Al momento

A prueba: Seat Ateca y analizamos su competencia más vendida, Honda CR-V, Nissan X-Trail y Mazda CX-5

Ateca es uno de los SUVs más esperados de los últimos tiempos, no sólo porque representaba una jugada necesaria para la marca española, sino por sus raíces de corte juvenil y deportivo tomando como base la nueva y efectiva plataforma MQB de Grupo Volkswagen.

¿Por qué destacamos la plataforma? Sobre ésta se fabrican el VW Golf, Audi A3 y su primo hermano el León, que ya conocemos de lo que son capaces.

seat_ateca_test_10

Como buen Seat, el diseño es consecuente con la gama e incluso muchos le califican como un León vitaminado, lo cual en el fondo no me parece nada malo; de hecho, es bueno pues este compacto hatchback goza de enorme aceptación por su calidad y excelente manejo que sienta una premisa favorable para el nuevo SUV.

Bien plantada

Independientemente de diseño, Ateca es uno de los SUVs más pequeños del segmento, con 4.3 m de longitud (CR-V, por ejemplo, prácticamente mide los 4.6 m), pero ofrece prácticamente la misma distancia entre ejes (2.6m) lo que le permite tener una buena habitabilidad y transportar cómodamente a cinco adultos o dar cabida a autoasientos sin tener que sacrificar espacio en las plazas delanteras. El mayor sacrificio se da en la cajuela (510 l para Ateca, 1,110 para CR-V).

Si la ubicamos por potencia, el SUV español se coloca también en la pelea en las versiones de entrada del segmento (aquellas con mecánicas de 2.0 litros y alrededor de 150hp), pero la marca busca ser una de las protagonistas con un foco puesto en el diseño y un tren motriz probado que sabemos que para eso se pinta solo el Grupo VW.

Ahora bien, por precio pelea también en la parte de media tabla con una muy buena relación de costo/equipamiento, por lo que Ateca tiene elementos muy valiosos para convertirse en un jugador destacado en el segmento y para la marca. En número redondeados cuesta entre 390 mil y hasta los 450 mil pesos; el segmento ronda desde los 370 y hasta los 520 mil pesos.

seat_ateca_test_29

La calidad de materiales en el interior va en el orden de lo visto en el León: plásticos de buena hechura, combinación de algunos detalles embellecedores como filos de tonos cromados o algunos perfiles de similitud con el color exterior.

Los asientos, de impecable fabricación y agarre, combinan hasta tres tipos de materiales con un diseño que propone mucho: costuras presentes y alcántara de color naranja que, la verdad, encanta.

Ofrece freno de mano eléctrico y un enorme techo panorámico que le suma mucho en el sentido que persigue: juvenil, deportiva.

El volante, de diseño muy deportivo, delgado en el centro, se percibe refinado y con un conjunto de controles para manipular la computadora de viaje y un ordenador de abordo sumamente completo. En esta versión, la Xcellence, permite agregar como equipo opcional un sistema de infotenimiento con SEAT Full link por alrededor de 3,500 pesos, que incluye Android Auto y Apple Car Play.

seat_ateca_test_30

Si bien no se incluyen sistemas como monitoreo de punto ciego, asistencia de cambio de carril o portón posterior eléctrico, en cambio el sistema de infotenimiento incluye un menú muy nativo de smartphones, con apps, poder reproducir fotos y video de nuestro teléfono y un completo programa de análisis y consejos de conducción para mejorar el consumo; una idea que se agradece y mucho, que además va en el orden lógico de la mecánica de Ateca, con inyección directa, turbo, con función de start&stop y desconexión de cilindros. Un motor moderno, efectivo.

También se cuenta con cámara de reversa mediante un sistema de varias para generar una visión de 360 grados que además ofrece diferentes vistas, incluyendo una muy efectiva única en el mercado; eso justifica que no se agreguen sensores de reversa delanteros.

Se suma también sistema de asistencia en el estacionamiento en paralelo y batería (pero

es mejorable, requiere mucho espacio). Aquí será cuestión del comprador decidir cuáles son los ítems de equipamiento que prefiere.

De hecho, la cantidad de opcionales para Ateca es impresionante, desde el color de la llave pasando por estribos y molduras de diseño más deportivo hasta calcomanías y embellecederos o protectores, diferentes escapes y varios ítems más.

seat_ateca_test_01

El gran remate

Lo mejor de Ateca es cómo se conduce. El chasis se percibe más bien firme y me parece que es una de las más ágiles del segmento, a pesar de que la suspensión trasera no es de las más elaboradas. Las reacciones son seguras y me gusta mucho la sensación de la dirección, comunica muy bien en dónde llevamos cada rueda.

