Al momento

8 consejos para transitar con seguridad en cualquier vía

Cuando manejas un vehículo no estás solo, debes de tener claro que tu alrededor está repleto de otros conductores con diversos comportamientos de manejo y que cada uno merece respeto en la vía. Es fácil, simplemente no les hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

Para que tus días tras el volante vayan sin mayor problema, toma nota de nuestros ocho valiosos consejos de circulación.

1. Humildad primero

Por más años que lleves manejando nunca sobrevalores tus capacidades y las de tu coche. No eres el mejor de los automovilistas ni controlas las situaciones, durante la conducción, y sobretodo en México, debes permanecer siempre concentrado y con la mirada al frente para poder anticiparte a cualquier evento. De igual forma, se empático con los demás conductores, a ciencia cierta no sabes que es lo que esté pasando en el otro vehículo.

2. Intermitentes y direccionales

Anticípate a los demás y usa tus intermitentes antes de alguna maniobra, un error muy común en los usuarios de vehículos es el tardío despliegue de estas luces. Asimismo, advierte tu incorporación a la circulación, tus cambios de dirección y carril, tus rebases y tus paradas en vías de velocidad alta. Todos sabemos que si en nuestro país se usaran correctamente esta iluminación auxiliar, se reduciría considerablemente el nivel de accidentes.

3. Mantén tu distancia

Al momento de tomar el volante de algún automóvil la distancia de seguridad se convierte en un punto vital. Sabemos que en nuestra ciudad es complicado calcularla, pero para lograr una separación correcta entre vehículos, utiliza las líneas discontinuas del pavimento para tener una referencia; con el piso seco se recomiendan tres líneas de distancia y, cuando este está mojado son recomendables cuatro y hasta cinco en condiciones extremas. También te pueden interesar estos consejos para manejo en lluvia.

Además, gracias a nuestras “bellas” calles, este consejo se vuelve especialmente importante en México. Aunque suene triste, es necesario guardar distancia con el vehículo del frente, de lo contrario va a ser muy difícil lograr esquivar algún hoyo o coladera abierta.

4. Respeta la velocidad de circulación

En todo momento se consciente de la velocidad en la que transitas. Hay zonas en la urbe donde es realmente imposible ir a exceso de velocidad, si por alguna razón superas los limites en zonas escolares o con fuerte flujo de peatones, prácticamente podemos asegurarte un accidente.

Hoy en día la insonorización de los coches modernos hace que exista una separación entre la sensación de velocidad y rapidez real, nosotros te recomendamos usar el limitador de velocidad y el control crucero en autopistas (en caso de tenerlos).

5. Atento en entradas y salidas

Primero que nada, tienes que ser muy consciente de todo lo que implica incorporarse o salir de alguna vía rápida. Los vehículos que ya se encuentran en el flujo normalmente vienen a una velocidad mayor y es posible que no tengan espacio para esquivarte si entras lento. No desaproveches metros en los carriles de aceleración, úsalos para igualar o acercarte lo más posible a la velocidad con la que circulan los coches ya incorporados.

Por otro lado, en las salidas, abandona el carril de “alta” lo más pronto posible y procura no disminuir la velocidad hasta que te encuentres en un carril de desaceleración.

6. Benditas glorietas  

En las glorietas son muy comunes los accidentes, esto se da porque en muchos casos los coches se mueven por varios frentes. Para no tener problema en alguna de estas, checa el panorama antes y decide si parar o entrar al movimiento; si dudas terminarás frenando o cambiándote de carril y podrás recibir algún impacto en el eje trasero.

7. Las luces son tu armadura

Utiliza correctamente los grupos ópticos de tu coche, enciende las luces en ciudad cuando empieza a atardecer, recuerda que es mejor exagerar un poco que circular a obscuras. De igual manera, en carretera conecta las luces altas, pero eso si, cuida a los otros conductores y asegúrate de no deslumbrarlos.

Las luces antiniebla se llaman así por alguna razón, no abuses de esta iluminación y utilízala únicamente cuando sea necesario; en caso contrario molestaras al resto de los automovilistas.

8. Maneja calmado

No te molestes por algún conductor indeciso que no previene sus maniobras, nuestra mala actitud podría impulsar negativamente el evento, de hecho pese a que es difícil de creer, muchos accidentes de transito se deben a que el usuario “pierde la cabeza”. Para esto tenemos un análisis dedicado hacia el manejo zen.