Al momento

Salón de Shanghái 2017: Mercedes-Benz Clase S 2018, el referente de toda una industria de renueva

Algo sucede con el Mercedes-Benz Clase S y sus variantes de Mercedes-Maybach y Mercedes-AMG, porque siempre se da a conocer una nueva generación sabemos que muchos de los artefactos y tecnologías que estrena comenzarán a aparecer en autos comunes en algunos años.

Tecnológicamente es uno de los referentes, y no solo dentro de su segmento, sino que es uno de esos autos a los cuales sigue toda la industria y ahora, esta actualización de media vida tiene todos los reflectores puestos en el Salón de Shanghái, en un mercado en donde los sedanes son de suma importancia como lo es el chino.

mb-s-amg_3

El nuevo Clase S hace gala de tecnologías de conducción semi-autónoma y estrena una nueva familia de motores de Mercedes-Benz en donde la principal novedad es que los V6 son suplantados por bloques con una disposición de cilindros en línea para un operar suave sin perder potencia. Todos los modelos, desde el S450 de entrada hasta el Mercedes-Maybach S560 reciben nuevos acabados y detalles en el exterior.

El auto recibe nuevas unidades con tecnología LED adelante y atrás, y el conjunto de diseño ostenta líneas curvas, tomando inspiración clara en su hermano menor, el Clase E. Por dentro es destacable la atención puesta en el detalle y la calidad de los materiales utilizados, dignos de uno de los referentes de la industria automotriz. Las dos pantallas táctiles ahora están cubiertas por una sola pieza de vidrio y el volante cambia su diseño por uno de tres radios.

El sistema de conducción semiautónoma, llamado Intelligent Drive, que utiliza cámaras y radares alrededor del auto para proveer de información a las computadoras centrales y es capaz de reducir marchas y aplicar los frenos si detecta que nos acercamos rápidamente a una curva pronunciada, pudiendo volver a acelerar en la próxima recta.

mb-s_3

Adicionalmente, también debuta un nuevo sistema de propulsión híbrido con energía de 48 voltios que se utilizan para impulsar un compresor eléctrico. El método es similar al que usa Audi en la SQ7, pero en este caso se coordina con el sistema de desactivación de cilindros para optimizar los consumos en todo momento.

El nuevo motor L6 de 3.0 litros se ofrecerá con dos niveles de potencia y el compresor auxiliar propulsado por electricidad puede acelerar a 70,000 vueltas en menos de 3 décimas de segundos, por lo que elimina el retraso característico de los motores turbo y mejora el desempeño. El sistema híbrido también puede entregar 20 caballos de fuerza directamente el cigüeñal para un total de 369 caballos y 362 lb-pie de par.

Las variantes S560 equipan el motor V8 biturbo de AMG con los compresores montados directamente en el valle de la ‘V’ para reducir las distancias de las mangueras y el lag de los turbocompresores. Este bloque desarrolla 463 equinos y también tiene la capacidad de desactivar 4 cilindros cuando no se demanda toda la potencia.

mb-s_8

También se ofertan dos motores de 6 cilindros alimentados por diésel para los S350d y S400d que estrenan la configuración de los cilindros en línea, pero no llegarán a nuestro continente. Más adelante, Mercedes-Benz lanzará una versión híbrida enchufable con una autonomía de 80 kilómetros, pero una versión puramente eléctrica ha sido descartada.

“El desarrollo de la nueva Clase S fue extensivo,”dijo Ola Källenius, miembro del consejo de Daimler para el desarrollo de autos de pasajeros. “Con una serie de nuevos atributos y funcionalidades el Clase S se mantiene como el pionero tecnológico.”

mb-s_9

El sistema Road Surface Scan es capaz de detectar irregularidades en el camino para preparar la suspensión y evitar brincos en la cabina, mientras que la suspensión neumática es capaz de inclinar la carrocería en curvas, del mismo modo en que lo haría una motocicleta, pero menos notorio, para que, en curvas, los pasajeros no se balanceen.

Finalmente, el lujo es llevado hasta el límite con el sistema Energizing Wellness, que combina todos los atributos de calefacción, ventilación, masaje, iluminación, sistema de sonido para alterar el humor de los ocupantes.

El Mercedes-Maybach S560 usa el mismo motor V8, pero agrega algunos detalles de equipamiento y colores especiales exclusivos para elevar la sensación de exclusividad y se ofrece únicamente con la batalla extendida.

Mercedes-AMG S63 y S65, las joyas de la corona

Los más radicales de la familia también reciben mejoras, en especial el S63 que en esencia se coloca como un Clase E con más espacio y atributos, pero utiliza el mismo tren motriz. Sale de la oferta el anterior 5.5 litros biturbo y los reemplaza con el mismo bloque de 4.0 litros que el S560, pero en este caso potenciado hasta los 603hp y 664 libras-pie, que van a los dos ejes a través del sistema de tracción integral y la caja automática con 9 cambios.

Por su parte, el motor V12 de 6.0 litros hace su aparición en el S65 y es ligeramente más potente, con 621 caballos y la monstruosa cifra de 738 libras-pie de torsión, pero como en este caso no hay tracción integral, acelera de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos frente a los 3.5 del S63.

mb-s-amg_4

Tomando al E63 como guía, el factor clave del desempeño del S63 será la suspensión neumática, el sistema de tracción integral y la caja de 9 marchas. El incremento en el ángulo del camber frontal se combina con una barra antivuelco más grande y un marco trasero más rígido para mantener el enrome sedán alemán bien plantado.

Utiliza rotores delanteros de 390 milímetros de diámetro con balatas de 6 pistones y las unidades traseras son de 360 milímetros con pastillas de un pistón, aunque opcionalmente se pueden elegir unidades carbono-cerámicas ideales para conducción deportiva.

mb-s-amg_10

“Impresionante potencia, torque y desempeño, así como como un diseño expresivo distinguen a los Mercedes-AMG S63 4Matic y S65,” comenta Tobias Moers, presidente de AMG. “Con el S63, dimos un paso al frente en el desarrollo para mantener el liderazgo dinámico.”