Al momento

Opinión: 6 razones por las que aplicar fotomultas a placas foráneas destapa todas las carencias de nuestra movilidad

Fuente: internet

Que son anticonstitucionales, que son más bien recaudatorias y no sobre la verdadera seguridad vial, que son aplicadas de manera incorrecta… el listado de quejas puede ser amplísimo y la aplicación en nuestro país es cada vez más solicitada en diferentes ciudades, porque han demostrado que son una excelente fuente de recaudación, aunque también de reducción accidentes, según quienes las controlan.

No queda la menor duda de que son un buen negocio. En Jalisco, por ejemplo, las fotomultas recaudaron desde hace cuatro años, más de 1,200 millones de pesos. Tan solo en 2014 hubieron más de 600 mil multas que significaron casi 250 millones de pesos y año con año la recaudación es mayor gracias a la implementación de más equipos de radares. Es decir que la recaudación es directamente proporcional al aumento de cámaras para multar, pero también podemos concluir que la meta de reducir la velocidad en las calles no se ha cumplido, si es que ha sido necesario ir incrementado la cantidad de fotoradares.

fuente: internet

fuente: internet

En Puebla se habla de más de 450 millones de pesos por recaudación mientras que en la CDMX, tan solo en el 2016, fueron más de 1,180 millones de pesos.

De acuerdo con datos de la capital mexicana y la empresa que fuera la encargada de aplicar las fotomultas en Jalisco, la reducción de accidentes fatales se ha reducido en promedio en 50%.

Si el foco es, entonces, reducir los riesgos de accidentes, como la medida del alcoholímetro, por ejemplo, ¿por qué no se penaliza a los reincidentes en multas de velocidad con puntos en la licencia? ¿Será porqué es un recurso meramente recaudatorio?

Verifica aquí si tienes adeudos con la Tesorería de CDMX

Pero se puede hacer más negocio

En una jugada de esas maestras, el Gobierno de la Ciudad de México acaba de sumar a la lista de deudores de fotomultas a los conductores con placas foráneas. A partir de julio de este año, todos los autos con placas que no sean de la CDMX y que sean captados por una cámara radar infringiendo los límites o algunas de las leyes viales de la ciudad, serán multados y puestos en la base de datos.

fuente: internet

fuente: internet

¿Pero qué creen? Lo mejor (para el gobierno) es que esta medida es retroactiva desde enero de este año, por lo que no dudes, querido lector, que si has circulado por la ciudad con placas foráneas es muy posible que tengas en tu haber repentinamente un adeudo con el gobierno capitalino.

Vaya, a nuestra redacción ya le pasó.

De acuerdo con el diario La Crónica, hay conductores con sorpresivas cuentas de más de 30 mil pesos. Debemos aclarar que, como no pueden cobrarte a través de las tesorerías de otros estados, si por alguna razón tu coche es detenido y llevado a uno de los corralones de la CDMX, ahí es donde vendrá el desquite y no podrás sacar tu auto si no pagas todos los adeudos. También es importante aclarar que, como no te avisaron a tiempo de tu multa, tendrás un descuento del 80%.

Así es que cuidado si vas a circular por la capital del país

¿Qué destapa todo esto?

Solo carencias.

Primero, que no exista en nuestro país un organismo que regule el tema de movilidad a nivel federal. Así tendríamos una base de datos completa de placas, estados y, más importante aún, conductores. Porque por si no lo sabían, podemos tener licencias de manejo en cada estado y no hay ningún organismo que lo prohíba. Así es poco menos que imposible castigar con puntos a conductores reincidentes. Nos lo debe el Gobierno Federal.

Foto: Atracción 360

Foto: Atracción 360

Segundo. Si bien el gobierno de Mancera tiene un plan denominado Visión Cero muertes en el que indican que la aplicación de las fotomultas es parte clave en la consolidación de este objetivo (hoy en día fallecen tres personas al día en accidentes viales en la CDMX), lo que nos parece preocupante es la aplicación de la medida: que arbitrariamente desde enero se vayan acumulando infracciones a conductores sin ser notificados; es gravísimo. ¿Se pueden imaginar a los policías en una implacable búsqueda de infractores/deudores? Nosotros sí.

Tercero. Pero que los policías vayan en una búsqueda frenética por la mordida o de remitir al corralón a los autos, solo nos recuerda lo bajo que se encuentran en la escala de sueldos y prestaciones. Su sueldo líquido mensual no supera los 4,000 pesos. ¿Qué sucedería si estuvieran mejor pagados y preparados?

Cuarto. Entonces, esto nos lleva a otra carencia. Que se deba recurrir a este tipo de controles viales solo evidencia que tenemos muy malos conductores y eso se debe a que, como ya mencionamos, en México no existe un organismo que regule la movilidad. Por lo tanto no hay un sistema nacional de licencias y, como tal, cada gobierno es libre a aplicar los exámenes o recursos que consideren suficientes para que los conductores sean aptos de conducir. En otras palabras, cómo se otorgan las licencias de conducir. Es tan arbitrario el sistema que no se considera una identificación oficial a diferencia de otros países.

Es tan fácil obtener una licencia como comprar un kilo de tortillas.

Fuente: internet

Fuente: internet

Quinto. Pero aquí no para la cosa, tenemos que irnos un poco más al inicio de la cadena del caos: nuestras calles; la infraestructura urbana y señalización. Un conductor extranjero con excelentes calificaciones en su territorio conduciendo, se puede hacer una pelota en la CDMX: glorietas en contrasentido y sin preferencias, vueltas continuas prohibidas y millones de topes, son tan solo algunos de los particulares de esta ciudad. ¿Es un lugar adecuado y seguro para conducir?

Sexto. Creemos que los planes deben ser a largo plazo pero bien sabemos que las autoridades trabajan con una visión resultista a sus años de gobierno. Así no hay planes formativos por ejemplo en escuelas que hagan comprender a los más pequeños de casa la importancia de la vialidad y la sana convivencia en nuestras calles.

Así probablemente tendríamos conductores más responsables, calles mejor pensadas para conductores más capaces y licencias otorgadas con mayor responsabilidad para que policías mejor pagados cuiden de la seguridad de la sociedad sin tener que ensalsar los bolsillos de administraciones que solo piensan en poner más y más cámaras de fotomultas. Pero eso es ponerse a trabajar demasiado, no alcanza en un sexenio, ¿no creen?