Al momento

El Dodge Viper se quiere despedir con un récord en el Nürburgring Nordschleife

Un ícono de la talla del Viper tiene que irse de manera espectacular y es por eso que un grupo de entusiastas del deportivo americano juntaron fondos vía internet para financiar y llevar a este impresionante 10 cilindros hacia lo más alto del Infierno Verde.

Los seguidores del reptil lograron integrar a un equipo privado que se encuentra en este momento en el Nürburgring preparando todo para conseguir una vuelta rápida que coloque al deportivo como el tracción trasera más rápido en dicho circuito. El coche que se está llevando al límite es un ACR de quinta generación con paquete aerodinámico extra y sin modificaciones mecánicas.

Se habla de que hasta el momento, el equipo y los pilotos han logrado un tiempo de vuelta de 7:03.45 segundos, mismo que todavía no los pone en el primer lugar de la lista de tracción trasera. Se dice que todavía habrá un par de intentos más, donde sabremos si finalmente este americano le quita la corona actual al Mercedes AMG GT-R.

Con el primero cronometraje que se anuncia, el ACR baja en ocho segundos sus tiempos anteriores y se coloca muy cerca del desempeño del Porsche 918 Spyder y del Lamborghini Aventador SV.  Importante mencionar que el Viper termina su producción el próximo 31 de agosto, el mismo día en que se cierra finalmente la planta en la que es construido.

Los pilotos que están intentando hacer historia son Dominik Farnbacher y Luca Stolz. El coche cuenta con llantas Khumo y también está siendo apoyado por la empresa Prefix. ¿Será que podrán bajar aún más el tiempo en los próximos intentos?