Al momento

¿Un coche que detecta ataques cardiacos? Toyota ya prepara una tecnología para prevenir colisiones

Hace unos meses, un taxi en Brooklyn, Nueva York se salió del camino y atropelló a una joven como consecuencia de un ataque cardiaco sufrido por el conductor. La mujer sobrevivió, pero el incidente remarcó los peligros que representan los ataques cardiacos mientras se está manejando.

Toyota ya se encuentra en plena etapa de investigación que permitirá a sus autos analizar la fisiología del conductor para detectar si está teniendo algún problema cardiaco, y luego detener el auto de forma segura, orillarlo y hasta llamar a los servicios de emergencia.

La armadora nipona, en conjunto con la Universidad de Michigan, está desarrollando esta tecnología. “Un gran número de accidentes son ocasionados por condiciones médicas mientras se conduce, específicamente eventos cardiovasculares,” comentó el Dr. Kayvan Najarian. “Toyota ha investigado con estas tecnologías, y como puede moverse hacia tecnologías que sean capaces de monitorear y analizar la fisiología de la persona que maneja para predecir si tendrán algún problema cardiaco.”

De acuerdo con el equipo de investigación, los eventos cardiacos son detectables con tecnología en el auto, por lo que han desarrollado un algoritmo que alimenta al sistema dentro del coche para predecir un suceso así.

Esta idea, que parece innovadora, ha tenido retos importantes. Uno de ellos es el de asegurarse de que la tecnología sea totalmente precisa para evitar que el auto se detenga de forma innecesaria, o sea, prevenir las falsas alarmas.

“Un reto importante para aplicaciones en vehículos es el de tener un sistema que pueda detectar pequeños cambios en el ritmo cardiaco, pero que pueda separarlos del ruido y movimiento que tradicionalmente tiene lugar en un vehículo,” explicó Pujitha Gunaratne. “En la unidad de cuidado intensivo, existen todo tipo de mecanismos que aseguran que los monitores no tengan interferencias electrónicas. Eso no es sencillo [de instalar] en un vehículo. Necesitaremos algoritmos robustos y avanzados.”

El equipo continuará con pruebas y validaciones del algoritmo, y espera presentar resultados preliminares para el año 2020.

Imágenes | Motoring

Nota original publicada en soloautos.mx