Al momento

Análisis: El nuevo Ford Fiesta podría no venderse en México, ¿qué llegaría a la planta de Cuautitlán en su lugar?

Ford Fiesta ST

La marca del ovalo azul presentó hace unos meses a la nueva generación del Ford Fiesta, el subcompacto de la marca que se vende con carrocerías hatchback y sedán. Es prácticamente un hecho que el nuevo auto no llegará a México, ya que las ventas de este modelo en nuestro continente, especialmente en Estados Unidos, han tenido una tendencia negativa en el último año.

Esta es la razón por la que Ford canceló su planta en San Luis Potosí, y apenas hace unas semanas, tras haber anunciado que el Focus 2019 sería fabricado en Hermosillo para todo el continente americano, cambió los planes y se llevó la producción a China. El precio del combustible en nuestro vecino país del norte está en un nivel muy bajo, y ahora la gente no ve motivos para comprar un auto pequeño y eficiente si de todos modos llenar el tanque no va a costar demasiado. Son los SUVs, sin distinciones de tamaño, los que se han quedado con la preferencia del comprador.

fiesta_st_2

Robert Stiller, Gerente de Producto, afirmó que el nuevo Fiesta no fue desarrollado como un auto global. Es un producto que, a diferencia del modelo actual, se desarrolló únicamente con los mercados de Europa, Asia y África como objetivo. Según reportes recientes, la actual generación no se venderá en los Estados Unidos para el año modelo 2018, decisión que habría sido tomada por el nuevo CEO del grupo.

Esto significaría que la planta de Cuautitlán Izcalli en el Estado de México quedaría libre, ya que la producción del Fiesta actual cesaría en el transcurso de los próximos meses. Ford habría elegido una estrategia similar a la que implementó FCA hace un par de años, alejándose de los autos pequeños en Norteamérica para producir lo que el público verdaderamente quiere comprar, SUVs.

2014 Ford Fiesta 5dr

De hecho, esta estrategia en nuestra región también estaría siendo implementada por General Motors, que podría cesar la producción del Sonic próximamente para enfocar esfuerzos a vender SUVs en el mercado estadounidense. Volkswagen tampoco apuntó a Estados Unidos con el desarrollo de su nuevo Polo, este producto será exclusivo de México, Centro y Sudamerica.

De forma hipotética, el Figo se quedará con el espacio en la gama de subcompactos de Ford, y después de analizarlo, es lógico. El Figo es el auto mejor vendido de la marca, habiendo colocado alrededor de 10,000 unidades en nuestro país durante el primer semestre de 2017. Ford aprovechará la buena inercia de este modelo para buscar incrementar su porción de mercado, que ya sin el Fiesta, podría recibir nuevas versiones para abarcar el espacio disponible en la gama.

ford_ecosport_1

Luego queda analizar lo que pasará en Cuautitlán, ya que es difícil pensar en que Ford abandonara esta planta, por no decir imposible. La planta que actualmente fabrica todas las variantes del Fiesta se inauguró en 1964 y a lo largo de su historia ha fabricado al Mustang y a la Serie F. Este complejo productivo tiene 206 hectáreas y emplea de forma directa a 2,130 personas, según datos de Ford.

Esta factoría tuvo una remodelación de fondo en 2010, después de haber fabricado pickups, para comenzar con la producción del Fiesta 2011, un auto que en su momento fue de suma importancia para la marca porque representó el ingreso de Ford a un segmento de autos en el que anteriormente no participaba, en la parte alta de la categoría de los subcompactos con terminados de alta calidad, un motor moderno y completísimo equipamiento de seguridad. El Fiesta también le permitió a Ford entrar a este segmento en los Estados Unidos para competir con Honda Fit y Toyota Yaris, los líderes en ventas de ese segmento en aquel país.

Ford_Figo_2016_01

Entonces, ¿qué tomaría el lugar del Fiesta en las líneas de Cuautitlán? Tenemos dos ideas, la primera de ellas es EcoSport, producto que actualmente llega de India, pero que comenzará ventas muy pronto en Estados Unidos con todo y su rediseño.

EcoSport no es uno de los superventas de la marca en México, pero cuando comience a venderse en Estados Unidos y Canadá será necesario traer un mayor volumen, y la planta de Cuautitlán nos parece una alternativa lógica para proveerlo. Adicionalmente, esta planta produce actualmente el Fiesta, auto con el que EcoSport comparte componentes mecánicos y de chasis.

Ford EcoSport

Ford EcoSport

La segunda opción, es Figo. Siendo el superventas de la marca en México, tiene sentido que la producción sea local para así tener una mayor disponibilidad de piezas y de producto. En teoría, este auto también comparte componentes con el Fiesta, por lo que podría hacerse sin demasiadas modificaciones a la línea ya existente.

Nota orignal publicada en SoloAutos.mx