Al momento

Salón de Frankfurt 2017: Brabus Rocket 900, si remueves el techo a 350hm/h caerán las mascarillas de oxígeno

Increíblemente, el convertible más rápido jamás creado no tiene un emblema de Porsche, Ferrari o McLaren, tampoco viene de nuestros locos amigos de Lamborghini o Bentley y está basado en un auto elegante y con un foco total en lujo y confort, el Mercedes-Benz Clase S.

Brabus es la marca que históricamente ha afinado a los autos de Mercedes-Benz más radicales, similar a lo que hace Alpina con BMW o incluso, Hennessey con los muscle cars norteamericanos. Ahora han tomado como base al Mercedes-AMG S65 V12 y lo ha convertido en el convertible más veloz del planeta. Entonces, nace le Brabus Rocket 900.

brabus_900_02

De inicio, el motor V12 ha crecido respecto a la versión convencional, ya que ahora desplaza 6.3 litros frente a los ‘insuficientes’ 6.0 litros del descapotable convencional. Gracias a estas modificaciones, es capaz de alcanzar la cifra de 900hp de la que toma su nombra, y un par motor de 1,106 libras pie de par (10 veces lo que encontramos en un subcompacto promedio) que ha tenido que ser contenido para proteger a ciertos componentes del transeje.

Brabus presume de una velocidad tope por encima de los 350km/h, aunque nosotros estamos seguros de que si alguien tratara de bajar el techo a esa velocidad habría una descompresión y tendrían que caer las mascarillas de oxígeno.

brabus_900_04

Curiosamente, el 0 a 100 kilómetros por hora llega en 3.9 segundos, un tiempo poco sorprendente para un auto tan potente, aunque es cuestión de peso y también de tracción, ya que el Brabus 900 utiliza solamente el eje trasero para transmitir toda su potencia al pavimento.

El auto se puede ordenar desde la fábrica con el paquete de Brabus, aunque si ya compraste un S65 y decidiste que no tiene suficiente potencia, puedes enviarlo a Brabus para que le instalen todas las mejoras como equipo original.

El motor también recibe mejoras, con pistones forjados de mayor tamaño para trabajar con los nuevos cilindros y un turbocargador capaz de generar mayor presión. El módulo de admisión de aire es especifico de este modelo, gracias a un nuevo ducto en el cofre y filtro de aire de mayor volumen. Incluso hay papel de oro en la admisión, aprovechando las propiedades caloríficas de este material para disipar el calor.

brabus_900_03

A pesar de la rabia, Brabus no se ha olvidado de la protección al medio ambiente, ya que mantiene el sistema Start&Stop que apaga el motor cuando el auto está detenido, aunque claro, puede ser apagado a demanda.

Este gigante convertible marcha sobre enormes llantas de 255/35 R21 al frente y 295/30 R21. También se ofrecen como opción unas llantas más grandes de 255/30 R22 adelante y otras 295/25 R22 atrás. Para mejorar la aerodinámica, la suspensión también es 15 milímetros más baja que la del S65 convencional.