Al momento

A prueba: Suzuki Swift Boosterjet 2018, el segmento tiene un nuevo referente

Después de más de 7 años en nuestro mercado sin un cambio generacional, la marca nipona ha presentado a la nueva generación de su auto subcompacto, la cuarta a nivel mundial y la tercera que se vende en México. Hablamos un segmento con un volumen de ventas considerable, y francamente, Suzuki estaba dejando pasar la oportunidad de ofrecer un producto moderno y tecnológico, dos de los factores que más relevancia tienen en un segmento como este, con enfoque claramente juvenil.

Desde que vimos las primeras imágenes y especificaciones del nuevo auto supimos que prometía mucho. Comenzó a utilizar una plataforma totalmente nueva y perdió peso, con menos de 1,000 kilogramos, es el más ligero de su segmento. No debemos olvidar que el Swift fue uno de los autos con los que la marca desembarcó en México en el año 2005, y aunque han llegado nuevos modelos para diversificar la gama, este es uno de los referentes. Es inevitable relacionar a Swift y Vitara con la marca Suzuki.

El diseño ha evolucionado y me parece que es muy atinado, mantiene las líneas tradicionales que han distinguido al auto, pero esta nueva iteración se percibe más moderna. La parte trasera cuenta con unos grupos ópticos similares a los de las anteriores generaciones, manteniendo los aires de familia. De perfil, mantiene esa silueta característica, con líneas angulares y hasta musculosas. Ayuda que las manijas de las puertas traseras van escondidas en el poste C y que este a su vez hace un efecto de techo flotante gracias al diseño y al contraste de colores.

_dsc5109

El nuevo Swift es 10 milímetros más corto y 15 milímetros más bajo que su antecesor, pero la distancia entre ejes gana 20 milímetros y el ancho crece en 40 milímetros. El espacio interior es magistralmente aprovechado y personalmente, me cuesta entender cómo fue que los ingenieros de la marca lograron empaquetar tanto espacio en un auto subcompacto.

Un servidor mide 1.82 metros, y pude viajar en el asiento del conductor con espacio de sobra para la cabeza aún con el asiento en su punto más alto. En las plazas traseras, la historia es similar, con espacio de sobra para cabeza y piernas hasta para 4 adultos de talla regular, aunque un quinto ya irá algo justo. Otra consecuencia de los incrementos en las cotas exteriores puede ser notado en el maletero, que gana un 20 por ciento de volumen, pudiendo albergar 265 litros.

El nuevo Swift se basa en la nueva plataforma de la marca, llamada Heartect, que también utiliza el nuevo Ignis y a la cual le atribuimos el estupendo comportamiento dinámico del nuevo auto. Por sí sola, ha perdido 30 kilogramos frente a su antecesor, aunque el conjunto es 120 kilogramos más ligero.

_dsc5073

El manejo es preciso y muy directo, en caminos sinuosos el nuevo Swift mantiene los balanceos de la carrocería al mínimo y solo comienza a subvirar de manera controlada cuando se exceden los límites de tracción, que por cierto son muy altos y permiten jugar con el auto en caminos complicados. Uno de los puntos negativos que encontramos es que, aunque la dirección resulta increíblemente rápida en sus reacciones, no comunica mucho de lo que sucede entre las llantas y el pavimento.

La puesta a punto de la suspensión es adecuada, tirándole un poco a rígida. En caminos maltratados, las imperfecciones se hacen presentes en la cabina a través de la dirección. Es un auto que busca el mejor manejo, y lo prioriza sobre la calidad de marcha.

El protagonista sin duda es el nuevo motor Boosterjet, que deriva del bloque que conocimos en Vitara y S-Cross Turbo.  En este caso pierde uno de los cuatro cilindros y desplaza 1.0 litros, colocándolo como uno de los motores más pequeños de su categoría, pero también como uno de los más potentes, especialmente en rangos bajos.

Con el motor Boosterjet, no es necesario llevar el motor al límite de vueltas para encontrar potencia y lograr incorporaciones a vías de alta velocidad o adelantamientos. Eso no solo mejora las sensaciones, sino que también favorece a los consumos. En manejo poco cuidadoso, con tránsito pesado y haciendo paradas constantes en semáforos y topes, obtuvimos 12.5 kilómetros por litro y estoy seguro de que, si hubiera intentado extraerle el mejor rendimiento a este motor, hubiera podido conseguir al menos 16km/L.

Las versiones de entrada montarán el bloque atmosférico de 1.2 litros, que ya conocemos muy bien en el Ignis. Los 82 caballos que eroga este motor podrán parecer pocos para el segmento en el cual se ubica el Swift, pero debemos tomar en cuenta que también es más ligero que todos sus competidores, deteniendo la báscula cerca de los 900 kilogramos.

_dsc5203

En la prueba, evalué a la versión turbo con caja automática de 6 marchas, pero este motor también podrá asociarse con un manual de 6 cambios. Por su parte, el motor atmosférico puede combinarse con transmisiones CVT o bien, una manual de 5 escalones. De esta versión automática llama la atención que la transmisión no nos permite llevar el motor más allá de las 5,500 vueltas, haciendo los cambios de forma automática en ese punto, mucho antes de alcanzar la línea roja.

Por equipamiento, esta versión es idéntica a los GLX con el motor atmosférico, y está equipada con seis bolsas de aire, control electrónico de estabilidad, aire acondicionado electrónico, pantalla táctil con Bluetooth e interfaces para Android Auto y Mirror Link, mandos al volante, computadora de viaje y control crucero.

El Swift es el primero de una serie de autos subcompactos que llegarán a México en los próximos 12 meses con mecánica tri-cilíndrica y turbocompresor, Ford Fiesta, SEAT Ibiza y Volkswagen Polo. Por sensaciones de manejo, el Swift cumple con creces y de momento se coloca por encima de los dos referentes en este apartado, Kia Rio y Mazda2.

Creo que la fórmula que ha utilizado Suzuki para este nuevo Swift es la correcta, apelando a los clientes que buscan un auto divertido de llevar, sin dejar de lado la tecnología y la economía de combustible en los trayectos urbanos.

Suzuki Swift 2018
Motor: 3 cilindros Boosterjet, 1.0 L turbo, 110 hp y 118 lb/ìe
Transmisión Automática 6 velocidades
Consumo oficial: Combinado: 22.4 km/l
Consumo en pruebas: Combinado: 15.3 km/l
Cajuela: 350 litros (estimado)
Versiones y precios:
GS: TM5/224,990 – CVT/239,990
GLX: TM5/244,990 – CVT/259,990
Boosterjet: TM5/264,990 – TA6/279,990