Al momento

Opel y Vauxhall se integran a Grupo PSA: ¿Qué significa este acuerdo para México?

Tras el anuncio de la compra de Opel y Vauxhall, marcas hasta entonces pertenecientes a General Motors, el pasado 6 de marzo, ahora se hace oficial la finalización del acuerdo con la integración de ambas marcas al portafolio de Peugeot-Citroën.

Con esta adquisición, PSA se convierte en el segundo fabricante de autos más grande en Europa, solo por detrás del Grupo Volkswagen, con un 17 por ciento de participación en el primer semestre del 2017. Ahora, PSA cuenta con 5 marcas complementarias y una presencia reforzada en los principales mercados del viejo continente.

Hoy mismo comienza a construirse un nuevo plan estratégico para estas marcas con el apoyo de PSA, con el objetivo principal de restablecer las bases económicas de ambas marcas. El plan completo será presentado en el transcurso de los próximos 100 días.

apertura_opel_psa_gm

También se anuncia la compra de las operaciones Europas de GM Financial, que queda pendiente de validación por diferentes instancias reglamentarias, pero su finalización se dará a conocer en la segunda mitad de este mismo año.

Carlos Tavares, Presidente del Directorio del Grupo PSA ha declarado: “Iniciamos hoy junto a Opel y Vauxhall una nueva fase del desarrollo del Grupo PSA. Este proyecto se ha convertido en realidad en sólo algunos meses gracias al excelente trabajo de los equipos a los que debo felicitar de manera efusiva.

Sabremos aprovechar la oportunidad que se nos brinda de reforzarnos mutuamente y de conquistar nuevos clientes gracias a la puesta en marcha del plan de rentabilidad de Opel y Vauxhall. En paralelo, la dinámica del plan Push to Pass se mantiene como una prioridad para los equipos que deben seguir concentrados en alcanzar los objetivos marcados. Confiamos en la dinámica que estas estrategias puedan crear en beneficio de nuestros clientes y de nuestros empleados”.

Peugeot 208 HDi

¿Qué significa para México?

El acuerdo de compra está basado casi en su totalidad en el principio de economía de escala, es decir, a partir de este momento, PSA es libre de comenzar a desarrollar la nueva generación del Corsa sobre la misma plataforma que el Peugeot 208, y el Astra tomando la base del 308.

Compartiendo componentes básicos y costos de desarrollo, PSA asegura que sus costos van a disminuir, de la misma forma en que Grupo Volkswagen ha tenido éxito con estas mismas prácticas compartiendo plataformas entre sus marcas, Volkswagen, SEAT, Skoda y Audi, principalmente.

peugeot_308_12

Esto no quiere decir que vayamos a ver a Opel en México próximamente, pero sí veremos a los autos de Peugeot con nuevos y más eficientes motores, sistemas de entretenimiento más completos y plataformas más ligeras con materiales avanzados, entre otros beneficios, sin que el precio incremente de forma dramática, gracias a que el desarrollo de estos componentes será amortizado por 5 marcas, en lugar de solamente una sola.