Al momento

Análisis Especial: El Autopilot de Tesla, cómo funciona, sistemas similares, ventajas, desventajas y precauciones

En los últimos meses ha comenzado la explosión del mercado de los coches con sistemas de conducción semi-autónoma, es decir, no se manejan solos en toda circunstancia, pero sí son capaces de activar acelerador, frenos y dirección en algunos casos en los que el conductor debe estar listo para re-tomar el control si este lo considera necesario.

Uno de los pioneros con este sistema es Tesla y su Autopilot, en autopistas o corredores urbanos es capaz de mantener el auto rodando a cierta velocidad y e incluso bajarla o aumentarla en función de otros vehículos o peatones. Eso no es la principal novedad ya que eso es algo que pueden hacer los sistemas de control de velocidad adaptativo desde hace ya unos años. La innovación principal es que este sistema toma control de la dirección para tomar curvas e incluso hacer cambios de carril en vialidades en donde las líneas que los dividen estén bien marcadas.

Tesla-Autopilot-5

Manejamos el Tesla Model S con esta tecnología y nos maravilló, checa la nota completa

Con 12 sensores ultrasónicos de largo alcance montados alrededor del vehículo, este puede analizar su entorno (hasta 16 pies a la redonda) en todo momento para hacer cambios de carril y próximamente a través de una actualización al sistema incluso podrá salirse de la autopista cuando el conductor así lo ordene. Como toda la tecnología está muy lejos de ser perfecta y es por eso que la marca menciona claramente que el conductor debe mantenerse al pendiente en todo momento de los movimientos del auto. Estos sensores están ligados directamente al sistema de frenos y Elon Musk, CEO de Tesla, ha declarado que este sistema es capaz de evitar hasta el 50% de los accidentes ya que este sabe cuándo hay un objeto acercándose demasiado al auto para ajustar velocidad y dirección y evitarlo, sin embargo, los sensores pueden cubrirse de polvo o tierra y eso tiene un impacto importante en su funcionamiento que podría no ser óptimo cuando esto así ocurra, es por eso que se recomienda que el conductor se mantenga al pendiente en todo momento.

También cuenta con una cámara montada en la parte trasera del retrovisor central que básicamente, funge como los ojos de todo el sistema y detecta peatones, señalamientos de límite de velocidad y las ya mencionadas líneas divisoras del carril, información básica para que el coche se maneje automáticamente y sin superar los límites de velocidad impuestos en cada camino.

Tesla-Autopilot-8

Para activar este sistema, hay que dar dos ligeros tirones a la palanca ubicada tras el volante y es entonces cuando el coche toma el control de la conducción, para desactivarlo basta con girar ligeramente el volante, así el auto sabrá que ahora es el conductor quien está de nuevo a cargo. La pantalla en el marco de instrumentos es vital para este sistema ya que ahí se muestran los posibles obstáculos que sean detectados junto con la trayectoria del auto.

Finalmente, este sistema es capaz de ‘aprender’ según las experiencias de otros automóviles en el camino, es decir, todos los Tesla están conectados uno con otro a través de la red y es así como un auto transmite lo aprendido durante el día para hacer el manejo de otros usuarios más seguro. Adicionalmente, existen actualizaciones constantes al sistema ‘sobre el aire’ como ocurriría con el sistema operativo de un teléfono inteligente, Tesla las sube a la red y el auto las descarga y las pone a funcionar al momento, sin necesidad de acudir a una concesionaria o de conectar nada.

Tesla-Autopilot-6

Sistemas similares

La firma de la estrella, Mercedes-Benz, recién presentó su sistema Drive Pilot en el nuevo Clase E que hace lo mismo que el sistema de Tesla, puede girar, acelerar o frenar el coche según la información que reciba de los sensores en el exterior. El sistema de Volvo en la XC90 que se denomina Pilot Assist puede conducirse solo, pero la gran desventaja es que solo lo hace hasta velocidades de 55km/h y si el conductor retira las manos del volante por más de 10 segundos, comienza a sonar el testigo pidiéndole que las regrese para mayor seguridad. BMW es una de la más prontas a lograr un auto 100% autónomo y sabemos que podría estar listo para finales de la década actual, por el momento, el Serie 7 ya ofrece un sistema que, si bien no cambia de carril, si es capaz de asistir al conductor para que el auto no se salga del carril en el que va y que funciona a velocidades de hasta 210km/h, pensado para las Autobahn alemanas sin límites de velocidad.

Mercedes-Benz-autonomo

Finalmente, Cadillac ya trabaja en un sistema similar al que llamará Super Cruise y permitirá que el auto se maneje sin pies ni manos, pero siempre estando atentos a posibles peligros que puedan haber pasado inadvertidos para los sensores del coche, como en el Tesla. Lo veremos en prototipos hacia finales de año y posiblemente esté disponible en los concesionarios hacia finales de 2017.

Pros y contras

La gran ventaja de estos sistemas es que, en el futuro, cuando la tecnología se haga popular y por costos sea accesible para las masas va a ser posible mover a una mayor cantidad de autos en vías principales a una mayor velocidad de forma segura, es una relación ganar-ganar ya que llegaremos más rápido a nuestros destinos y lo haremos más seguros. Por otro lado es innegable que, aunque esta tecnología seguirá perfeccionándose, no se puede dejar todo en manos de una computadora ya que como sabemos, podría fallar y causar daños fatales en los ocupantes. Recién hace unos días se dió a conocer el primer accidente mortal en un Tesla mientras trabajaba el Autopilot, existe una laguna legal ya que no hay ningún responsable directo. El conductor debió tener precaución del auto y las investigaciones realizadas apuntan a que estaba viendo una película en el auto y por eso no notó que el auto no frenaba. Este accidente pudo ser evitado con un poco de atención al camino, al entorno y a las acciones del sistema.

Otra desventaja que se nos ocurre es que, como entusiastas, disfrutamos de la conducción y será triste ver como cada día serán más las personas que dejarán de hacerlo. Existen marcas (léase: Ferrari, Lamborghini) que han declarado que jamás producirán coches autónomos ya que sus autos están pensados para que el conductor los disfrute, eliminar al conductor de la ecuación sería, evidentemente, eliminar a su razón de ser.