Al momento

Volvo decide moverse a motores electrificados para el 2019

Así como lo lees. Los suecos de Volvo han decidido incluir de manera obligatoria en sus próximos modelos la electrificación; los próximos modelos de la marca, a partir del año 2019, serán puramente eléctricos o híbridos.

“Este anuncio marca el final de los autos impulsados solamente por motores de combustión interna”, explicó el CEO de la marca, Hakan Samuelsson en un comunicado.

“Volvo anunció que planeaba vender un total de un millón de autos con electrificación para el 2025. Y cuando lo decimos, significa que lo haremos y esta será la manera de hacerlo”, sentenció.

Twin Engine T8 Volvo S90 Inscription White

El mensaje inicial se dio en el 2014 después de la compra del fabricante chino Geely, en el que la marca aseveró que sus autos y SUVs futuros tendrían por lo menos una variante plug-in hybrid, haciendo espacio a los modelos impulsados por combustibles.

“Nuestra meta es ser líderes en la evolución hacia los modelos eléctricos”, indicó Samuelsson a Automotive News Europa. “Con este movimiento, estamos fortaleciendo nuestra marca, dejando clara nuestra posición frente a los competidores”.

Volvo no estará solo, sobre todo ante la competencia Premium. El próximo año y para el 2019 veremos a Audi, Mercedes-Benz y Jaguar remover el mercado con SUVs electrificadas, mientras que también presentarán sedanes e incluso sedanes deportivos completamente eléctricos; y Porsche no se quedará atrás.

Todos estos fabricantes, junto con BMW, ya ofrecen versiones de sus productos con tecnología híbrida y conectable, mientras que, por el otro lado, VW con la octava generación a la vista en 2018 ofrecerá un desarrollo con potentes baterías de 48 voltios para híbridos de grandes ahorros de combustible.

CMA Battery Electric Vehicle Technical Concept Study - 3/4 view

Volvo ofrece dos tamaños de arquitecturas para las próximas generaciones de sus autos: la conocida como SPA, Scalable Product Architecture o Arquitectura Escalable de Producto en español, y la CMA, Compact Modular Architecture o Arquitectura Modular Compacta.

Similar a la estrategia que tienen marcas como Audi, BMW, Volkswagen o Mercedes-Benz, estas plataformas están basadas en la tecnología eléctrica de alto desempeño de 48 Volts (en lugar o además de las convencionales que existen hoy día de 12 Volts), para poder ofrecer productos de híbridos con mecánicas de gasolina o diésel, híbridos conectables o sistemas 100% electrificados BEV (battery electric vehicle). Incluso Renault ofrecerá un híbrido basado en esta tecnología para la próxima Scenic.

“Este se trata del consumidor”, explicó Samuelsson. “Los compradores están demandando autos electrificados, y nosotros estamos respondiendo a las necesidades actuales y futuras. Ahora podrás elegir cuál Volvo electrificado vas a querer”, finalizó.

A pesar de que la marca, hoy día, no está fabricando ningún auto de estas características, insiste en que ofrecerá cinco de éstos para el mercado en los próximos dos años, entre 2019 y 2021 y, además, dos de ellos tendrán el sello de alto desempeño de su división Polestar.