Al momento

Hyundai anuncia oficialmente la producción del SUV propulsado por hidrógeno, aunque vendrán más eléctricos

Hyundai ha confirmado que, a pesar de haberle dado prioridad al desarrollo de autos de hidrógeno, hará a los eléctricos con baterías el centro de su estrategia para el futuro de ahora en adelante, y tiene planes de poner a la venta un auto de alto rango para competir contra Tesla Model 3 y Chevrolet Bolt.

Al igual que Toyota, Hyundai había invertido en el desarrollo de celdas de combustible e incluso nos presentó una SUV conceptual con esta tecnología en el pasado Salón de Ginebra. Ahora cambia los planes para enfocarse en el desarrollo de baterías, principalmente por la aceptación que ha tenido la tecnología enchufable en mercados relevantes y de gran volumen como China.

El Ioniq con versiones híbridas y eléctricas ha sido muy bien recibido y su llegada a México es prácticamente un hecho, pero por alcance y tiempo de carga, su competencia de Chevrolet y Tesla se muestra más capaz y útil como auto de uso cotidiano.

hyundai_fcev_02

Hyundai comenzó el cambio de estrategias en mayo, e incluso de mencionó la posibilidad de lanzar un sedán totalmente eléctrico bajo el paraguas de Genesis, su división de autos de lujo, con miras a competir directamente con el Model S. La versión eléctrica de la SUV subcompacta Kona será una realidad en 2018 con un rango entre recargas de 400 kilómetros.

A diferencia de lo anunciado en 2014, cuando se presumía el lanzamiento de 22 nuevos modelos, pero solamente dos de ellos eléctricos puros, ahora hay 8 modelos con esta tecnología, y dos más propulsado por celdas de hidrógeno. La marca también confirmó el desarrollo de una nueva plataforma modular para autos de baterías, que podrá albergar a diferentes modelos con rangos de conducción más altos para Hyundai y también para su marca hermana, Kia.

hyundai_fe_salon_de_ginebra_3

El nuevo SUV propulsado por hidrógeno es un avance importante para la marca porque es capaz de entregar casi 600 kilómetros entre recargas, un 50 por ciento más que el Tucson Fuel Cell que se usó en pruebas. En Autología ya lo hemos dicho varias veces, a pesar de las tendencias actuales, el futuro real de la movilidad urbana ecológica es el hidrógeno, porque es el elemento más abundante en el universo.

Esta nueva SUV será lanzada en Corea para inicios del 2018, y llegará unos meses después a Estados Unidos y Europa. Hyundai es una de las pioneras en el uso de estas tecnologías y, de hecho, el primer auto de producción en serie con celda de combustible fue el Tuscon FCEV lanzado en 2013, que ya ha vendido más de 800 unidades.

Imágenes | Motoring