Al momento

Nissan Note: Siete cosas que nos gustan y no nos gustan

El Note es uno de los familiares subcompactos menos llamativos de la familia de Nissan. Las razones parecen ser algo evidentes a la vista: su diseño de miniván compacta no es probablemente el más atractivo para la mayoría por ubicarse justo en el camino medio entre un hatchback y un crossover o SUV urbana.

Sin embargo, sí creemos que, si alguien busca un familiar amplio sin tener que desembolsar mucho dinero, este segmento de minivanes subcompactas en el que también participa el Honda Fit, son opciones sensatas y muy cumplidoras. Por eso es que hemos decidido evaluar a profundidad al Nissan Note, aprovechando además su reciente actualización visual y de equipamiento, para llevarle en todas las circunstancias posibles y demostrar sus propias capacidades para resolver la movilidad familiar. Por ello podemos decir las siete cosas que nos gustan y no nos gustan del Note.

Diseño. A pesar de que sus líneas son de una miniván compacta, en la versión RS Nissan agrega faldones laterales, fascias delanteras y traseras de corte deportivo (incluso simula fibra de carbono), además de rines de 16 pulgadas de aluminio de doble cara, alerón, tercera luz de freno, con faros de niebla y un color sumamente llamativo.

Materiales. Estamos ante la versión más equipada y eso le permite a la marca agregar los mejores asientos del segmento: en gamuza, con vivos en naranja, pero, sobre todo, de muy buena sujeción, tamaño y mezcla entre confort y durabilidad. También hay de estos detalles en los paneles de las puertas y los plásticos, aunque rígidos, están bien ensamblados. También ofrece acabados tipo piano y se entiende, es un producto que se produce en la misma planta para importación y eso también le trae algunos beneficios en equipamiento y calidad general.

nissan_note_01

Habitabilidad. Basándose en la exitosa plataforma en la que Nissan desarrolla productos como Versa, Kicks o Sentra, el Note goza de gran espacio en la segunda fila. Pueden ir hasta tres adultos aunque el número ideal son dos, puesto que la marca solo ofrece dos cabeceras, lo cual no nos gusta, aunque sí se incluye un tercer cinturón de tres puntos. Raro en ese sentido.

La cajuela es de 383 litros, prácticamente la misma que en el Kicks y, aunque tiene la ventaja de abatir los asientos y aumentar hasta los 1,490 litros. Ofrece un piso plano vía una tapa dentro de la cajuela que bien se puede quitar y ganar unos litritos extras.

Nuestra unidad de pruebas tuvo fallas para poder abatir los asientos y tampoco nos gusta que la banca trasera no se pueda abatir o levantar, como sí sucede con el Honda Fit que lo hace más versátil.

Mecánica. Echa mano del confiable 4 cilindros de 1.6 litros que en el Note entrega 109 caballos y 107 lb/pie de torque. Suficiente para moverle con soltura. Lo que decíamos de las ventajas de ser un producto fabricado en la planta que tiene Nissan para importación (Aguascalientes 1), es que éste, a diferencia de Versa, puede echar mano de un automática de CVT y no de cuatro marchas. Si bien esta transmisión no nos gusta su desempeño (el arranque es lento, es ruidosa y a veces da unas patadas extrañas), el foco del consumo lo cumple con creces.

nissan_note_27

Consumo. Cuando vemos los datos que nos entrega en ciudad, donde mejor se desempeña, quedamos realmente encantados. 12.3 km/l sin ser cuidadosos, de hecho, hasta exigentes. Al momento de ser condescendientes superamos los 14 sin problemas. En autopista no lo fue así necesariamente, puesto que decidimos, dentro de nuestras pruebas, hacer un recorrido de 1,200 km, con auto cargado a tope, no logramos superar los 13 km/l a ritmos de 90- 110 km/h. En rutas más parejas superamos los 15 km/l. A pesar de la CVT, depende mucho de tu modo de conducción para mejorar considerablemente o no, el consumo. En promedio, en nuestras pruebas, obtuvimos un consumo de 13.3 km/l.

nissan_note_08

Manejo. Cumple con una movilidad confortable en ciudad. Es fácil de estacionar en cualquier lado, la dirección es suave, la caja, aunque lenta, es cómoda. Las suspensiones filtran todo lo que pasa debajo para no molestar en la cabina. Lo que no nos gusta es que muy lento en las aceleraciones y la frenada es poco precisa en gran parte por los frenos de tambor posteriores. Se fatigan rápidamente.

Equipamiento y precios. Aquí es donde vale la pena analizar a profundidad las opciones del Note. La verdad es que nos parece muy buena compra la variante de entrar, porque por apenas encima de los 200 mil pesos ya contamos con ABS, doble airbag, arranque por botón y apertura sin llave, equipo eléctrico, radio con bluetooth y anclaje para auto asientos (también beneficio de su construcción en una planta para exportación).

Agradecemos una buena cantidad de conectores, dos tipo cenicero y un USB para los dispositivos móviles que ya son un must a bordo del auto.

Conforme vamos escalando, por algo así como 23 mil pesos accedemos a una cámara de reversa mediante una pantalla touch central de cinco pulgadas con Nissan Connect y controles de velocidad de crucero en el volante. La caja automática CVT se suma por 15 mil pesos más en promedio y rines de 16 pulgadas junto con un descansabrazos.

Advance ya nos parece caro pues alcanza la cifra de los 260 mil para agregar un pantalla de 5.8 pulgadas con navegador y reconocimiento por voz, así como rines de 16 pulgadas además de faros de niebla.

Cierra SR que echa mano de un kit visual muy atractivo, rines específicos, los asientos ya mencionados y listo. No hay mejoras en equipamiento de seguridad.

nissan_note_28

Sumamente mejorable que no existe ajuste de profundidad en el volante y la ausencia de control de estabilidad y frenos de disco en las cuatro ruedas en todas las versiones.

Para nosotros, la compra más sensata debería ser la versión Sense manual.

 

Nissan Note
Motor: 4 cilindros, 1.6 L, 109hp y 107lb/ìe
Transmisión Manual 5 vel; Automática CVT
Consumo oficial: Combinado: 19 km/l
Consumo en pruebas: Combinado: 13.3 km/l
Cajuela: 383 L
*0 a 100 km/h: 17 s
*100 a 0 km/h: 47.8 m
Versiones y precios:
Drive 206,900 pesos
Sense: 228,900 pesos
Sense CVT: 245,000 pesos
Advance: 260,900 pesos
SR: 269,000 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México