Al momento

Primer contacto: Volkswagen Arteon, el intento de Volkswagen en el segmento Premium

¿Qué es lo que define un auto Premium? ¿Es el auto en sí? ¿Es el logotipo y la compañía detrás de él? Volkswagen está apunto de averiguarlo con el Arteon, que es un Passat alargado y revestido con el objetivo de perseguir a los compradores del BMW Serie 3, Audi A4 y Mercedes-Benz Clase C. Si la estética fuera un factor decisivo, el Arteon podría haber ganado, pero no es así.

Lo mismo, pero diferente

Probablemente esperabas ver algo más de esto en Volkswagen. Un modelo tiene tanto éxito que los ingenieros y planeadores de producto buscan la forma de hacer otro igual, pero a la vez muy diferente.

db2017au00978_large

No es una formula nueva, pero se popularizó con Mercedes-Benz y el Clase E, que tuvo también al CLS. Así que aquí aparece Volkswagen con el Passat y el Arteon, que efectivamente remplaza al CC, aunque Volkswagen insista en que no es así, porque lo han reposicionado en un peldaño más alto.

Siendo justos, no es lo mismo que un Passat, a pesar de que existen muchos puntos de diseño interior que los acercan y hacen evidente el enlace de familia. La disposición del interior y la sensación de espacio se ayudan con el hecho de que se agregan 50mm a la ya de por sí generosa distancia entre ejes del Passat.

db2017au00965_large

Las ofertas de motor incluyen dos versiones del bloque 2.0 litros TSI y un solo 2.0 litros turbodiésel, aparte del nuevo 1.5 litros TSI que ha sido descartado de la gama del Golf para México por ser muy costoso. También existe la posibilidad de que más adelante se suma a la gama de motores un nuevo V6 de ultra alto desempeño.

A pesar de habernos mandado solamente una versión R-Line, Volkswagen no espera que el Arteon se convierta en un sedán deportivo. Podrá acelerar a 100km/h en 5.6, lo suficientemente enérgico para la mayoría de las personas, y alcanza una máxima de 250km/h limitada electrónicamente.

Interior espacioso

El Passat CC tenía algunos problemas con el espacio para cabeza en plazas traseras y la vista hacia atrás, ambos han sido solucionados con el nuevo auto. También es útil para avanzar hacia un segmento más Premium, y sus dimensiones son lo suficientemente generosas para ponerlo en el radar de los compradores potenciales.

db2017au00967_large

Sus dimensiones totales son mayores que las de un Audi A5 Sportback o BMW Serie 4 Gran Coupé y la distancia entre ejes de 2481mm (131mm más amplia que en el Passat CC) hace a los asientos traseros más espaciosos que en ambos coches, ofreciendo más de un metro de espacio para piernas. Con 4862mm de longitud total, es 95mm más largo que el Passat sedán actual y 65mm más largo que el Passat CC.

La carrocería tipo liftback entrega 563 litros de volumen en la cajuela, que se queda corto frente a los 650 litros del Passat sedán, aunque con los asientos reclinados consigue 1,557 litros y estos se abaten en configuración 60:40.

Pretensiones deportivas

El Arteon alemán es, entonces, grande por dentro y por fuera. También es refinado hasta un nivel sorprendente. Las ventanas laterales son laminadas y se elevan desde puertas sin marco, con más amortiguación de ruido y vibraciones que el Passat convencional y las luces de LED, que no solo son de serie para todas las versiones, sino que se integran con la parrilla frontal en un diseño cohesivo.

db2017au00973_large

La versión R-Line usa su propio sistema de amortiguamiento adaptativo, que lo pone un paso por delante del Passat, ya de por sí muy confortable. Este sistema permite al Arteon flotar cuando así lo deseas, o exprimirles todo el potencial a las llantas. El auto tendrá opciones de equiparse con rines de 17, 18 o 19 pulgadas.

Como con muchos sistemas activos multi-nivel, el Arteon es más eficaz cuando usamos el modo Normal, lo que muchas personas en el medio llaman el modo ingeniero: aquel con el sabían que el auto debía estar equipado desde el inicio, aunque los mercadólogos insistieron en tener un rango de modos para diferentes gustos.

En el modo normal, el control de la carrocería es extraordinario y los cambios de marcha se ligan de manera suave a través de la caja automática de 7 velocidades. Aun así, no es el mejor cuando hay baches o irregularidades, con una vibración que llega directo a la cabina.

db2017au01046_large

En contraste, el modo sport es demasiado firme para situaciones cotidianas de manejo. Los baches son una molestia en este caso, pero como punto positivo es este el que saca lo mejor y de la dirección, dándole una sensación de linealidad. (Volkswagen quiso que supiéramos que el gurú de las direcciones de Porsche estuvo involucrado en la puesta a punto del Arteon, pero su dirección eléctrica difícilmente será confundida con la del 718 Cayman).

