Al momento

6 consejos para que cambies tus neumáticos de forma segura

mantener mi auto

La temporada de lluvias ya llegó a nuestro país y con ella también llega la temporada de baches (o cráteres en algunos casos) que hacen que sea probable que tengas que cambiar una llanta por ponchadura si te encuentras con uno de estos y, como es el caso de muchos, no alcanzas a verlo a tiempo. Es importante que tengas en cuenta que seguir tu camino con una llanta sin aire puede causar daños severos a la suspensión y rines de tu auto, por lo que si no te paras a cambiarla la cuenta por reparaciones podría ser muy costosa.

Alineación y balanceo, checa estos tips para mantener tus llantas en óptimas condiciones

Checa estos tips que te damos para que si te toca caer en uno de esos horrorosos baches puedas cambiar tu llanta de la forma más segura y seguir con tu camino lo más rápido posible.

Estaciona en un lugar seguro

Es lo primero que debes hacer tras darte cuenta de que tu llanta está baja, circula unos cuantos metros hasta que puedas orillarte en un lugar que consideres seguro y que se preferencia no tenga pendiente, ya que es más fácil y seguro cambiar la llanta en una superficie plana. Usa las intermitentes del auto para alertar a otros conductores y coloca los triángulos de seguridad que tiene tu auto a aproximadamente 25 metros en vías de baja velocidad y a 50m si estás en una autopista con límite de velocidad superior a 100km/h. También es muy recomendable que aparques en una superficie no derrapante, es decir, busca que sea pavimento y no mármol o algún tipo de piedra que pueda reducir la fricción entre el piso y el gato.

Changing the tire on a broken down car

Pon freno de mano y velocidad

Al bajarte del auto y antes de comenzar con el proceso, no olvides poner el freno de mano para asegurar que este no se va a mover mientras cambias la llanta, cosa que sería muy peligrosa. Si tu auto tiene transmisión automática pon la palanca en posición ‘P’ y si es manual lo más recomendable es que engranes primera marcha. Ambas  funcionan como un seguro adicional al freno de mano.

Asegúrate de que el gato esté firme

Si te tocó cambiar la llanta, asegúrate de que estás colocando el gato en el lugar indicado. Muchos coches tienen indicadores en la carrocería sobre donde debe de ir según vayas a cambiar una llanta delantera o trasera. También puedes encontrar instrucciones en el mismo gato o bien, en el manual de usuario del vehículo. Recuerda que si estás levantando aproximadamente una tonelada de peso, lo mejor es que esta esté segura para que puedas realizar el trabajo sin peligro.

Coloca la llanta bajo el coche

Este es un consejo no muy conocido por algunos, pero puede serte extremadamente útil. Una vez que hayas quitado la llanta dañada, colocala bajo tu auto, tras el disco de freno, en la zona en donde se encuentran los brazos de la suspensión ya que así, en caso de que el gato no aguante el peso, el auto caerá sobre el rin y no irá directo al piso. Así, será mucho más sencillo volver a levantarlo y también podrías evitar altos costos en reparaciones a la suspensión y sistema de frenado ocasionados por el daño del impacto.

Fuente: Bridgestone

Fuente: Bridgestone

Aprieta los birlos con el coche en el suelo

Una vez que hayas apretado los birlos con el gato colocado y la llanta en el aire, baja el auto, retira el gato y vuelve a apretar birlo por birlo con el coche ya en tierra para mayor seguridad al momento de arrancar de nuevo.

Lleva siempre birlo de seguridad y herramienta

Finalmente, verifica que lleves siempre contigo la herramienta adecuada para poder cambiar una llanta si fuera necesario. Debes de tener, al menostriángulos de seguridad, llanta de refacción inflada y sin fugas, gato, llave de cruz y el birlo de seguridad si tu coche lo equipa. De lo contrario no podrás cambiar tu llanta rápidamente y en una situación imprevista, tardarás más tiempo en llegar a tu destino.