Al momento

FCA registró el nombre “Angel” y no tenemos idea de para que

El grupo americano siempre ha destacado por las denominaciones que destina a sus productos. Normalmente los nombres ocupados tienen impacto y hacen buena referencia a sus productos deportivos, pero ahora, se confirma que los norteamericanos integraran el apelativo Angel a alguno de sus vehículos.

Los nombres Hellcat y Demon han sido grandes aciertos para las variantes más radicales del Challenger, por lo que el nombre Angel nos hace pensar en que podrían estar creando una versión para contrarrestar el poderío de la última creación de SRT con 840 HP.

Hasta ahora no se sabe si la marca está pensando en lanzar un vehículo con este nombre o si el registro es sólo para prevenir que algún competir fabrique un rival directo del Demon y tome terreno utilizando su denominación, algo similar a lo que hizo Hennessey con su Chevrolet Camaro ZL1 denominado The Exorcist.

Habrá que ver para que utilizan esta denominación, nosotros esperamos de verdad que no sea para una nueva variante deportiva del Challenger. Las denominaciones que se le han dado han sido perfectas y nombrar a una variante “Angel” nos parece un error.