muy similares y solamente lo sentí ligeramente más firme y plantado que el Accent en la sección de curvas, que no me parece suficiente para declararlo como el ganador definitivo porque, por otro lado, el Accent también tiene sus ventajas derivadas de modificaciones finales en la puesta a punto.

Kia Rio Sedan
4 cilindros 1.6L 121hp y 111lb-pie
Transmisiones: Manual; 6
Automática; 6
Rango de precios $231,900-$281,900
Versión probada EX TA: $281,900
Consumo mixto: 18.1km/L
Peso: 1,135kg

Aquí es cuestión de presupuesto, si vas por las versiones de entrada recomendamos al Rio porque contempla 6 bolsas de aire aun en versiones LX, cosa que el Accent no equipa. Es cierto que el sistema de info-entretenimiento de Accent en versiones de entrada es superior, pero valoramos al equipo de seguridad como factor más importante en estas versiones.

20170831_125513

1° puesto (empate) – Hyundai Accent

Ya lo decíamos, el comportamiento en pista del Accent es casi idéntico al del Rio, y sólo se notan diferencias en el límite, dónde el Rio Sedan es ligeramente más firme, pero la marcha del Accent en calles deberá ser también ligeramente más confortable. Al igual que el Rio, ambos se perciben bien aplomados, pero las llantas de mayor tamaño (205/45 R17) compensan la diferencia de rigidez de la que te hablaba.

Hyundai Accent
4 cilindros 1.6L 121hp y 111lb-pie
Transmisiones: Manual; 6
Automática; 6
Rango de precios $219,900-$285,400
Versión probada GLS: $285,400
Consumo mixto: 18.8km/L
Peso: ND

Si el Rio lleva la ventaja en versiones de entrada, el Accent tiene lo suyo comparando versiones tope (EX vs GLS). Equipa llantas más deportivas y de mayor tamaño y asientos forrados en piel sin dejar de lado el equipo de seguridad, con 6 bolsas de aire en estas versiones y con un precio similar.

Conclusiones

Entonces, el Nissan Versa con foco más urbano queda en un digno último puesto ante rivales evidentemente más nuevos. La versión probada (Exclusive Navi A/T, 265,300 pesos) cuenta con un muy completo equipamiento de confort, con pantalla táctil, cámara de reversa, sistema de navegación, rines de aluminio, llave inteligente y asientos de piel, aunque en seguridad se limita a lo más básico, dos bolsas de aire y ABS. También es importante mencionar que el Versa es el auto más económico del comparativo, vendiéndose 20,100 pesos por debajo del Accent (GLS, 285,400 pesos).

A veces, parece que criticar a ciertos modelos es gratis, no me parece justo descalificar al Versa por sus cualidades dinámicas y pienso que lo que se debe de entender es que es el más económico de comprar, con servicios de mantenimiento también muy accesibles y una marcha suave, ideal para trayectos en ciudad.

vw_vento_allstar_test_05

El Volkswagen Vento (Highline Tiptronic, 269,990 pesos), por su lado, queda fuera del podio exclusivamente por la caja Tiptronic que no se muestra a la altura del circuito en el que lo condujimos, pero hay que entender que si la caja ha sido configurada de esta forma es, supongo, para beneficiar a los consumos de combustible, una de las prioridades número uno de los clientes en este segmento. Tras el Versa, es el segundo más accesible del comparativo en versiones tope de gama y a pesar de solo montar dos bolsas de aire, consigue 5 estrellas en las pruebas de impacto de Latin NCAP. Unas cosas por otras.

Respecto al Toyota Yaris R, sucede algo similar al Vento, ya que los precios van clavados. La versión XLE automática cuesta 269,900 pesos, y es 12,300 pesos más económico que el próximo en la lista ascendente de precios, el Rio Sedan (EX AT, 281,900 pesos). El manejo es el más comunicativo tomando en cuenta los autos de este grupo, aunque por las cualidades del chasis, se extraña especialmente el ESP que nos permita jugar con el auto cuando así lo deseemos o mantenerlo encendido en caminos públicos cuando no sea así.

hyundai_accent_launch_01

El principal atributo tanto de Accent como de Rio, y el motivo por el cual los declaramos como los ganadores, es el balance que entregan. Quizá no son tan confortables como el Versa, eficientes y refinados como el Vento o comunicativos como el Yaris R, pero logran un estupendo punto medio entre todas las partes hasta el punto en el que son autos fantásticos para hacer de todo, desde llevar a la familia en autopista o trasladarte todos los días al trabajo por un precio razonable y con todo el equipamiento de seguridad imaginable.