Al momento

A prueba: Mazda6 2017, el mediano de Hiroshima frente a sus competidores directos

La tercera generación del Mazda 6 llegó al mercado mexicano en 2014, fue uno de los primeros vehículos de la asiática en beneficiarse de las tecnologías mecánicas SKYACTIV y de las líneas de diseño KODO Soul in Motion. Ahora, el año modelo 2017, regresa al mercado con un ligero rediseño, y con tecnologías y componentes mecánicos mejorados.

Precios, versiones y equipamiento del Mazda6 2017

Después de estar tras el volante de este agraciado sedán mediano, encontramos muchas virtudes que lo pueden posicionar como el líder del segmento, el problema aquí es que su apartado de mercado, especialmente en nuestro país, está por demás competido y sus rivales directos ofrecen igualmente grandes prestaciones al usuario. De igual forma, el familiar de Mazda propone mucho y se establece como uno de los mejor logrados de la categoría.

¿Qué distingue al Mazda6 de sus competidores?  Su planteamiento estético-visual, su tecnología interna y la calidad que ofrecen los materiales del habitáculo. Cuando comparamos un Mazda6 con algún otro sedán del mismo tamaño, el ojo destaca rápidamente las líneas y los detalles decorativos del de Hiroshima. Con esto no demeritamos el diseño de sus contrincantes, simplemente percibimos que Mazda dedicó especial énfasis en su boceto óptico. Los interiores siguiendo el lenguaje del exterior, ahora lucen con acabados y materiales de mayor nivel, además de incorporar la tecnología de confort e info-entretenimiento más actual de la marca.

mazda6_teste_07

Propiedades técnicas y mecánicas

Bajo el cofre no hay cambios respecto a la interpretación 2016, se sigue albergando un 2.5 litros L4  SKYACTIV-G de 188 caballos y 184  lb/pie de par motor. Claro está que hoy en día ya no son necesarios los motores V6 de mayor cubicaje, actualmente se opta por propulsores de cuatro pistones con sobrealimentación que abastecen correctamente a estos sedanes intermedios. En el caso del Mazda6, no existen sistemas de inducción forzada y se ofrece un motor atmosférico.

Los cambios mecánicos llegan con el nuevo sistema G-Vectoring Control, que se encarga de distribuir la potencia y pesos del vehículo cuando este se encuentra virando para mejorar la estabilidad y el aplomo en curvas. Esta tecnología es muy interesante en manejos dinámicos en carretera, potenciando el agarre de los cuatro ejes y los neumáticos.

mazda6_teste_06

Seguimos percibiendo que el impulsor 2.5 litros sufre al mover la carrocería en carretera cuando esta está ocupada totalmente (5 personas), asimismo, la respuesta del motor se vuelve pausada (con peso) en subidas. Sin embargo, esta sensación de falta de potencia se reduce sustancialmente cuando activamos la modalidad “Sport”, misma que hace un poco más radical la reacción al acelerador y las revoluciones. Esta mecánica cuatro cilindros trabaja en equipo con una transmisión SKYACTIV-D automática de seis velocidades con modo manual que se puede controlar mediante paletas de cambio en el volante.

Hay que tener claro que las marcas han reducido la cilindrada de sus motores para contribuir en materia de eficiencia y reducción de gases contaminantes, aunque a más de uno le hará falta potencia con estos impulsores, tenemos que entender que el enfoque de esta era automotriz es reducir la contaminación, pero sobre todo producir vehículos equilibrados que ofrezcan un ahorro de gasolina considerable. Ese equilibrio está perfectamente logrado por Mazda con su Mazda6.

No obstante, encontramos algunas actualizaciones que tienen como objetivo hacer de este familiar un vehículo más confortable y silencioso. Según la armadora japonesa, se robustecieron algunos elementos de la suspensión y se incluyeron materiales de aislamiento acústico para reducir la sonoridad en un 25% para ciudad y en un 10% para carretera. Además, existen ayudas al conductor muy funcionales, por ejemplo: ABS, Control de Estabilidad y de Tracción, cámara de reversa, sensor de punto ciego y alerta de trafico trasero.

mazda6_teste_03

Comodidad completa

La fortaleza principal en este coche recae en el habitáculo, ofrece una precisa calidad de materiales y ensamble y, ahora, el diseño interno hace una perfecta combinación con lo bonito del exterior.

Se ofrecen formas, materiales y texturas que nos acercan a las sensaciones que otorga un coche Premium. Encontramos la pantalla táctil de 7 pulgadas recién recolocada y un nuevo tratamiento al Head Up Display, mismo que ahora tiene mejor definición y ofrece datos a color. La consola central también despunta por la incorporación de un freno de mano electromecánico.

No podemos dejar atrás elementos como el climatizador de dos zonas, los controles en el volante, el quemacocos, las vestiduras de piel y el sistema Mazda Connect que se puede manipular mediante la perilla central de mando ubicada en la consola central.