Aquí es cuando llevarás el motor al límite, y sabrás que es especial. Sabemos que el motor es un bloque de cuatro cilindros, sus vibraciones están pulcramente aisladas de la cabina y es fuerte, especialmente por encima de las 3,000rpm. Hay suficiente potencia para motivar a los 1,716 kilogramos de Arteon a altas revoluciones, aunque en ocasiones nos encontramos buscando más revoluciones. Afortunadamente, los cambios descendentes son rápidos y precisos.

db2017au01011_large

Después está el modo Confort, que es demasiado suave para los gustos europeos, aunque podría satisfacer las necesidades del mercado estadounidense. El modo Individual permite elegir entre diferentes modos para la caja, suspensión y dirección, y hacer la combinación que mejor te convenga.

Seguridad, completísima

En una pista importante de que Volkswagen podría estar más avanzado en el sendero de los autos autónomos de lo que creemos, el Arteon mezcla la sofisticación de un auto de lujo con las generaciones más recientes del control crucero adaptativo.

Efectivamente, ahora puedes manejar un Arteon usando solamente el volante y dejar que el control crucero se encargue de todo lo demás. La prueba de manejo trató de límites de velocidad y señales de tráfico alemanas, pero Volkswagen insiste en que el sistema podrá leer las señales en diferentes regiones del mundo.

db2017al00560_large

A diferencia de sistemas primitivos, el Arteon reconoció el cambio de 100km/h a 50km/h e incluso hasta 30km/h con calma y suavidad, en lugar de frenar con urgencia en último momento. De repente, parecía que el auto era capaz de borrar todo el estrés del manejo en ciudades complicadas.

Basta con presionar el botón de ‘resume’ en el volante para que el sistema se ocupe de la aceleración y frenado, y hasta lo combina con todo lo que sabe gracias al mapeo del GPS para bajar la velocidad en curvas y cruces y luego volver a acelerar.

Lleva acabo las mismas tareas en modo Sport, apurando los cambios descendentes, y lo hace de forma más gentil en modo confort. Solo tendrás que involucrarte con acelerador y freno si te detienes por más de unos segundos en un semáforo.

db2017au00948_large

El sistema es más sofisticado de lo que parece, el Arteon es capaz de combinar información del radar y de la cámara frontal en el parabrisas. También usa la cámara para determinar de forma precisa en que punto de su carril se encuentra y que tanto debe frenar en cada curva.

La dirección también tiene la capacidad de hacer lo mismo, aunque demanda que pongas las manos en el volante cada 15 segundos aproximadamente. Puede ser completamente autopilotado en embotellamientos a velocidades de hasta 60km/h, controlando la dirección, aceleración y frenos de forma independiente al conductor.

Hay asistentes de cambio involuntario de carril, pero la mayor innovación del auto es que puede detectar si el conductor se encuentra incapacitado (dormido, ataque cardiaco o cansado) y tomar medidas. Probamos el sistema y después de no tocar ningún mando por más de 30 segundos, el auto respondió con una alerta sonora y visual y una sacudida con los frenos. Luego encendió las intermitentes y se orilló al costado del camino. Volkswagen asegura que puede hacer esto mismo a altas velocidades, cambiando de carril de forma segura para luego detenerse por completo en el acotamiento.

db2017au00995_large

La desventaja…

Hay un área en donde sentimos que Volkswagen pudo esforzarse más, y esa es la del diseño interior. El tablero es muy similar al del Passat por la forma en la que se ve y se siente y el diseñador interior admitió que no hubo mucho más que pudiera hacer para diferenciarlo.

La ventaja para Volkswagen está en que el interior del Passat convencional es mucho más atractivo que el auto, y los materiales son de alta calidad por la forma en la que se ven y sienten.

db2017au01013_large

Para los compradores potenciales probablemente sea recomendable optar por el head-up display opcional, porque de cualquier manera el corte en la parte alta del tablero podría ser molesto por los reflejos que genera.

La pantalla más grande en la oferta, de 9.2 pulgadas tiene control de gestos, y los menús crecen conforme acercamos el dedo. A diferencia de Audi, BMW y Mercedes-Benz, Volkswagen no utiliza una perilla para el sistema de info-entretenimiento, porque confía en que la pantalla táctil puede hacer las mismas funciones de forma intuitiva.

La ventila del climatizador corre por todo lo ancho del tablero, y se interrumpe solamente por el reloj en el centro, mientras que los asientos son confortables adelante y atrás.

Volkswagen Arteon R-Line
Motor: L4 2.0L turbo; 276hp y 258lb-pie
Transmisión Automática DSG; 7 velocidades
Consumo observado: 13.7km/L
CO2 164g/km

Nota original publicada en SoloAutos.mx