Al momento

Primer vistazo: Volkswagen T-Roc 2018, van por todo en el segmento de SUVs

El Golf ha sido el eje de la estrategia de ventas globales de Volkswagen desde los setentas, pero ahora que ese fenómeno muestra señales de retroceso, llega T-Roc.

Un SUV subcompacto pensado para tomar el volumen interior del Golf y volverlo más alto, el T-Roc es el tercero y último nuevo lanzamiento de la gama de SUVs de Volkswagen.

Cuando una gran porción del negocio depende totalmente de un solo producto, lo inteligente es dividir la apuesta en caso de que algo malo pueda pasarle, y en el caso del Golf, ya perdió la corona de ventas en el continente europeo en dos meses de este año y es por eso que Volkswagen finalmente lanza un producto que pueda recomponer la situación si la caída del Golf ante un mercado que pide SUVs fuera definitiva.

volkswagen_t-roc_07

La T-Roc es 360 milímetros más corta que nuestra Tiguan, que crece 11 centímetros respecto a la versión europea, y se monta sobre el chasis MQB del consorcio alemán, por lo que competirá en un segmento nunca antes explorado por Volkswagen con vehículos como Chevrolet Trax, Mazda CX-3 o Nissan Kicks, por nombrar solo a algunos.

“T-Roc impone un nuevo estándar en el creciente segmento de las SUVs,” dice el mandamás de Volkswagen, Herbert Diess. “Con su funcionalidad, manejo dinámico y tecnología, la T-Roc representa todas las buenas cualidades de Volkswagen y le dará empuje a nuestra ofensiva de SUVs.”

La tercera SUV, después de Terramont y Tiguan, se venderá con tracción delantera o integral y seis motorizaciones distintas, tres de gasolina y tres turbodiésel. Este vehículo es especialmente importante para mercados como Europa o China, en donde se venden el 80 por ciento de los mini-SUVs del mundo, aunque han comenzado a ganar tracción también en la región de Norteamérica.

volkswagen_t-roc_03

Jürgen Stackman, miembro del consejo de Volkswagen, mencionó que el volumen de ventas de este segmento crecerá en los próximos 10 años hasta los 10.6 millones de unidades, por lo que será de suma importancia para las aspiraciones de Volkswagen de mantenerse en la cima de ventas a nivel mundial.

La T-Roc de entrada tendrá un motor TSI de 1.0 litros con 115 caballos de fuerza y 148lb-pie de torsión, pero más arriba encontramos al novísimo bloque TSI Evo de 1.5 litros con 150 caballos de fuerza y 184lb-pie, seguido por el más potente 2.0 litros TSI de 190 caballos con 236lb-pie de par.

volkswagen_t-roc_04

Los motores diésel comienzan con un 1.6 litros de 115 caballos y luego aparecen dos versiones del motor 2.0 TDI, con 150 y 190 caballos de fuerza, el último para la T-Roc más costosa de la gama. Los motores TSI de 1.0 y 1.5 litros serán de tracción delantera, pero la opción de 4Motion será opcional en el 1.5 TSI y de serie en el motor de gasolina más potente.

En cuanto a transmisiones, el motor TSI de entrada solamente se ofrece asociado a una caja manual de 6 cambios, pero para los dos motores de gasolina más potentes se podrá elegir también una caja automática DSG de 7 relaciones.

volkswagen_t-roc_06

No hay todavía detalles oficiales sobre versiones electrificadas, pero una variante híbrida enchufable basada en el Golf GTE es muy probable para los primeros años del ciclo de vida de T-Roc. Una variante totalmente eléctrica parece muy poco probable.

Estando basada en la plataforma MQB, encontramos arreglos de suspensión bien conocidos, con un eje McPherson al frente y multibrazo independiente en el eje trasero. A pesar de estar basada en el Golf, la T-Roc cuenta con un maletero de 445 litros, más grande que el del Golf y también que el de muchas de sus rivales. El control adaptativo de chasis con los amortiguadores activos es una opción y también contempla la dirección progresiva derivada del Golf GTI.

La distancia entre ejes en la T-Roc es de 2,603 milímetros, solamente 78mm más corta que la de su hermana mayor en versión europea, pero los voladizos son mucho más cortos lo que le da una apariencia más deportiva y mayor presencia.

volkswagen_t-roc_05

Mide solamente 1,819 milímetros de ancho y 1,573 milímetros de alto, cotas similares a las de sus rivales japonesas y estadounidenses. De forma similar, cuenta con neumáticos y rines de 17 pulgadas, aunque seguramente serán opcionales unos mayor tamaño.

El interior contempla la posibilidad de montar el cuadro de instrumentos totalmente digital de 11.3 pulgadas, aunque para las versiones de entrada se ofrecen dos relojes análogos convencionales. En la consola central se incorpora una pantalla táctil de 6.5 pulgadas en versiones básicas o la estupenda pantalla de 8 pulgadas como extra

Esta pantalla cuenta con AppConnect, que incorpora interfaces Android Auto y Apple CarPlay, pero la firma alemana ha agregado otras funcionalidades que mostrar, como la disponibilidad de estacionamientos y el estado del clima en línea.

volkswagen_t-roc_08

Dentro del espacio de almacenamiento en la consola, debajo de los mandos para el climatizador existen dos entradas para USB y también cuenta con carga inalámbrica por inducción para ciertos teléfonos compatibles. El sistema de sonido Beats con 300W de potencia es opcional.

El nombre es radicalmente diferente de sus hermanos mayores, la ‘T’ evoca a Tiguan, Terramont y Touareg, y Roc, proveniente de la palabra roca, viene del posicionamiento como una crossover que combina el dominio de un SUV con la agilidad y el dinamismo de un hatchback compacto.

También cuenta con una amplia oferta de asistencias a la conducción, desde monitoreo de peatones hasta frenado autónomo de emergencia y control crucero adaptativo funcional hasta los 210 kilómetros por hora y asistente de estacionamiento y embotellamientos.