Al momento

Análisis Especial: Diesel o gasolina, ¿qué motor me conviene más?

Mucho tienen que ver tus necesidades y tus características de manejo, pero la realidad es que en nuestra época, después de la llegada de las mecánicas híbridas, los propulsores diésel están perdiendo terreno respecto a los de gasolina.

Si bien es cierto que nuestro mercado nunca ha sido de motores diésel, debemos de recordarles que casi el 80% de los vehículos de pasajeros y de carga, utilizan este tipo de combustible. Es una realidad que el rendimiento de los diésel es mejor que en los de gasolina y que el gasto cuando se llena el tanque es menor, pero debido a la construcción y a los compuestos del carburante, los motores de gasóleo contaminan más de lo que nos gustaría y a largo plazo sufren más averías que lo de combustible convencional.

Hoy en día, la contaminación es tanta que las automotrices están buscando nuevas tecnologías que logren consumos contenidos y que sean accesibles para las masas. En México disponemos de motores tricilíndricos, sistemas de inyección directa con turbo, cilindradas menores a 1,400 centímetros cúbicos y diversas tecnologías que aportan en eficiencia y que están pensadas para una conducción urbana.

gasodiesel-autologia-2

¿Por qué un motor Diesel?

La única ventaja que nosotros encontramos en este tipo de impulsores es el ahorro de combustible. La autonomía que te otorgan estos motores con tanque lleno es un 35% mayor que la que entregan los motores de gasolina convencionales. Hablamos de que un Volkswagen Vento a gasolina entrega 450 kilómetros por tanque lleno, mientras que un Vento TDI ofrece cerca de 700 kilómetros con tanque lleno.

El factor ahorro de combustible es muy importante y justo ahí es donde conviene comprar un coche a diésel. Si tus trayectos son largos, usas el coche todos los días y necesitas que tu tanque de gasolina dure más de una semana, estos motores aún son opción. Asimismo, si buscas una pickup o un vehículo de carga para trabajar las opciones diésel siguen siendo viables.

No obstante, hay que tener en mente que el Diesel en nuestro país no es de buena calidad y que además de que vas a contaminar en mayor porcentaje, puede ser que tu motor presente problemas a mediano plazo. Las marcas que ofrecen coches con estas características trabajan para filtrar y hacer más amigable el proceso, aunque el conflicto sigue siendo una realidad.

gasodiesel-autologia-1

¿Por qué un motor a gasolina?

Sencillamente porque los propulsores a gasolina son más confiables y en la actualidad ya logran ser muy eficientes con ayuda de turbocompresores, inyección directa y sistemas de válvulas variables. Además, es un hecho que estos motores, sobre todo los de bajo cubicaje contaminan menos que los diésel.

Es cierto que la gasolina que se vende en México tampoco es de buena calidad y que mucha de la contaminación que existe en el país es gracias a los compuestos que integra el carburante, pero de igual forma nos parece mejor opción adquirir un motor 1.2 litros TSI que un 1.6 litros a diésel. Es natural, hoy la industria busca motores pequeños y planea apoyarlos con sobrealimentación y con sistemas eléctricos. Los diésel están dejando de ser opción hasta en Europa.

Veredicto

En Autología creemos que hoy por hoy conviene más comprar un motor a gasolina de baja cilindrada acompañado por un turbocargador o algún sistema de sobrealimentación. Los que echan mano de tres cilindros funcionan bien en la ciudad, aunque carecen de potencia para llevarse en carretera, sin embargo, los pocos que ofrecen motores tricilíndricos con un turbo pequeño nos parecen excelentes para la Ciudad de México, al mismo tiempo de los motores debajo de los 1,500 centímetros cúbicos.

Por otro lado, nosotros nos decidiríamos por motores diésel en vehículos de trabajo. Por ejemplo una Nissan NP300 Frontier o algún Peugeot Partner, que están hechos para un uso específico. De ahí en fuera, creemos que los motores de gasóleo tienen más puntos negativos que positivos.