Al momento

Fernando Alonso largará desde la segunda fila en las 500 millas de Indianápolis

¡Las manos del asturiano siguen finas! En la clasificación de la histórica carrera estadounidense, Alonso emocionó por su posible pole position, pero al final, se quedó con el quinto escalón en la parrilla de salida.

La competencia, que arrancará el próximo domingo 28 de mayo, tendrá al piloto de McLaren Honda en la segunda fila de partida ya que en la categoría Indy500, se posicionan tres monoplazas en cada una de las 11 hileras de arrancada. El desempeño de Alonso fue muy destacable, sobre todo si tomamos en cuenta que nunca antes había competido en los circuitos de la categoría norteamericana.

El español está corriendo a bordo de un McLaren Honda Andretti, que “come pavimento” por encima de los 370 km/h en los rápidos curvones del mítico Indianápolis Motor Speedway. Alonso tuvo complicaciones al comenzar la clasificación pero después, logró promediar una velocidad máxima de 372.241 km/h, lo que lo llevó directamente a la quinta posición.

Es importante recordar que a diferencia de la Fórmula 1, donde los pilotos clasifican por su tiempo de vuelta, en la Indy500 los pilotos clasifican basándose en la velocidad promedio máxima que alcanzan en cada vuelta. Obviamente, el reglaje de la clasificación es completamente diferente al de la carrera, en la ronda de calificación la carga aerodinámica baja y la presión del turbocompresor es mayor.

Alonso busca hacerse con la triple corona del deporte motor, que consiste en ganar el Gran Premio de Mónaco, las 500 millas de Indianápolis y las 24 Horas de Le Mans. El único piloto en el mundo que ha conseguido esta corona fue el británico Graham Hill, que ganó las tres competiciones y además fue campeón de Fórmula 1 en dos ocasiones.

De momento, les recomendamos que no se pierdan la carrera estadounidense el próximo fin de semana, donde veremos un espectáculo único.