Al momento

Los sistemas de seguridad de los autos modernos salvan vidas, pero, ¿cuáles son sus límites?

La mayoría de los autos modernos cuenta con sistemas avanzados de seguridad que, como ya sabemos, son capaces de salvarle la vida a los ocupantes en caso de una colisión. Sin embargo, todo tiene un límite, el funcionamiento cada uno de los sistemas de seguridad activa y pasiva está sujeto a una serie de leyes físicas que sencillamente no pueden cambiarse por completo, estos aditamentos logran jugar con esas leyes para llevarlas al límite, pero más allá resultan prácticamente inútiles.

Por ejemplo, cuándo un ser humano viaja a altas velocidades dentro de un automóvil, y el auto se detiene de forma repentina por una colisión, el cuerpo de los pasajeros seguirá moviéndose a la velocidad del auto hasta que haya algo que lo detenga, sea eso una bolsa de aire, cinturón de seguridad o, en el peor de los casos, el parabrisas del automóvil o algún objeto no apropiado para realizar dicha labor.

2017-honda-cr-v-crash-test

Los sistemas electrónicos de estabilidad y tracción son capaces de ayudar al conductor a mantener el control del automóvil en situaciones adversas, midiendo la velocidad, ángulo de giro y aceleración para calcular la trayectoria que el conductor desea seguir y luego, asegurándose de que así sea, aplicando los frenos de forma independiente para mantener el curso deseado.

Nos ha pasado nos encontramos con un accidente en la calle o autopista, o incluso vemos imágenes en periódicos y televisión, y nos preguntamos cómo es posible que un auto moderno, que se considera seguro, haya podido acabar en las condiciones en las que generalmente los vemos. Dicha pregunta tiene una respuesta clara y concisa y es que por más que los ingenieros se esfuercen para entregar estructuras estables y resistentes a choques, todo tiene un límite.

seguridad-poderconsumidor6

Las pruebas de impacto que realizan los organismos en todo el mundo se realizan a diferentes velocidades, Euro NCAP, Latin NCAP y IIHS hacen la prueba de impacto frontal, con un 40% de traslape, a 64km/h. Por su parte, la NHTSA hace la prueba con el 100% de traslape, o sea que impactan el auto de lleno con un muro de concreto, a una velocidad de 56km/h. A esas velocidades, un auto con 5 estrellas de calificación debería ser totalmente seguro, pero sucede que a veces los accidentes en el mundo cotidiano no ocurren de la misma forma.

En las pruebas de choque se intenta replicar de la manera más exacta las posibles condiciones de un accidente, pero en la calle, rodeado de postes, arboles, banquetas y de otras personas, aparecen variables que debemos considerar. Si aparte, triplicamos esas velocidades hasta sobrepasar los 160km/h, las probabilidades de que un accidente sea fatal crecen considerablemente.

nissan_versa_ncap

Un auto que se estrella con un poste a 80 kilómetros por hora posiblemente será capaz de soportar el impacto y proteger a los ocupantes; pero el mismo poste, siendo impactado a 160 o 180 kilómetros por hora se convierte en un cuchillo caliente cortando mantequilla, y puede alcanzar a los ocupantes con mayor facilidad e incluso partir al coche en dos.

Finalmente, diremos que uno de los sistemas de seguridad más valiosos, que aparte se encuentra en prácticamente todos los autos en México, es el cinturón de seguridad. Imaginemos a este dispositivo como la base sobre la cual están cimentados otros sistemas, como las bolsas de aire. La realidad es que el no tener el cinturón ajustado durante un impacto, nulifica el funcionamiento de todos los otros dispositivos con los que pueda contar un auto, esa es la razón por la cual insistimos en que sea utilizado en todo momento.