Al momento

Tesla saca del mercado a las versiones 60 y 60D de su Model S

El fabricante estadounidense, especialista en vehículos verdes, cesará a partir del 16 de abril la producción de las versiones accesibles de su icónico sedán. Las bajas ventas han sido las que han orillado a Tesla a prescindir de los servicios de sus variantes de acceso.

Según el fabricante californiano, los clientes que iban por un Model S en variantes 60 y 60D, terminaban adquiriendo un 75 o 75D. Esto obligó a la marca a realizar un estudio de mercado y finalmente, se tomó la decisión de sacar del mercado a las versiones más baratas del eléctrico.

La diferencia entre el modelo 60 y el 75 es básicamente la capacidad de las baterías, pues el primero incorpora una unidad de 60 kW/h, mientras que el segundo alcanza los 75 kW/H. Al momento de comprar, los clientes optaban por el motor con más rendimiento, ya que la tecnología y los sistemas integrados eran exactamente los mismos.

Para evitar problemas con sus clientes, Tesla lanzará una actualización para elevar el rendimiento de las baterías hasta alcanzar la capacidad de los vehículos de 75 kW/h, lo que entregará 338 km de autonomía en el Model S 60 y 351 km en el 60D. La velocidad máxima será de 225 km/h.