Al momento

10 puntos clave para disminuir el consumo de gasolina

Dadas las condiciones viales de nuestro país y el absurdo precio en el que se vende la gasolina, es un hecho que todos estamos buscando ahorrar lo más posible al momento de conducir. Es cierto que los coches modernos consumen muy poco carburante, pero si tú eres de esos que aún no manejan vehículos con tecnologías verdes, a continuación te compartimos diez consejos para economizar gasolina en todo momento.

Planifica tu viaje

Aunque no lo creas, un viaje planificado te permitirá llegar a tu destino de la manera más rápida, fácil y segura. Por lo tanto, la conducción será más eficiente y acertada, por lo que se ahorrará bastante carburante.

Hay que tomar en cuenta que alargar un trayecto de 60 minutos con 10 minutos extras, provoca un aumento de 14 por ciento en el consumo de gasolina.

Comprueba la presión de los neumáticos

Este es uno de los puntos más sencillos que cubrir para mejorar nuestro consumo de gasolina. Las llantas deben de ir infladas a la presión indicada por el fabricante y según las condiciones climatológicas o de carga. Si seguimos al pie de la letra las libras que sugiere la marca, tendremos definitivamente un menor consumo.

Debes de saber que conducir con una presión de 0.5 bares inferior representa un aumento del cuatro por ciento en el gasto de carburante.

Elimina cargas innecesarias

Un peso excesivo se traduce en mayor trabajo del motor para mover la masa del vehículo y esto, a su vez, habla de un aumento en el consumo. No sólo es cuestión de mejorar espacios, conducir con 100 kilos de peso innecesarios ocasiona un incremento de seis por ciento en un coche de tamaño mediano con motor de cuatro cilindros.

Arranca sin pisar el acelerador

Es evidente que un coche gasta más gasolina al momento de pasar de estático a móvil. Esto se debe a que el motor tiene que inyectar más gasolina para que los ejes comiencen a rodar. Es importante arrancar el coche sin pisar el acelerador y también, en caso de ser manual, comenzar a moverse usando la inercia de la primera marcha. También es importante conducir lentamente hasta los 30 km/h.

Velocidad uniforme

Busca fluidez en la circulación y evita acelerar y frenar constantemente. Entre más uniforme sea la circulación, menos gasto de combustible en el motor. Evita cambios innecesarios, para desacelerar levanta el pie del acelerador y deja rodar el coche para que frene con las revoluciones del motor. Frena de forma suave y reduce la marcha lo más tarde posible.

Circulando a más de 20 km/h con una velocidad engranada y sin pisar el acelerador, el gasto es nulo. En cambio, en ralentí, se gasta muy poco, pero finalmente hay gasto.

No mantengas inactivo tu motor

Un motor en ralentí durante 10 minutos puede consumir 0.13 l/100 kilómetros, lo que se vuelve completamente innecesario. En paradas prolongadas es muy recomendable que apagues tu motor.

Aire acondicionado

Usa este elemento sólo cuando sea completamente necesario. Los consumos se disparan si mantenemos el aire acondicionado siempre encendido. Por otro lado, a velocidades altas es muy importante que se mantengan las ventanas cerradas, pues se genera una complicación aerodinámica si se abren.

Frenado con motor

Conduce siempre con una distancia de seguridad que permita anticiparte a las frenadas o aceleraciones urbanas. Es importante que hagas que las revoluciones del motor sean las que frenen lo más posible la carrocería del coche.

Cambia de velocidad a menos de 2,000 vueltas

Es una actividad que hasta se vuelve divertida una vez que la entiendes. Optimiza al máximo el cambio de marchas. Circula el mayor tiempo posible en las velocidades más largas. En ciudad utiliza cuarta o quinta y respeta los límites de seguridad.

Aprovecha la gravedad

Los descensos te permiten ganar velocidad sin pisar el acelerador. Aprovecha la inercia para cambiar marchas y en subidas, estira al máxima antes de reducir la marcha pisando el acelerador a la mitad de su recorrido.