Al momento

Oficial: Mazda CX-5 XL ya está confirmada, pero se llamará CX-8

Ya es oficial, hace unas semanas informábamos que una versión extendida con tres filas de asientos y espacio para 7 pasajeros de la CX-5 era inminente. Mazda ya ha confirmado que dicha camioneta estará a la venta en los mercados asiáticos este mismo año, pero no se llamará CX-5 XL como pensábamos, sino que tomará el nombre de CX-8.

Hasta ahora, los detalles son escasos, solo se reveló esta imagen del interior, que confirma que habrá espacio para 6 o 7 pasajeros, según se elijan asientos tipo banca o de capitán en la segunda fila.

De acuerdo a las especificaciones básicas reveladas hace unas horas, la CX-8 comparte la batalla con su hermana mayor, de 2,930 milímetros en lugar de los 2,700 de la CX-5, pero con 4.9 metros de largo es casi tan larga como la CX-9, que mide 5.075 metros. El ancho es idéntico al de la CX-5, con 1,840 milímetros.

mazda_cx5_2018_03

Actualmente, su comercialización está confirmada únicamente en Japón, pero dada la necesidad de SUVs en el hemisferio occidental, no sería sorprendente que la viéramos en nuestro continente el año entrante.

Hasta ahora, el único motor confirmado es el turbodiésel de 2.2 litros que hará su aparición en los Estados Unidos este año, bajo el cofre de la CX-5. Esperamos que, de llegar a México, se ofreciera con el bloque SkyActiv-G de 2.5 litros y 188 hp y posiblemente, la versión turbocargada de aquel motor, que conocemos en la CX-9, con 250 hp y 310 lb-pie de torsión.

¿Por qué es necesaria?

En México ya tenemos a la CX-9, es el crossover grande de la marca japonesa y podría parecer que, con esta oferta, la CX-8 sería redundante. No es así, algunos clientes buscan un SUV más pequeño y económico que la CX-9, pero necesitan de una tercera fila de asientos para uso ocasional.

Nissan ha seguido esa estrategia en México desde que introdujo a la X-Trail, un SUV Compacto que permite a los clientes optar por las versiones con tres filas, a pesar de contar también con la Pathfinder en su gama. X-Trail es una alternativa lógica para los que no pueden o quieren pagar por una Pathfinder, pero usan la tercera fila en trayectos citadinos.

pathcx9-autologia-5

Después de todo, en un mercado no para de comprar SUVs, pareciera que entre más alternativas haya, mayor será la posibilidad de éxito de la marca.

Como dato curioso, el hecho de que Mazda haya optado por llamar CX-8 a su nuevo SUV en lugar de seguir con la nomenclatura de números impares (CX-3, CX-5, CX-9) deja abierta la posibilidad de que, en el futuro, pudiera regresar la CX-7 como un SUV mediano personal, enfocado al confort y desempeño al igual que su antecesor, para rivalizar con ofertas como Ford Edge y Hyundai Santa Fe.