Se siente ligera pero no por ello no tiene un manejo sólido o está mal insonorizada. Las reacciones se pueden modificar un poco con el sistema de modos de manejo que ofrece: hasta cuatro y que pueden modificar la respuesta del motor, caja, dirección y aire acondicionado. En el modo Eco el sistema start&stop se activa, la caja hace cambios buscando la relación más directa y la dirección es más suave. En el modo Sport la mayor diferencia es en la DSG: mucho más proactiva. Aquí es donde se saca mejor jugo a las paletas de cambio detrás del volante y la delicia de funcionamiento de una transmisión de doble embrague.

Seat tiene un excelente representante para un segmento altamente competido y con todo tipo de variantes. Su foco es fiel a la marca: bien equipado, con una orientación predominante en la conducción y la imagen. Es también una oferta con un foco que no lo tiene todo el segmento, que busca más apostar a un tema familiar que personal.

Su rango de precios es muy bueno considerando la mecánica, tamaño y equipamiento, en la parte media y me parece que nos da un poco más por lo que pagas, uno de los más grandes valores que tiene Seat en toda su gama.

Seat Ateca Xcellence
Motor: 4 cilindros, 1.5 L, 150hp y 185 lb/ìe
Transmisión DSG de 7 velocidades
Consumo oficial: Combinado: 18.8 km/l
Consumo en pruebas: Combinado: 12.3 km/l
Cajuela: 510 L
*0 a 100 km/h: 11.5 s
*100 a 0 km/h: 41.6 m
Versiones y precios:
Style: 386,900 pesos
Xcellence: 444,900 pesos
*Datos obtenidos con el equipo de pruebas Vbox proporcionado por Vbox México

Los rivales

Como decimos, es un segmento duro de roer y al ser una de las más nuevas, es obligado que el análisis lo pensemos frente a las tres más vendidas, revisando qué ofrecen y en qué se diferencia Ateca frente a estos fuertísimos productos.

Puedes revisar aquí todos los modelos que participan en el segmento

honda_crv_2017_test_04

Honda CR-V

Recientemente renovada, es uno de los SUVs más completos históricamente, pues es confiable, con uno de los manejos más confortables y gran habitabilidad. La nueva generación es una apuesta ganadora para la marca, pues mejora considerablemente su calidad interior y tren motor con el vanagloriado propulsor turbo de la marca que le suma, por primera vez en su historia, una dinámica hasta de sabor deportivo.

Su rango de precios es amplio y está bien ubicada de acuerdo a la demanda y rivales; destaca que además ofrece dos opciones mecánicas que son de las más potentes del segmento (2.4L de 188hp y 1.5T de 190hp).

Ofrece un equipamiento similar a la Ateca pero apuesta más al diseño, materiales, espacio interior y tren motor.

Echale un ojo a la prueba que hicimos a la nueva CR-V

 

Nissan_XTrail_2015_Compras04

Nissan X-Trail

Pronta a recibir una ligera actualización exterior e interior, sus más grandes atributos son la relación valor/precio y su manejo: confortable ante todo. Es de las más amplias de la oferta, tanto que es capaz de ofrecer una tercera fila de asientos. Mantiene la tracción integral que incluso puede agregar un modo Lock para salidas ocasionales del camino.

El equipamiento es un poco por encima del promedio, con detalles como monitor de punto ciego.

La gran diferencia con Ateca es el espacio; preferimos los interiores de la española, pero nos gusta de la japonesa su amplio equipamiento y una enorme opciones de versiones y precios.

 

Aquí hay más información sobre los puntos destacados de la X-Trail

 

mazda_cx5_2018_03-1024x768

Mazda CX-5

Otra de las favoritas por su calidad, diseño y manejo; para muchos la mejor del segmento pues todo lo que hace, lo hace bien y justo ahora, con la actualización de media vida, da un giro hacia un diseño y calidad aún mejor, materiales que no le piden nada a un auto Premium y una dinámica que ha sido más que probada.

Destaca frente a Ateca por el interior y al mismo tiempo se coloca como una de las que mejor se conducen. A su favor, también, el enorme valor que tiene para los clientes por su costo de mantenimiento y servicios, así como el valor de reventa, uno de los top tres del mercado

 

Te recomendamos que leas la prueba que hicimos a la nueva CX-5