Al momento

Primer contacto: Chevrolet Traverse 2018, la nueva generación llegará a México en breve y ya la manejamos

Durante la convención anual de General Motors a la cual asistimos para conocer todas las novedades que tendrá la marca en 2018 pudimos también probar a la nueva generación de la Traverse, el crossover grande de la marca que, tras casi 10 años sin una renovación total, finalmente muestra a su segunda generación que se confirmó para México y llegará en cuestión de semanas.

La nueva camioneta vendrá en dos versiones cuyos precios serán anunciados próximamente, pero basándonos en los que son sus principales rivales -Ford Explorer, Kia Sorento, Honda Pilot, Toyota Highlander y Mazda CX-9– estimamos debería oscilar los 600,000 pesos para la versión de entrada con asientos de tela, rines de 18 pulgadas, 7 bolsas de aire y computadora de viaje. La versión Premier no debería superar los 750,000 pesos y ya agrega asientos de piel, navegación con mapa, techo panorámico y rines de 20 pulgadas, entre otras cosas.

traverse_09

La Traverse equipa un motor que ya conocemos de otros productos y que representa una evolución interesante respecto a la primera generación, se trata del bloque V6 de 3.6 litros con inyección directa y 305 caballos de fuerza, pero en este caso va acoplado a una nueva caja automática de 9 relaciones. Aunque en nuestro vecino país del norte hay opción de tracción integral y el segmento en México lo ofrece en versiones tope, la Traverse será de tracción delantera exclusivamente.

El interior cuenta con materiales de alta calidad y solamente encontramos plásticos de tacto rígido en la parte más baja del tablero, en donde generalmente no se ponen mucho las manos. Inclusive cuenta con algunos plásticos texturizados que aportan una sensación de gama alta y los ensambles son de excelente calidad, sólidos y con la apariencia de durabilidad que se espera en un auto de estas características.

traverse_01

Al mando

Pudimos conducirla en el lugar que creemos será su hábitat natural, trayectos largos de carretera, y notamos una dinámica que Chevrolet ya ha mostrado en sus últimos lanzamientos y nos gusta mucho. Evidentemente no es ágil o precisa como un auto deportivo, y si buscas eso en este segmento, la mejor opción es la Mazda CX-9, pero sí exhibe una marcha serena y silenciosa combinada con la sensación de estabilidad y seguridad que deben tener este tipo de autos familiares.

Ese balance solidez y estabilidad ya lo notamos recientemente en Equinox y Cavalier, pero le viene especialmente bien a la Traverse por su carácter familiar y confortable. Es una costumbre que se viene arraigando en los últimos desarrollos de la marca norteamericana y que valoramos positivamente.

traverse_13

A pesar de tratarse de un vehículo grande y pesado, los movimientos de la cabina están bien controlados, la suspensión filtra las imperfecciones adecuadamente aun con los rines de 20 pulgadas y mantiene el balanceo de la carrocería al mínimo en curvas pronunciadas. Al final de cuentas, todo este refinamiento llega en pro del confort interior.

Los 305 caballos de fuerza provenientes del motor son más que suficientes para mover a la nueva Traverse y sus pasajeros con soltura. De hecho, es inmediatamente evidente al acelerar que la Traverse es la más potente del segmento, puesto que los adelantamientos y recuperaciones los realiza con facilidad, y si no cuidamos el velocímetro es sencillo exceder los límites de velocidad sin quererlo.

traverse_11

La caja de cambios nos sorprendió positivamente porque es relativamente común que, con tantas velocidades para elegir, estas cajas puedan no elegir la marcha adecuada en ciertas circunstancias y luego brincar de una a otra, pero eso no sucede con la Traverse, que siempre encuentra la relación correcta según aceleremos o frenemos.

La gran ventaja de tener 9 velocidades es que se puede engranar una primera relación muy corta para emprender la marcha rápidamente y una octava y novena de desarrollos largos para mantener al motor en un régimen bajo de revoluciones, cosa benéfica porque optimiza los consumos y mantiene al motor en silencio.

traverse_10

 

Finalmente, debemos mencionar que el espacio en el interior es más que correcto, según la versión tendremos capacidad para 7 u 8 pasajeros, pero en todas las plazas hay suficiente espacio para adultos de talla mediana o grande. En este sentido, la Traverse es casi como una minivan, ya que es sencillo acceder a la tercera fila de asientos y una vez dentro, es sumamente confortable para largos trayectos. Lo mejor de los dos mundos, con el aspecto rudo que se busca en un crossover, pero sin sacrificar la habitabilidad en el interior.

Con esta actualización total, la Traverse será la más moderna del segmento y seguramente se posicionará como una de las elecciones más sensatas del segmento haciendo gala del espacio interior, completo equipamiento y marcha sumamente confortable.

Chevrolet Traverse 2018
Motor: V6 3.6 litros 310hp y 266lb-pie
Transmisión: Automática; 9 velocidades
Volumen en cajuela: ND
Consumo observado: 9.8km/L
Tanque de combustible: ND