Calidad de marcha

Ya sea en ciudad o en carretera, el Mazda6 tiene un manejo bastante adecuado, de hecho, tiene diversas virtudes que lo hacen ser uno de los mejores exponentes del segmento. En ciudad, la suspensión y la dirección trabajan en conjunto para dar tranquilidad al conductor, pese a sus considerables metros de longitud, la facilidad de maniobra que ofrece es muy resaltable.

En carretera es constante y estable, la dirección se endurece para mejorar la solidez del manejo a velocidades altas. Gracias al chasis SKYACTIV el peso del vehículo se logró contener debajo de las dos toneladas, esto contribuye directamente a la conducción rápida en carretera. Si bien no extrañamos la mecánica V6, nos gustaría mejor respuesta del 2.5 litros de 188 HP en autopista.

Definitivamente este segmento se achica año con año gracias a los SUVs compactos, sin embargo el refinamiento y los espacios interiores siguen siendo de los sedanes medianos, ya que los todoterreno pequeños están basados en plataformas de citadinos subcompactos. Para nosotros el Mazda6 se posiciona dentro de los primeros tres lugares del nicho y atesora el mejor habitáculo y diseño exterior del apartado de mercado.

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 2.5 L SKYACTIV-G

Potencia máxima: 188 hp a 6,000 rpm

Par máximo: 184 lb/pie a 4,000 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, seis velocidades

Tracción: Delantera

Versión probada: i Grand Touring Plus ($468,900 pesos)

Rango de Precios: 368,900 a 468,900 pesos

 

NOS GUSTA

Diseño general

Calidad de marcha

NOS GUSTARÍA

Mejor respuesta del motor y la caja

Rivales directos (por precio y equipamiento)

toyota_camry_test_18

Toyota Camry

Camry es uno de los autos más importantes del mercado mundial, por su efectividad para ir del punto A al B, por su razonable costo de propiedad, por su efectivo valor de reventa. En Estados Unidos es un top seller y acaba de entregar 10 millones de unidades vendidas (en 2016 parece que conseguirá por ahí de 400 mil), por lo que, para los tiempos que hoy vivimos y con una competencia tan fuerte, habla de las cartas que tiene este sedán mediano. De hecho, es el sedán mejor vendido del mercado estadounidense.

Echa mano del V6 de 3.5 litros de la marca con 268 hp. No es el más potente del segmento, pero se percibe respondón, bien resuelto y acoplado a una transmisión de seis relaciones que le ayuda a ser vivaracho. Si bien la entrega de torque se da por encima de las 3,000 rpm (lo que emociona), tiene buen despegue, efectivo para rebases o incorporaciones en autopista.

Las paletas de cambio tras el volante acentúan la idea de estar ante un deportivo, aunque en la práctica la sensación de la marcha el Camry no renuncia al confort, con suspensiones  y dirección más bien suaves, ésta última de asistencia eléctrica que peca a veces de imprecisa por esa búsqueda de confort, pero al final quien busca un camino relajado lo agradece.

Kia_optima_Turbo_01

KIA Optima

En su quinta generación, el Optima es un auto que se percibe maduro, tanto en su diseño como en su puesta a punto, echa mano de líneas modernas y frescas sin ser en demasía extrovertido o radical.

En el interior encontramos que todos los controles están en donde uno esperaría encontrarlos, es casi alemán en este aspecto, muy bien ordenado con los mandos del clima en la parte inferior de la consola central, los del audio en la zona media y rematada con una funcional pantalla táctil en la zona superior. Los materiales son de excelente calidad, no sacrifica absolutamente nada en este aspecto con plásticos suaves al tacto y unos ensambles sólidos y duraderos.

Las versiones de entrada LX, EX y EX Pack están motivadas por un bloque de 2.4L con inyección directa de combustible que desarrolla unos muy correctos 185hp, sin embargo, para la versión SXL que probamos se reserva al 2.0L turbocargado que desarrolla 245hp y 260lb-ft de torsión y que resulta una verdadera joya.

VW_PASSAT_2016_TEST_01

Volkswagen Passat

Nuestra impresión del Passat es que es un automóvil completo y capaz que no recibe toda la atención que debería y es que desde versiones básicas cuenta con un muy completo equipamiento, el manejo, los motores y las cajas son de lo mejor que ofrece este segmento y el espacio en el interior, especialmente para las plazas traseras, es enorme, convirtiéndolo en una gran opción para un auto familiar por menos de 400,000 pesos.

Como se espera en un auto de este precio y enfoque, el Passat cuenta con un muy completo equipo de seguridad, 6 bolsas de aire, anclajes para sillas de bebe y control electrónico de estabilidad y tracción, por ejemplo.

El motor de 5 cilindros es suplantado por un V6 de ángulo angosto y 3.6 litros de desplazamiento que entrega 280hp a las ruedas delanteras a través de una inédita caja automática robotizada de doble embrague. Es un auto verdaderamente rápido y con arranques contundentes gracias a las 258lb-ft de par desde 2,500 vueltas y a los rápidos y precisos cambios de la transmisión.