Al momento

Takata y el gran fraude de los 100 millones de airbags la manda a la quiebra

La marca fabricante de bolsas de aire ha solicitado la protección por bancarrota en Estados Unidos y Japón, después del gigantesco problema de venta de más de 100 millones de airbag defectuosas a once fabricantes y haber falseado información sobre el funcionamiento defectuoso del sistema de despliegue, considerándolo responsable de al menos 17 muertes.

Todo comenzó en el 2007 cuando su cliente más importante, Honda, reporto tres explosiones de airbags en sus autos, cuando estos se mantenían en condiciones de alta humedad. El fabricante culpó a Takata de venderles producto defectuoso.

Esto desató una investigación que determinó que desde el 2000 la empresa había instalado más de 100 millones de bolsas de aire defectuosas en Toyota, Honda, Chrysler, General Motors, Nissan, Mitsubishi, Mazda, Subaru, Ford, Daimler y BMW.

Por ello, en 2015 tuvo que retirar 34 millones de airbags en los Estados Unidos y, aunque hubo acuerdos con los fabricantes para compartir los gastos de los retiros, las pérdidas han sido millonarias. Para colmo, recientemente la empresa ha reconocido que falseó los informes para reducir las consecuencias de las fallas de sus dispositivos, por lo que fue acreedora de una multa por mil millones de dólares. Del mismo modo, tres de sus ejecutivos están sometidos a juicios penales por falsedad de información.

La empresa será comprada por 1,600 mdd por Key Safety System. Las operaciones que tiene la planta en nuestro país, no se han visto afectadas.